Real Food, la nueva tendencia nutricional. 0% procesamiento, 100% frescura

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Nutrición | Fecha: 06-12-2017

0

 

La nutrición tiene cientos de vertientes que se ajustan a los objetivos que cada uno se propone para mejorar su alimentación y, por consiguiente, su salud. Cada poco tiempo aparecen nuevas combinaciones, hoy, con la ayuda de Rafael Estrada, dietista del Hospital Vithas Xanit Internacional,  vamos a contarte de qué trata el “Real food” y cómo implementarlo en tu día a día.

Para todos aquellos que no hayan oído hablar sobre esta clase de alimentos, Carlos Ríos, nutricionista y creador de realfooding.com lo define como “todos aquellos alimentos mínimamente procesados o cuyo procesamiento industrial o artesanal no haya empeorado la calidad de la composición o interferido negativamente en sus propiedades saludables presentes de manera natural»

 

Alimentos reales, cambios saludables
En la actualidad existen cientos de formatos o tipos de dietas: dietas milagro, dietas alcalinas, dietas especiales, etc. Lo que intentamos en consulta con la recomendación de comida real, es precisamente evitar este tipo de dietas sin supervisión de un profesional cualificado, o sin cumplir los valores nutricionales adecuados. Recomendando comprar y cocinar comida real, conseguimos resultados sorprendentes a medio y largo plazo, desde casos de ansiedad que cesan en cuestión de 2 meses, a casos de deportistas de élite que consiguen mejorar de forma considerable su rendimiento deportivo.

Lo primero, acudir a un Dietista-Nutricionista, el papel del profesional en estos casos es esencial. No podemos pretender cambiar nuestro día a día de golpe. Los cambios de hábitos son progresivos, pasito a pasito, de esta manera conseguiremos ser constantes y que nuestro cuerpo se adapte.

 

La diferencia entre un alimento procesado y uno Ultra procesado

Todo alimento que tenga etiqueta, por norma general, es procesado o ultra procesado. En este punto debemos matizar que existen un grandísimo grupo de alimentos Procesados (es necesario aprender a diferenciar entre alimentos procesados y alimentos ULTRA procesados) Dentro de los alimentos procesados existen muchas opciones saludables, no podemos decir lo mismo de los ultra-procesados, estos no tienen cabida en nuestra alimentación diaria si nuestro objetivo es vivir de forma saludable y placentera.

 

Real Food: Ahorrando con más mercado y menos supermercado 

Dentro de nuestro papel como profesional, está enseñar y orientar a los pacientes, por ejemplo, a identificar este tipo de dudas o cuestiones económicas, cuando realizamos la compra en base a las recomendaciones industriales, alimentos ultra-procesados (intereses económicos, no de salud) realizamos un gasto muchísimo mayor, que si compramos comida real en el mercado de nuestro barrio, pueblo o ciudad.

De hecho, en otra época, nuestro país fue testigo de cómo una familia con el mínimo de ingresos mantenía a 8, 9 o 10 miembros, solo y exclusivamente cocinando con productos de temporada, de la tierra, del mercado de abastos, cocinando y comiendo la comida de siempre. Es aquí donde tenemos que intentar reflexionar, ¿Realmente queremos que nuestros hijos y nuestras hijas coman lo que pillen? Lo ideal es que coman lo que coman, estén lo más saludable posible ¿Verdad? Pues animar a los más pequeños a realizar la compra, cocinar en familia y, por consecuente, comer en familia, es la mejor de nuestras elecciones. Comida real, vida sana y disfrutar de los beneficios de una familia saludable y sin ansiedad, sin cambios de humor y sin muchísimos más factores que derivan de la vida sedentaria, de las patologías adquiridas por el altísimo consumo de alimentos ultra-procesados y la falta de actividad física. Podemos conseguir un mundo mejor y todos en familia.

 

La comida real, futura orientación de la nutrición 

No deberíamos olvidarnos de que nuestra rama es sanitaria. Por lo tanto, nuestra labor como profesional es ayudar y orientar en lo máximo posible a los pacientes que lo requieran. La nutrición está en constante cambio y siempre estamos reciclando, innovando y mejorando nuestra metodología de trabajo.

Es la base de la nutrición consciente del futuro, nosotros somos parte del cambio y seremos protagonistas en los próximos años, a nivel social, cultural, político y sanitario.

Escribe un comentario