¿Qué es la Pirámide de la Actividad Física?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Fecha: 26-09-2019

0

La OMS define que “la salud es un estado de bienestar físico, mental y social completo, y no meramente la ausencia de mal o enfermedad”. Por lo tanto, contempla el estado saludable de la persona desde el punto de vista de la calidad de vida y no simplemente desde la perspectiva médica. De ahí que sentirse sano contempla una visión más amplia que abarca desde nuestra actitud mental del día a día hasta la información que disponemos acerca de temas relacionados con la salud que nos afectan o preocupan.

En esta visión global de la salud humana, vivir con mejor calidad es esencial y ello está muy relacionado con la pirámide de la actividad física.

Hoy, el Dr. Cabrera, cardiólogo de nuestro hospital y responsable del Grupo de Trabajo de Cardiología del Deporte en la SAC nos explica en qué consiste esta pirámide y nos ofrece algunos consejos para llevar a cabo un estilo de vida saludable.

Esta pirámide nos muestra gráficamente, y en un primer vistazo, la forma en la que deberíamos combinar los distintos tipos de actividad física para conseguir un estilo de vida activo y saludable.

 

Así es la pirámide de la actividad física

La pirámide de la actividad física tiene cuatro escalones en los que se muestra el peso de la importancia de cada una de nuestras actividades cotidianas. De abajo hacia arriba los describiríamos de la siguiente forma:

  1. El primero, que es la base, hace referencia a la actividad física que hacemos a diario y sin casi darnos cuenta: tareas del hogar, pasear al perro, jugar con los niños, lavar el coche, pasear, andar hasta el trabajo, subir por las escaleras en lugar de por el ascensor…
  2. En el segundo escalón, están las actividades aeróbicas que cumplen con la definición de ejercicio físico con una duración de más de 30 minutos y que se realiza de 3 a 5 días combinando intensidades moderadas con altas: caminar rápido, senderismo natación, bicicleta, running, deportes de raqueta, fútbol…
  3. En el tercer escalón estarían los ejercicios generales de fortalecimiento muscular que se realizan al menos 2 días a la semana y que, idealmente, combinan ejercicios de flexibilidad: yoga, pilates, ejercicios con pesas, bandas elásticas o flexiones.
  4. La punta de la pirámide hace referencia a todo aquello que deberíamos evitar en la medida de lo posible y que constituyen el estilo de vida más sedentario: TV, ordenador, videojuegos, ascensor, conducir para todo, estar 8h de trabajo sentado…

Como podemos observar en esta pirámide, la recomendación de hacer ejercicio es casi diario, pero no se trata de ir al gimnasio a diario. Debemos descansar, realizar ejercicios aeróbicos regularmente y fortalecer la musculatura para que las articulaciones se encuentren en condiciones de darnos mejor calidad de vida.

El descanso es también muy importante. Dormir al menos 7 horas todos los días no sólo afecta muy favorablemente a nuestra salud por muchos motivos, sino que también hará que nos recuperemos y asimilemos mejor nuestras sesiones de ejercicio.

No descansar lo suficiente, tener hábitos no saludables, no cuidar la alimentación, el estrés, estar toda la jornada laboral sentados, etcétera, es lo que debemos evitar, ya que esto afecta negativamente a nuestra salud. Por eso debemos poner actitud para evitarlo. Por ejemplo, siempre podremos organizar en las 7, 8 o 10 horas de jornada laboral, un momento para estirar las piernas, adoptar buenas posturas e incluso realizar algún estiramiento suave.

 

Repercusiones de esta pirámide en nuestro corazón

Si seguimos las recomendaciones de la pirámide de la actividad física y realizamos el deporte en los tiempos recomendados, nuestro corazón se hace más grande, eficiente y menos vulnerable a las enfermedades.

Nuestro corazón es parte de nuestro cuerpo y sufre cuando no es tratado de la forma correcta. Por ejemplo, con el exceso de sal, azúcares o alimentos procesados que favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Además, es muy importante dormir al menos 7 horas todos los días para recuperarnos y empezar el día siguiente con energía.

Desde el Hospital Vithas Xanit Internacional te animamos a seguir estos consejos de la pirámide de la actividad física, ¡verás cómo empiezas a sentirte mejor, lo que repercutirá positivamente en tu salud!

Infecciones virales más frecuentes durante la infancia

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: PEDIATRÍA | Fecha: 20-09-2019

0

La vuelta al cole y la bajada de las temperaturas hace que las infecciones virales se disparen en esta etapa. Hoy, el Dr. Antonio Conejo, responsable del Servicio de Pediatría de Vithas Xanit, hace un repaso por las patologías virales más comunes en niños en la edad escolar y nos explica cómo debemos abordar estas patologías.

