La EPOC, una enfermedad pulmonar relacionada con el tabaquismo

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in MUNDO XANIT | Posted on 05-12-2013

Etiquetas: , ,

0

Aerosoles

Hoy queremos hablar sobre la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), una enfermedad que lamentablemente sólo el 17% de la población española conoce. Desde Expertos en Salud queremos contribuir a su conocimiento y prevención.

La EPOC en España:

La prevalencia actual de la EPOC en España se encuentra en torno al 10% en la población de entre 40 a 80 años. Tiene mayor incidencia en hombres, llegando a un 14%, frente al 4% en mujeres. Pero la tendencia actual es el aumento de la enfermedad en mujeres debido a su incorporación al hábito tabáquico. Por otra parte, el envejecimiento de la población hace prever un aumento de EPOC en los últimos años.

Causas:

La causa principal de esta enfermedad es el tabaco, llegando a un 90% de los casos diagnosticados, aunque no es la única. Respirar determinados humos o algunos factores genéticos pueden favorecer o incluso causar la EPOC.

Los fumadores pasivos también corren ciertos riesgos. El humo que se inhala, siendo fumador pasivo, se produce por combustión sin pasar por el filtro, conteniendo un porcentaje más alto de sustancias perjudiciales. Algunos especialistas han concluido que la exposición al humo del tabaco en la infancia también predispone a mayor riesgo de EPOC en la edad adulta.

Síntomas de la enfermedad:

La tos suele ser el síntoma más inicial y el ahogo el más importante. Inicialmente el paciente puede no tener síntomas relacionados.  A medida que la enfermedad avanza, percibirá un aumento considerable de tos, mayor expectoración y más sensación de ahogo.

Con el paso del tiempo el ahogo o disnea se irán incrementando progresivamente hasta producir un empeoramiento en la calidad de vida del paciente. La disnea suele ser el síntoma que más afecta en la vida diaria del paciente.

Prevención de la EPOC:

Como señalábamos anteriormente, el tabaco es el principal factor etiológico de la EPOC, por tanto, si desaparece, disminuiremos las posibilidades de desarrollar la enfermedad. Dejando de fumar conseguimos disminuir la pérdida de capacidad pulmonar y permitiremos que los tratamientos sean más eficaces, conseguiremos disminuir los síntomas, el desarrollo de infecciones y el número de crisis.

El diagnóstico

  • Los médicos nos enfrentamos diariamente a esta enfermedad, y solemos hacerlo con pacientes en una fase avanzada lo que supone ciertas dificultades:La primera dificultad, es el desconocimiento de la enfermedad y sus graves consecuencias. Se estima que alrededor del 40% de las personas con posibles síntomas no ha consultado a su médico, por tanto, la enfermedad no está diagnosticada ni tratada a tiempo. Los síntomas como la tos suelen achacarse únicamente al hábito tabáquico y el paciente no consulta a su médico hasta que comienza a sentir disnea y ver disminuida su calidad de vida.
  • Otra dificultad es que en ocasiones no se sabe distinguir entre el Asma y la EPOC; pese a que la obstrucción flujo aéreo tiene un carácter irreversible en segunda.

El diagnóstico de la EPOC debe ser confirmado con diferentes pruebas médicas, entre las que destaca la espirometría forzada, una prueba que mide la capacidad funcional respiratoria con un espirómetro mediante inspiración y expiración forzada. Igualmente son necesarias otras pruebas para realizar el diagnóstico diferencial y descartar otras patologías, tales como test broncodilatador, radiografía de tórax o, en ocasiones, tac de tórax.

El tratamiento y control de la enfermedad:

La EPOC es una enfermedad que actualmente no es curable pero que puede prevenirse y tratarse eficazmente.

La primera medida y fundamental es la deshabituación tabáquica. El uso de fármacos, la rehabilitación pulmonar o la cirugía de reducción de volumen, también mejoran los síntomas y, por lo tanto, la calidad de vida del paciente.

Además existen medidas preventivas, como la vacunación, que han conseguido disminuir las exacerbaciones del paciente con EPOC.

La EPOC y otras enfermedades:

Se ha relacionado la EPOC con el aumento de enfermedades como la pulmonía o infecciones respiratorias, además de enfermedades cardiovasculares (mayor riesgo de angina e infarto) y con otras patologías sistémicas como osteoporosis, glaucoma o cataratas. En los estadios iniciales de la enfermedad, las principales causas de muerte son el cáncer broncogénico y otros problemas cardiovasculares.

Tres consejos para aquellos que sufren EPOC:

  1. Se recomienda evitar el tabaco y ambientes contaminados.
  2. Cuidar la alimentación e intentar hacer ejercicio regularmente, para mantenernos sanos.
  3. Y también es fundamental conocer adecuadamente la medicación y reconocer las exacerbaciones para un correcto control de la enfermedad.

Dra. Carmen Soria

Neumóloga del Hospital Vithas Xanit Internacional