Vitamina D: una fuente de salud para nuestro organismo (I Parte)

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: VARIOS, XANIT SALUD | Fecha: 03-07-2018

2

Siempre se ha hablado de la Vitamina D como algo imprescindible para fortalecer nuestros huesos. Sin embargo, ahora se sabe que, además de mantener nuestros huesos y dientes fuertes, interviene en el funcionamiento de casi todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo. Más concretamente, es esencial para el proceso metabólico de intestino, cerebro, corazón, páncreas, piel y linfocitos.

Por eso cuando tenemos un déficit de Vitamina D, esto repercute en todo nuestro cuerpo, siendo muy importante corregir lo antes posible esta deficiencia.

 

La Vitamina D protege tu salud y te previene de posibles enfermedades

Es muy importante mantener bien los niveles de Vitamina D en nuestro cuerpo. Ya que, además de sus beneficios para los huesos, la Vitamina D previene la aparición de una gran cantidad de enfermedades:

  • Enfermedades autoinmunes
  • Resfriados
  • Enfermedades óseas (incluido el raquitismo)
  • Osteoporosis
  • Dolor de huesos y espalda
  • Depresión
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Hipertensión
  • Inflamación crónica
  • Trastornos del sistema inmunitario
  • Debilidad muscular
  • Psoriasis
  • Artritis reumatoide
  • Enfermedades neurológicas
  • Alzheimer
  • PMS
  • Cáncer

Esto no quiere decir que estas enfermedades sean causadas únicamente por una deficiencia de Vitamina D. Pero los investigadores creen que la falta de ella es un factor decisivo que contribuye a su desarrollo, y que mantener unos niveles adecuados de Vitamina D puede reducir el riesgo de que se originen estas patologías.

 

3 formas distintas de conseguir Vitamina D

Nuestro cuerpo puede obtener la Vitamina D que necesita diariamente de 3 formas distintas:

  • Exponer la piel al sol cada día puede ofrecer una fuente indirecta de vitamina D. Aunque la luz del sol en sí no contiene Vitamina D, fomenta la síntesis de esta vitamina en el cuerpo. Realizar una exposición sana a los rayos UVB del sol es la forma más natural y práctica de alcanzar los niveles adecuados.
  • Mediante la ingesta de alimentos naturales que contienen esta vitamina: pescado azul, mantequilla, leche, yema de huevo, queso…
  • Existen suplementos de Vitamina D que se convierte en una buena opción para las personas con insuficiencia de esta vitamina. Son prácticos y muy efectivos.

Síntomas de una carencia de Vitamina D

Son muchas las sintomatologías que hacen sospechar que un paciente tiene un déficit de Vitamina D:

  • Raquitismo en niños
  • Osteomalacia (ablandamiento de los huesos)
  • Osteoporosis (huesos frágiles)
  • El dolor musculo-esquelético
  • Susceptibilidad a las alergias
  • Infecciones de las vías respiratorias
  • Dolor orgánico

 

Estos síntomas mejoran e incluso desaparecen cuando se normaliza el nivel de Vitamina D en el cuerpo.

Comentarios (2)

[…] os dejamos el siguiente enlace para seguir aprendiendo más sobre este interesente […]

La vitamina D resulta fundamental para nuestro propio organismo. Un artículo bastante completo la verdad.

Escribe un comentario