 

Fiebre sin foco

La fiebre es un signo común a prácticamente todas las infecciones. En ocasiones, los virus producen, además de la clínica general (pérdida de apetito, etc.), fiebre que no se asocia a ningún otro síntoma y se acompaña de una exploración totalmente normal. A esta situación se la llama fiebre sin foco y es extraordinariamente frecuente en la infancia. Generalmente dura entre 3 y 7 días, quitándose sola posteriormente sin necesidad de ningún tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

El único tratamiento es tratar de controlar los síntomas, en este caso el malestar general, con la medicación habitual (paracetamol o ibuprofeno). La fiebre como tal no necesita tratamiento, ya que es un mecanismo de defensa que hace que los virus se dividan con más dificultad, lo que acelera la recuperación de la infección. Sin embargo, cuando la fiebre causa malestar o decaimiento, sí se recomienda usar la medicación antitérmica habitual para mejorar el confort del paciente. Esto significa que hay que fijarse más en cómo de activo está el niño que en lo que dice el termómetro a la hora de decidir si dar alguna medicación o no. Si tiene fiebre pero el niño está activo, no hay que darle nada.

En general, se recomienda no alternar la mediación antitérmica, sino utilizar la menor cantidad de fármacos posible para controlar los síntomas. Si puntualmente lo necesita, puede utilizarse un segundo fármaco de forma alterna, pero la norma debería ser no hacerlo.

Puede pasar que la medicación consiga bajar un poco la temperatura pero queden algunas décimas. Esto es frecuente y no se asocia en general a mayor gravedad.

 

Nasofaringitis aguda (catarro de vías altas)

Los catarros virales son probablemente las infecciones más frecuentes de todas, sobre todo durante el curso escolar. Los síntomas principales son la tos, los mocos y la fiebre, además de los síntomas generales ya comentados (falta de apetito, etc.). Es muy frecuente que los niños se pasen los 2-3 primeros años de su vida continuamente con mocos, sobre todo durante el invierno.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

Si no hay ninguna complicación al respecto, como otitis, problemas de audición o sinusitis, lo único que se puede hacer es tratar los síntomas. La fiebre se trata igual que se ha comentado en el apartado anterior, con paracetamol o ibuprofeno. Además de tratar la fiebre, podemos intentar limpiar la parte alta de la garganta y la nariz con lavados nasales para que el niño esté más cómodo a la hora de respirar e incorporarlo un poco para dormir para que la mucosidad no caiga directamente sobre la garganta y dispare el reflejo de la tos. Seguro que ha oído esta información en multitud de ocasiones por parte de su pediatra.

 

Bronquiolitis aguda

La bronquiolitis es el primer episodio de dificultad respiratoria en un niño menor de 2 años. Es muy frecuente todos los años durante el invierno y está causada por multitud de virus, aunque el más frecuente es el llamado “virus respiratorio sincitial”, conocido por sus siglas VRS. Afecta principalmente a niños de menos de un año. Empieza exactamente igual que un catarro de vías altas, pero en lugar de ir mejorando poco a poco, el niño va empeorando, con aparición de dificultad para respirar progresiva.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

Al igual que la inmensa mayoría de infecciones virales, la bronquiolitis no tiene tratamiento curativo. Las medidas son similares a las del catarro de vías altas, con lavados nasales y posición incorporada. Como la mucosidad y la dificultad para respirar hacen que sea difícil tomar el pecho o el biberón, también se aconseja dar tomas de menor cantidad más veces al día. En ocasiones, se pueden administrar algunos aerosoles en el hospital para hacer que respire un poco mejor durante un tiempo, aunque eso no hace que el cuadro se cure antes ni evita las posibles complicaciones. En otras ocasiones, los niños pueden necesitar oxígeno, aerosoles repetidos o alimentación a través de una sonda, por lo que necesitan ingresar en el hospital.

La bronquiolitis es una enfermedad que puede ser grave, por lo que si el paciente tiene menos de 6 meses, come menos de la mitad de lo normal, tiene mucha dificultad para respirar o se queda sin respirar durante algunos segundos, es recomendable acudir a urgencias para una valoración pediátrica.

 

Gastroenteritis aguda

Los síntomas más frecuentes son la diarrea, el dolor abdominal, los vómitos y la fiebre, aunque no tienen por qué estar todos presentes a la vez (puede haber sólo vómitos, por ejemplo).

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

Lo más importante en el caso de las gastroenteritis es evitar la deshidratación. Sabemos que un niño está deshidratado cuando se encuentra muy pálido, ojeroso, adormilado, con la boca y los ojos secos.

