Los ojos y pantallas del ordenador

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: OFTALMOLOGÍA, VARIOS | Fecha: 25-05-2017

0

 

“No te acerques demasiado a la pantalla que te va a hacer daño a los ojos”. Esta es una de las frases que más repiten los padres cuando ven a los hijos delante de la pantalla pasar horas y horas. Antes era la de la televisión. Ahora, la del ordenador y el móvil.

Respondemos con el Dr. Cilveti, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional a las preguntas más comunes sobre los efectos que puede tener en la vista la exposición continua a dispositivos audiovisuales.

¿Qué daños puede producir estar demasiado tiempo delante del ordenador?

Aunque está demostrado que el uso no produce daños sobre la retina o la córnea, es cierto que supone una fuente de cansancio y cierta incomodidad visual, ya que cuando se fija la vista continuadamente sobre una pantalla encendida disminuye la frecuencia del parpadeo, y esto a su vez origina sequedad ocular.

¿Qué se recomienda a los que pasan más de 8 horas diarias delante del ordenador?

Hay personas que, por su trabajo u otros motivos, deben permanecer largas jornadas ante la pantalla. En estos casos, una pauta adecuada puede ser descansar periódicamente unos 2-3 minutos cada 45.

Otra recomendación puede ser el uso continuado de lágrimas artificiales para ayudar a que la experiencia visual sea más agradable.

¿Qué le ocurre al ojo cuando se mira una pantalla de ordenador o de móvil?

Cuando se usan pantallas continuadamente, ya sea de ordenador, tablet o móvil, se origina fatiga visual, que se manifiesta por esa sensación de disconfort ocular, a veces acompañada de enrojecimiento, sensación de sequedad ocular o incluso síntomas generales como cefalea, nauseas, sensación de mareo, etc.

Estos síntomas pueden incrementarse si el usuario presenta defectos de refracción no corregidos o con insuficientemente corrección, alteraciones de la visión binocular o de los movimientos oculares o toma habitualmente psicofarmacos.

¿Se agravan los síntomas con la edad?

Efectivamente, todos estos síntomas provocados por la exposición a pantallas se incrementan con el paso del tiempo, pero no por un efecto sumatorio deletéreo del uso del ordenador o de cualquier otro dispositivo, sino porque los mecanismos defensivos del ojo -como por ejemplo ante la sequedad o ante los cambios de foco- van siendo más débiles.

¿Demasiadas horas al día frente al ordenador puede provocar la necesidad de gafas para leer o realizar actividades?

Este es un tema controvertido. En general, parece que el uso del ordenador, aún siendo abusivo, no es capaz de generar problemas refractivos de nuevo. Sin embargo, sí parece que puede hacer aflorar alteraciones refractivas que hasta ese momento el ojo había sido capaz de compensar. Al hacerse el defecto refractivo manifiesto, el paciente comienza a necesitar corrección óptica.

Un tema diferente es el uso de las llamadas “gafas para el ordenador”. En este caso nos referimos a un tipo de gafas que tratan de resolver uno de los problemas que más origina fatiga visual en los usuarios de ordenadores en su trabajo habitual, y es el hecho de tener que pasar continuamente de un enfoque a media distancia 60-70 cm  a visión próxima 30 cm.

Este continuo cambio de enfoque exige al sistema acomodativo del globo un trabajo continuo que deriva en la llamada fatiga visual. Este proceso asociado al cambio continuo de enfoque es especialmente sintomático en pacientes con defectos visuales no corregidos, hipermétropes latentes o pacientes emétropes muy próximos a la edad de comienzo de la presbicia, es decir, mayores de 40 años. En estos casos, e individualizando cada paciente, podrían tener alguna utilidad este tipo de gafas.

Escribe un comentario