Las claves para un posparto respetado

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: VARIOS | Fecha: 03-07-2013

0

pos_parto_respetado_xanit

Durante nueve meses, el cuerpo de la mujer se ha ido adaptando para dar soporte vital al bebé, tiempo en el que la madre se va preparando y tomando las decisiones acerca del parto que desea tener. Después, tras haber experimentado un parto respetado, la mujer debe tener total libertad para expresar sus deseos, sus miedos y sus expectativas a lo largo de su puerperio. El posparto es, sin lugar a dudas, una etapa de gran importancia en el comienzo de la maternidad, donde un cuidado adecuado beneficiará a la madre y al bebé en un futuro.

Entonces, ¿qué es un posparto respetado?

Estas son algunas de las claves para estimular la recuperación de la forma más saludable. Las claves de un posparto respetado:

  • Recuperación espontánea. Esta es la que tiene lugar durante los dos primeros meses tras el parto, cuando la madre y el bebé deben de tomarse su tiempo para recuperar fuerzas, disfrutar de la lactancia y afrontar las primeras necesidades de la crianza del bebé.
  • Descanso y asentamiento de la relación entre la madre y el bebé. Es importante aprender a disfrutar del bebé. A veces, la madre se siente desbordada por el agotamiento y las responsabilidades, pero es algo normal. Por esta razón, es responsabilidad de todos que tanto ella como el bebé puedan disfrutar de un posparto respetado.
  • Cuidado de la dieta. Sin someterse a regímenes estrictos, se necesita tiempo para recuperar la figura de una manera gradual y sana. Mantener una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, un buen aporte de vitaminas y minerales es fundamental en el embarazo, pero también favorece la lactancia en el posparto y ayudará a la madre a sentirse mejor.
  • Recuperación del estado físico. Durante el embarazo, el tamaño del útero aumenta y los pechos se preparan para la lactancia, esto produce cambios hormonales sobre los tejidos blandos y las articulaciones, de los que el cuerpo necesita recuperarse. Además, el aumento de peso también genera cambios en el centro de gravedad del cuerpo y en el abdomen y puede provocar adaptaciones posturales y sobrecargas musculares.
  • Fortalecimiento del suelo pélvico. En el momento del parto, la distención de los músculos del suelo pélvico puede ser un factor de riesgo para la calidad de vida de la mujer, puesto que este grupo de músculos se encarga de la continencia urinaria y de las heces, el sostén y el soporte de las vísceras pélvicas y la sexualidad.Por este motivo, el suelo pélvico y el periné merecen un cuidado especial durante el embarazo y el posparto para garantizar una recuperación óptima, carente de consecuencias.
    • Tanto para recuperar el estado físico en general como para tonificar el suelo pélvico, existen algunos ejercicios muy recomendables:
      • Ejercicios circulatorios. En el posparto inmediato los ejercicios circulatorios pueden disminuir la hinchazón de manos y pies, además de ser una medida antiinflamatoria de la región perineal.
      • Ejercicios de Kegel. Son las famosas contracciones del suelo pélvico y no precisan de una dedicación en exclusiva sino que pueden ser realizadas en diferentes situaciones cotidianas.
      • Ejercicio aeróbico y gimnasia abdominal hipopresiva. Caminar, patinar, nadar, yoga, fisiopilates, etc.;además de prestar especial atención a la reeducación abdominal con gimnasia abdominal hipopresiva, que asegura la recuperación de la cintura sin riesgos de sobrecarga para el suelo pélvico ni la columna lumbar.El tono muscular debe trabajarse de forma progresiva, tomando precauciones para no realizar sobreesfuerzos que puedan entorpecer la recuperación.
  • Acudir a un especialista. Cada mujer necesita recibir consejos personalizados. No solo es importante saber qué ejercicios hay que realizar sino cuándo, cómo, dónde…
  • Fisioterapia.  Durante el embarazo, se recomienda visitar a un fisioterapeuta perinatal para ayudar a preparar el suelo pélvico para el parto. Después, durante el posparto, puede dar respuesta a secuelas como la incontinencia urinaria, el dolor pélvico, la mejora de la movilidad lumbopélvica o las disfunciones sexuales gracias a las técnicas de reeducación del suelo pélvico, la reeducación abdominal y la reeducación postural.
  • Osteopatía. A veces resulta indispensable un tratamiento osteopático completo ya que tras el parto la mujer sigue bajo la influencia hormonal de la relaxina. Esta hormona actúa sobre las articulaciones y tejidos blandos del cuerpo para aumentar la elasticidad y favorecer el paso del bebé por el canal del parto. El posparto es el momento idóneo para solucionar las alteraciones músculo-esqueléticas que hayan podido surgir durante el embarazo, incluso aquellas que se hayan podido acarrear o a lo largo de los años.
  • El tiempo de recuperacióndepende de cada mujer. El periodo de recuperación posparto puede prolongarse hasta un año después, en función de los factores de riesgo que haya tenido en el embarazo y como haya transcurrido el parto. Dependerá de las necesidades físicas y emocionales de cada mujer.

Desde Xanit Hospital Internacional queremos contribuir a recordar la importancia de un posparto respetado, respondiendo, siempre y cuando la mujer lo necesite, a las dudas que le vayan surgiendo, aconsejándola y acompañándola durante todo el proceso y ofreciendo todas las comodidades tanto al bebé como a la mamá. Nos gusta creer en un posparto respetado.

Elena Molina

Fisiterapeuta especialista en reeducación del suelo pélvico

 Xanit Hospital Internacional

Escribe un comentario