Cuando el paciente está perdiendo mucho líquido en las heces y/o los vómitos, hay que reponer esa pérdida de agua y sales para que no se produzca un desequilibrio. La forma de elección para hacerlo es por la vía oral, mediante sueros comerciales preparados con la composición necesaria para esta situación. Cuanto más líquido se pierda en las heces y los vómitos, más cantidad de suero habrá que tomar. Siempre se recomienda que se haga de forma continua durante todo el día y en sorbos pequeños para evitar desencadenar el vómito. En el caso en que los vómitos sean muy frecuentes y no se tolere ni siquiera el suero, existen algunas medicinas que pueden parar los vómitos de forma eficaz para poder así reponer las pérdidas de líquidos por la boca.

Cuando la medicación para los vómitos no es eficaz o existe ya una deshidratación importante, puede ser necesario la rehidratación por vía intravenosa, para lo cual se necesita ingresar en el hospital durante unas horas o días. En esos casos más graves, puede ser necesario realizar algunas analíticas para comprobar que no se han perdido sales minerales en exceso o para planificar su reposición en caso de que sí haya un desequilibrio.

Pueden ser útiles los probióticos, que son concentrados de bacterias que forma parte de la flora habitual del intestino y que pueden ayudar a acortar la duración de la diarrea. La mayoría de los sueros comerciales llevan ya probióticos incorporados a su fórmula, lo que facilita mucho su administración.

En cuanto a la alimentación, no hace falta seguir una dieta especialmente blanda. Es mucho más recomendable tomar una dieta suave o normal que le apetezca al niño que forzarlo a comer algo que no quiera. El beneficio de la clásica dieta blanda no está bien establecido, así que no es demasiado importante insistir en ella. La leche, salvo datos de intolerancia a la lactosa que le dirá su pediatra, se puede tomar con normalidad. La lactancia materna, por supuesto, debe mantenerse sin cambios.

 

Manchas en la piel

Las manchas cutáneas, conocidos como “exantemas”, son muy frecuentes en la infancia como consecuencia de multitud de infecciones virales. Aunque son llamativas porque afectan a la piel, la inmensa mayoría de ellas son totalmente banales. Suelen aparecer bruscamente, aunque en general pueden seguir saliendo más manchas a lo largo de algunos días, para luego desaparecer poco a poco en días o semanas. La mayoría de las veces no se acompañan de otros síntomas (picor, dolor, etc.), aunque a veces pueden presentar fiebre. Hay algunos virus que producen cuadros específicos con nombre propio, como la varicela o el boca-mano-pie, pero la mayoría son inespecíficos y no es posible saber el virus causante, lo cual no es necesario ya que se quitan solas sin tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

En general, no hay que hacer nada salvo observar la evolución en casa. Sí puede ser importante identificar un tipo concreto, las “petequias”, que son unas manchas muy pequeñas, violáceas, que no desaparecen al extender la piel o poner un vidrio sobre ellas (se puede probar en casa con un vaso, por ejemplo). Aunque estas petequias se producen por infecciones virales banales en la gran mayoría de los casos, a veces pueden relacionarse con infecciones más graves cuando se acompañan de fiebre, por lo que es recomendable acudir a urgencias para valorar al paciente en estos casos.

RCP, todo lo que debemos saber

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Fecha: 05-09-2019

0

RCP corresponden a las siglas de reanimación cardiopulmonar. Consisten en una serie de maniobras universales y estandarizadas que se ponen en práctica ante una parada cardiorrespiratoria y se incluyen en lo que se conoce como cadena de supervivencia.

La parada cardiorrespiratoria se define como una pérdida súbita, inesperada y potencialmente reversible, de conocimiento, acompañado de un cese de la respiración y de los signos de vida.

Se estima que se producen unas 65 paradas cardiorrespiratorias por cada 100.000 habitantes al año, lo que se traduce en una parada cada 20 minutos. La principal causa de parada cardiorrespiratoria es de etiología cardiaca, el 75% se producen en el domicilio y un alto porcentaje son presenciadas. Es por esta razón que es fundamental la necesidad de difundir entre la población el conocimiento de algunas maniobras que nos permitirán intervenir ante una parada cardiaca.

Hoy el Dr. Pablo De Rojas, responsable del Servicio de Medicina Intensiva de nuestro hospital, nos ofrece algunas pautas de actuación si presenciamos una parada cardiorrespiratoria.

Ante una sospecha de parada cardiaca lo primero que debemos de hacer es ponernos seguros en un sitio exento de peligro para nosotros (retirar a la víctima de la carretera, sacarlo del agua en caso de ahogamiento, etc.). A continuación, comprobaremos la ausencia de consciencia moviendo enérgicamente a la víctima e incluso provocándole dolor con estímulos enérgicos. Si no responde a estímulos y no se trata de un traumatismo severo, realizaremos la maniobra frente-mentón extendiendo la cabeza y subiendo la mandíbula, de esta manera abriremos la vía aérea. Posteriormente comprobaremos si la víctima respira, acercando nuestro oído a su boca y examinando también si se eleva el pecho, OÍMOS si sale aire y SENTIMOS la exhalación del aire.

Si comprobamos que la víctima no respira determinamos la situación de parada cardiaca y comenzaremos con las maniobras de RCP.

¿Cómo se llevan a cabo las maniobras de RCP?

Para llevar a cabo esta maniobra deberemos desnudar a la víctima y realizar compresiones torácicas, con el talón de la mano en el centro del pecho cruzamos nuestras manos, sobre el esternón y con una fuerza que deprima el tórax de la víctima unos 5 – 6 cms y a un ritmo de 100-120 compresiones por minuto. De esta manera “estrujaremos” el corazón sustituyendo transitoriamente su función de bomba.

Se acompañará de ventilaciones que se realizan a través del boca a boca. Para ello sellamos con nuestros labios los labios del enfermo y pinzamos la nariz, realizando dos insuflaciones y asegurándonos de que se eleva el pecho (solo así son efectivas). Se realizará a un ritmo de 30 compresiones alternadas con 2 insuflaciones.

Está ampliamente demostrado que con la maniobra frente mentón y con las compresiones torácicas realizadas de manera precoz y correcta se pueden salvar muchas vidas.

Como tercer eslabón de la cadena de supervivencia está la desfibrilación precoz. La primera causa de parada cardiaca extrahospitalaria es de etiología cardiaca secundaria a un infarto y es provocada por una arritmia. Esta arritmia responde en un alto porcentaje a una desfibrilación precoz. Es por ello que se preconiza el uso de la desfibrilación tan pronto como sea posible.

En cuanto a paradas cardiacas de origen pediátrico, su causa más frecuente es por obstrucción de vía aérea secundaria a la ingesta de un cuerpo extraño, por eso es fundamental la prevención y el conocimiento de técnicas de desobstrucción de la vía aérea. En cuanto a la realización de las maniobras de resucitación cardiopulmonar para la población general, son similares a las del adulto, teniendo en cuenta que las compresiones torácicas, obviamente, se realizarán con un par de dedos o con el talón de la mano, dependiendo del tamaño del niño.

En la actualidad está ampliamente demostrada la utilidad de estas sencillas maniobras y vigiladas y recomendadas por asociaciones que preconizan y estandarizan su uso, recomendando su conocimiento a la población general y el acceso precoz y universal a desfibriladores.

Hay múltiples opciones de acceder a cursos, donde por medio de maniquíes se aprenden las técnicas básicas que salvan vidas.

En nuestros centros Vithas disponemos de un plan de formación estandarizado que asegura que todos los trabajadores están formados para saber actuar en este tipo de incidentes.

¿Qué debemos hacer si presenciamos una parada cardiorrespiratoria?

Ante una sospecha de parada cardiorrespiratoria es importante conocer la cadena de supervivencia, que se compone de 4 eslabones:

  1. Avisar al teléfono universal de emergencias 112 y seguir sus recomendaciones.
  2. Recuerde la hora, luego se la preguntarán
  3. Iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar
  4. Solicitar, si es posible, un desfibrilador externo automático.
  5. Esperar la llegada de servicios médicos avanzados, sin dejar de hacer compresiones.

 

Vídeo de la Fundación Española del Corazón.

Enfermedades oculares en verano, ¿proteges tus ojos lo suficiente?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: OFTALMOLOGÍA | Fecha: 13-08-2019

0

Crema solar, sombreros y gorros, sombrilla, hidratación… Son medidas que tomamos para proteger la piel del sol, pero, ¿sabías que nuestros ojos también necesitan protección del sol en esta época? En verano nuestros ojos están más expuestos a lesiones, ya que, en estos meses, solemos pasar más tiempo al aire libre. Esto hace que las disfunciones oculares y los problemas de visión aumentan un 25% en comparación con el resto del año. Hoy, el Dr. Cilveti, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos habla de las patologías oculares en verano.

 

¿Qué factores influyen a la hora de desarrollar una lesión ocular?

Ya sea en playa, piscina o montaña, la exposición al sol y al agua, son dos de las causas principales por las que podemos desarrollar patologías oculares.

La excesiva exposición al sol en los meses estivales es sumamente negativa para nuestros ojos, y en especial para los niños. Además del daño superficial en la córnea, los rayos ultravioletas se asocian a la aparición precoz de cataratas, lesiones retinianas como la DMAE y una mayor incidencia de tumores pigmentarios como el melanoma ocular.

También influyen otros factores irritantes como el aire acondicionado, el calor y los ambientes secos. Estos condicionantes provocan que las lágrimas se evaporen, originando sequedad ocular.

En general, a causa de estos factores, las enfermedades oculares más comunes que podemos desarrollar en verano son conjuntivitis, erosiones corneales, queratitis punteadas y síndrome del ojo seco, entre otras.

 

¿Qué serie de medidas podemos tomar para prevenir estas patologías?

Lo primero, y más importante, es usar el sentido común. Debemos proteger al máximo nuestros ojos: no bañarse en aguas sucias, usar gafas de sol y lágrimas artificiales, son solo algunos consejos básicos.

  • Bajo el sol, es necesario el uso de gafas de sol homologadas con filtros UV, y si queremos extremar la precaución, debemos usar también protección para la cabeza, como un gorro o sombrero.
  • En el agua, debemos evitar bañarnos en aguas sucias o contaminadas y tendremos cuidado con el cloro de las piscinas. Podemos usar gafas de bucear para evitar el contacto del agua con nuestro ojo. Por supuesto, no se debe utilizar maquillaje si vamos a bañarnos y no hay que frotarse ni tocarse los ojos. Tampoco se debe usar lentillas si nos bañamos.
  • Si estamos en una estancia con aire acondicionado y notamos sequedad ocular, la mejor solución es el uso de lágrimas artificiales para hidratar los ojos.

 

¿Cuándo debemos acudir a un oftalmólogo?

Las personas que ya sufren de ojo seco, o con enfermedades de la córnea y la conjuntiva, deben tener especial cuidado. También son más vulnerables a sufrir algún tipo de lesión aquellas personas que usan lentillas.

Si notamos síntomas que nos pueda crear algún tipo de alarma como enrojecimiento, secreción o visión borrosa, y estos empeoran o persisten más de 24 horas, debemos consultar a un oftalmólogo.

 

Y recuerda: en verano, protege tus ojos como proteges tu piel.

Uso de lentillas en verano

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: OFTALMOLOGÍA | Fecha: 02-08-2019

0

El verano es la época perfecta para disfrutar con los amigos y la familia de infinidad de planes. Ir a la playa, a la piscina, pasear en moto, hacer ejercicio al aire libre o realizar snorkel son oportunidades especiales para disfrutarlas al máximo pero, a veces, la población que usa gafas se encuentra con ese incómodo inconveniente.

Muchos de ellos eligen esta época del año para estrenarse o incluso repetir en la compra de lentillas. Los hay también que las llevan durante todo el año, pero suele ser en verano cuando más abusan de ellas.

Tanto los novatos como los veteranos deben tener en cuenta que la correcta higiene de las manos y de las lentillas es fundamental para evitar contraer alguna enfermedad. La más corriente es la conjuntivitis, que se presenta como un fuerte picor de ojos acompañado de enrojecimiento ocular. En caso de sentir alguno de estos síntomas evitaremos en todo momento frotarnos agresivamente el ojo.

Sería conveniente tener siempre a mano lágrimas artificiales para aliviar la molestia. Si persiste el picor, el procedimiento sería retirar las lentillas y acudir al médico para evitar un problema mayor. Además, el uso frecuente de lágrimas artificiales evitará que el ambiente caluroso reseque los ojos. Es preciso consultar previamente con un especialista la marca del producto, ya que no todas las lágrimas son compatibles con las lentillas.

En cualquier caso, para evitar situaciones incómodas, se recomienda no utilizarlas durante más de 8 horas seguidas, ni tomar el sol con ellas puestas (salvo que nos protejamos con gafas de sol con un filtro ultravioleta muy alto).

Para conservarlas, es necesario hacerlo siempre en su estuche específico y con el líquido apropiado. Bajo ningún concepto se deberá humedecer la lente con agua del grifo, saliva o cualquier producto que no sea el indicado por un especialista.

En caso de contacto con el cloro de la piscina o la arena de la playa, se deberán retirar las lentillas de inmediato para evitar infecciones y limpiar los ojos con suero fisiológico.

Frente a la decisión de comprar lentillas diarias o mensuales, cabe destacar que las diarias tendrán menos posibilidad de contaminarse al ser de un solo uso. No obstante, si se mantiene una correcta higiene y conservación de estas, las mensuales pueden llegar a ser igual de aconsejables.

No se deberá abusar de las lentes de contacto ni olvidar, que por muy cómodas que sean a la hora de hacer planes, lo más saludable para los ojos es dejarlos respirar y protegerlos del sol.

Protectores solares: cómo debe ser una crema solar para que proteja

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Dermatología | Fecha: 30-07-2019

0

La Dra. María Victoria de Gálvez y el Dr. Norberto López, miembros del equipo de Dermatología del Hospital Vithas Xanit Internacional, liderado por el doctor Enrique Herrera Acosta, nos hablan hoy sobre las características y propiedades que debe tener una crema solar para que proteja realmente. También nos explican cómo debemos aplicarnos el protector solar.

Para empezar, debemos saber que hay tres tipos de radiación ultravioleta, A, B y C, pero solo llegan a la Tierra los rayos UVA y UVB porque los UVC los filtra la capa de ozono. Los rayos UVA llegan durante todo el año e inciden en el envejecimiento de la piel y las alergias solares. Los UVB llegan en menos cantidad a la superficie terrestre pero son más energéticos e inciden sobre todo en verano. Son los principales responsables de las quemaduras solares.

 

¿Qué es lo que hace realmente que una crema proteja de la radiación del sol?

  • Filtros físicos y químicos: por un lado, los protectores solares tienen filtros físicos y filtros químicos. Los físicos contienen partículas que actúan a modo de bloqueo de la radiación solar. Los filtros químicos contienen sustancias capaces de absorber la radiación solar en la franja UV.
  • FPS: el FPS es la capacidad que tiene el protector solar de disminuir el eritema causado por la exposición al sol. Es un número que indica cuánto tiempo podemos exponer nuestra piel sin que se queme con los rayos UV.

 

¿Qué factores debemos tener en cuenta a la hora de elegir una crema solar?

Como norma básica, hay que tener en cuenta el FPS del etiquetado, la fotoprotección frente a los rayos UVA y la resistencia al agua sobre todo en edades infantiles. Debemos tener en cuenta que en pacientes con patologías como fotodermatosis o cáncer de piel hay que asegurarse con una fotoprotección muy elevada.

 

Consejos para usar correctamente el protector solar

  • Lo más importante es que no debemos exponernos nunca al sol sin ningún tipo de protección, ya que incluso cuando nos parezca que no hay sol, los rayos ultravioletas siempre llegan a nuestra piel.
  • Debemos evitar la exposición directa al sol sobre todo en las horas centrales del día, especialmente en verano.
  • La crema solar bloquea el UV desde el momento en que se aplica y se estabiliza a los 5-10 minutos. Así que la recomendación general sería aplicarla 5-10 minutos antes de la exposición al sol y repetirlo al menos cada dos horas, o de forma más frecuente si nos hemos mojado o ha habido mucho roce con la ropa.
  • Los fotoprotectores no deben utilizarse de un año para otro, ya que pierden propiedades y podríamos no estar protegidos realmente y sufrir quemaduras o alergias en la piel.
  • En niños, personas mayores y embarazadas se recomienda limitar la exposición al sol. ·En el caso de los niños y mayores, la piel es más sensible. En el caso de las embarazadas, los cambios hormonales hacen que corran más riesgo de quemaduras.

Tecnología : Resonancia Multiparamétrica de próstata

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: XANIT SALUD | Fecha: 23-07-2019

0

La próstata es una glándula del aparato urogenital masculino, situada debajo de la vejiga, enfrente del recto y que está atravesada por la uretra. De esta forma la orina sale de la vejiga, atravesando la próstata, hasta que se expulsa.

Su función principal es generar el fluido en el que permanecen los espermatozoides. Esta glándula produce zinc, los antígenos específicos de la próstata, la espermina, magnesio, enzimas como las transglutaminasa o las fosfatasas ácidas, entre otras.

Uno de los sistemas que permite estudiar al detalle este órgano es la Resonancia Multiparamétrica de próstata. Hoy vamos a profundizar un poco en esta tecnología disponible en el hospital para la detección de patologías que puedan afectar a este órgano.

 

¿Qué es la Resonancia Multiparamétrica de próstata?

Este sistema permite realizar un estudio de la próstata a través de resonancia magnética de alta resolución con el objetivo de obtener diferentes parámetros (morfológicos, funcionales y moleculares) con el fin de combinarlos para la detección del cáncer de próstata.

 

¿Qué diagnostica?

Es la principal técnica de imagen para el diagnóstico del cáncer de próstata, siendo sus principales indicaciones el estudio de extensión extracapsular del cáncer de próstata ya conocido. También suele usarse cuando existe una persistencia de sospecha con biopsia de próstata previa negativa y se quiere orientar una nueva biopsia; o para un control de la recidiva local posterior al tratamiento de cáncer de próstata.

 

¿Cómo se lleva a cabo?

A través de un estudio morfológico en secuencias T2 se detectan áreas donde el movimiento de las moléculas de agua está restringido por una elevada densidad celular propio de las lesiones neoformativas. Su sensibilidad y especificidad es mayor en la próstata periférica.

Este estudio dinámico con contraste permite detectar zonas de captación precoz con lavado en fases tardías que pueden corresponder a cáncer prostático.

Todos estos parámetros se recogen en un score y dan lugar a un informe categorizado.

 

¿Qué beneficios tiene?

El diagnóstico del cáncer de próstata se ha basado desde hace años en la biopsia a ciegas, pero este sistema permite orientar la obtención de muestras incidiendo en las zonas más sospechosas. De esta forma se evitan los resultados falsamente negativos.

Además, el estudio de Resonancia Magnética prostático multiparamétrico no precisa de la incómoda bobina endorectal y es bien tolerado por el paciente.

 

Picaduras de insectos en los meses de verano, ¿qué debemos saber?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Dermatología | Fecha: 19-07-2019

0

Llega el verano y con él vuelven las picaduras de insectos. Ya sea por el calor o porque nos exponemos más al aire libre, los mosquitos, arañas, garrapatas o avispas son las picaduras más frecuentes en los meses estivales.

Aunque la mayoría de ellas no son peligrosas en sí mismas, solo suelen causar leves molestias como picor o escozor, es frecuente que nosotros mismos empeoremos estas lesiones con el mismo hecho de rascarlas.

El doctor Álvaro Barranquero, miembro del equipo de Dermatología del Hospital Vithas Xanit Internacional, liderado por el doctor Enrique Herrera Acosta, explica cuáles son las picaduras más comunes y cómo debemos tratarlas.

 

Lo más importante es la prevención

No hay una clave maestra para que los insectos no nos piquen, pero sí podemos tomar algunas medidas para evitar las picaduras, tanto en el interior como en el exterior.

En el hogar, debemos mantener las puertas y ventanas cerradas el mayor tiempo posible y, si las dejamos abiertas, intentar que sea en condiciones de penumbra, ya que la luz atrae a la mayoría de insectos. También es recomendable mantener la comida tapada o en lugares cerrados, porque también es un foco de atracción frecuente.

En cuanto al exterior, podemos protegernos con repelentes y evitar zonas y momentos del día en los que puedan proliferar más. También debemos reducir el uso de perfumes o colonias y usar ropa con colores neutros y poco llamativos.

 

Qué debemos hacer si ya nos han picado

Si aun habiendo intentado repeler a los insectos, estos han conseguido picarnos, es muy importante evitar rascarnos. Lo mejor es limpiar la zona y aplicarnos frío para reducir la hinchazón, que además actúa como analgésico.

Es muy probable que cuando suframos una picadura estemos de vacaciones, por lo que debemos evitar una exposición prolongada al agua, especialmente en las piscinas, ya que en ellas se usan productos para su limpieza y desinfección que pueden empeorar nuestra lesión, aumentando los síntomas locales.

 

Cuándo debemos acudir a un médico

El mayor riesgo de una picadura es la reacción alérgica, siendo grave y preocupante cuando tengamos dificultad para respirar o inflamación de la boca o la garganta.

Si aun habiendo llevado a cabo las medidas anteriores los síntomas persisten o van a más, tenemos un malestar generalizado o estamos sufriendo una reacción alérgica debemos acudir a un médico.

Los 10 mandamientos para evitar el ahogamiento de niños en playas y piscinas

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: PEDIATRÍA, VARIOS | Fecha: 10-07-2019

0

Cada año un número significativo de niños fallecen a causa del ahogamiento en playas y piscinas. Para evitar que este año se repita la cifra de años anteriores, Vithas y ojopequealagua.com  te ofrecen 10 recomendaciones para que tus vacaciones y la de los pequeños de la casa sean lo más divertidas y seguras posibles.

Además no solo hemos de cuidar a los más pequeños, sino también a los más mayores, por lo que muchas de estas recomendaciones son aplicables a adultos de la tercera edad.

 

Medidas de prevención de ahogamiento en piscinas

  1. Vigilancia continua: el niño ha de estar vigilado en todo momento por un adulto que, en caso de tener que ausentarse, deberá contar con otro vigilante de confianza.
  2. Norma 10” 20”: el adulto debe mirar al niño cada 10 segundos y debe permanecer a una distancia tal que le permita llegar en 20 segundos.
  3. Detectar riesgos: es importante comprobar si existe algún modo de que los más pequeños puedan llegar solos a la piscina y en caso afirmativo, saber de qué manera lo haría para evitarlo.
  4. Protección: la piscina deberá contar con dispositivos de seguridad que impidan que el niño llegue al agua en un descuido.
  5. Aprendizaje: antes del verano y desde bastante pequeños deberían aprender a flotar primero y nadar después. Este aprendizaje ha de complementarse con la vigilancia.
  6. Dispositivo de rescate: es importante tener a mano salvavidas, pértiga o un palo largo y teléfono para contactar con emergencias.
  7. Orden: se ha de mantener alejados de la piscina juguetes u objetos que llamen la atención del niño ya que al sentirse atraído por ellos pueden hacer que se acercarse al agua.
  8. Drenajes: asegúrate de que los sistemas de drenaje están apagados y los niños están lejos de los mismos.
  9. Seguridad: la piscina deberá contar con vallas, cobertores de invierno, alarmas perimetrales o de inmersión y elementos de flotación adaptados a cada niño.
  10. Emergencias: aprende la secuencia de reanimación cardiopulmonar (RCP) y el teléfono de emergencias (112).

 

Medidas de prevención de ahogamiento en playas

  1. Siempre acompañados: nunca dejes a los niños ir solos a la playa. Ellos no tienen la misma percepción del peligro que nosotros y pueden menospreciarlo.
  2. Mejor con socorrista: elige playas con servicio de socorrista. Respeta y sigue sus indicaciones.
  3. Chaleco: mejor saber nadar, pero si no es así, en el mar, mejor chaleco que flotador o manguitos.
  4. Evitar saltos: enséñales que no deben saltar desde las rocas o cualquier tipo de plataforma en altura y predica con el ejemplo.
  5. Desconfía de los inflables: las colchonetas, flotadores, etc. dan falsa sensación de seguridad.
  6. Después de comer: deben entrar despacio en el agua ya que existe el riesgo de hidrocución ante cambios bruscos de temperatura.
  7. Vigila constantemente: en la playa hay mucha gente. No los dejes solos ni un minuto.
  8. Confía en el socorrista: si hay que hacer un rescate, sigue siempre sus instrucciones.
  9. La RCP salva vidas: aprende la secuencia de reanimación cardiopulmonar (RCP) y el teléfono de emergencias (112).
  10. Protégele del sol: Aplica crema solar SPF50 con frecuencia, gorro, gafas de sol, ropa ligera, protector labial con filtro solar. Los golpes de calor pueden ser fatales en el agua.

*Estas recomendaciones son extensibles a pantanos, embalses o las pozas que se forman en algunas playas cuando baja la marea.

Siguiendo estos puntos tú y tu familia disfrutaréis de unas vacaciones refrescantes y sin peligro.

¡Feliz verano!

 

Tecnología: profundizamos en la colonoscopia no invasiva

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Digestivo | Fecha: 21-06-2019

0

La colonoscopia es una de las pruebas más comunes que se realizan dentro del servicio de digestivo. Su objetivo principal es explorar en búsqueda de pólipos o cánceres en el intestino grueso. Los pólipos son crecimientos benignos que surgen en el revestimiento interno del intestino. Una pequeña parte de los pólipos pueden crecer y luego convertirse en cáncer.

Para conocer un poco más a fondo este prueba hoy queremos explicar en qué consiste exactamente una colonoscopia… 

¿Qué es?

Esta colonoscopia virtual utiliza un equipo especial de rayos X para examinar el intestino grueso con el objetivo de identificar cáncer y crecimientos llamados pólipos. 

¿Qué diagnostica?

Sirve para explorar en búsqueda de pólipos o cánceres en el intestino grueso con el objetivo de encontrar dichos crecimientos en su etapa temprana, para poder extirparlos antes de que el cáncer tenga la posibilidad de desarrollarse.

Las personas con mayor riesgo de padecer esta enfermedad o con historia familiar de cáncer de colon pueden comenzar la exploración a los 40 años o menos y pueden someterse a las exploraciones a intervalos más cortos (por ejemplo, haciéndose una colonoscopia cada 5 años). Entre los factores de riesgo asociados con la enfermedad se incluyen los antecedentes de pólipos o los antecedentes familiares de cáncer de colon.

¿Cómo se lleva a cabo?

Durante el examen, se inserta dentro del recto un pequeño tubo flexible por una distancia corta para poder inflarlo con gas mientras se toman las imágenes por TC del colon y del recto.

¿Qué beneficios tiene?

Este examen mínimamente invasivo proporciona imágenes 2-D y 3-D que pueden describir numerosos pólipos y otras lesiones de forma clara, ya que proporciona imágenes más detalladas, alcanzando también la longitud completa del colon.

Se trata de una técnica que reduce notablemente el riesgo de perforación del colon que puede ocurrir con la colonoscopía convencional, convirtiéndose en una alternativa excelente para los pacientes con factores clínicos que aumentan el riesgo de complicaciones a causa de la colonoscopia.

Los pacientes de edad avanzada, especialmente aquellos que se encuentran débiles o enfermos, tolerarán mejor la colonografía por TAC que la colonoscopía convencional y ésta puede ser útil también cuando no se puede realizar la colonoscopía porque el intestino se encuentra obstruido o reducido por alguna razón,

Esta técnica puede detectar anormalidades afuera del colon, incluyendo condiciones malignas en sus estadios tempranos en otros órganos y condiciones potencialmente peligrosas.

La colonoscopia no invasiva se tolera bien ya que no se necesita sedantes o calmantes y no quedan restos de radiación en su cuerpo ni suele tener efectos secundarios inmediatos.