Los 10 mandamientos para evitar el ahogamiento de niños en playas y piscinas

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: PEDIATRÍA, VARIOS | Fecha: 10-07-2019

0

Cada año un número significativo de niños fallecen a causa del ahogamiento en playas y piscinas. Para evitar que este año se repita la cifra de años anteriores, Vithas y ojopequealagua.com  te ofrecen 10 recomendaciones para que tus vacaciones y la de los pequeños de la casa sean lo más divertidas y seguras posibles.

Además no solo hemos de cuidar a los más pequeños, sino también a los más mayores, por lo que muchas de estas recomendaciones son aplicables a adultos de la tercera edad.

 

Medidas de prevención de ahogamiento en piscinas

  1. Vigilancia continua: el niño ha de estar vigilado en todo momento por un adulto que, en caso de tener que ausentarse, deberá contar con otro vigilante de confianza.
  2. Norma 10” 20”: el adulto debe mirar al niño cada 10 segundos y debe permanecer a una distancia tal que le permita llegar en 20 segundos.
  3. Detectar riesgos: es importante comprobar si existe algún modo de que los más pequeños puedan llegar solos a la piscina y en caso afirmativo, saber de qué manera lo haría para evitarlo.
  4. Protección: la piscina deberá contar con dispositivos de seguridad que impidan que el niño llegue al agua en un descuido.
  5. Aprendizaje: antes del verano y desde bastante pequeños deberían aprender a flotar primero y nadar después. Este aprendizaje ha de complementarse con la vigilancia.
  6. Dispositivo de rescate: es importante tener a mano salvavidas, pértiga o un palo largo y teléfono para contactar con emergencias.
  7. Orden: se ha de mantener alejados de la piscina juguetes u objetos que llamen la atención del niño ya que al sentirse atraído por ellos pueden hacer que se acercarse al agua.
  8. Drenajes: asegúrate de que los sistemas de drenaje están apagados y los niños están lejos de los mismos.
  9. Seguridad: la piscina deberá contar con vallas, cobertores de invierno, alarmas perimetrales o de inmersión y elementos de flotación adaptados a cada niño.
  10. Emergencias: aprende la secuencia de reanimación cardiopulmonar (RCP) y el teléfono de emergencias (112).

 

Medidas de prevención de ahogamiento en playas

  1. Siempre acompañados: nunca dejes a los niños ir solos a la playa. Ellos no tienen la misma percepción del peligro que nosotros y pueden menospreciarlo.
  2. Mejor con socorrista: elige playas con servicio de socorrista. Respeta y sigue sus indicaciones.
  3. Chaleco: mejor saber nadar, pero si no es así, en el mar, mejor chaleco que flotador o manguitos.
  4. Evitar saltos: enséñales que no deben saltar desde las rocas o cualquier tipo de plataforma en altura y predica con el ejemplo.
  5. Desconfía de los inflables: las colchonetas, flotadores, etc. dan falsa sensación de seguridad.
  6. Después de comer: deben entrar despacio en el agua ya que existe el riesgo de hidrocución ante cambios bruscos de temperatura.
  7. Vigila constantemente: en la playa hay mucha gente. No los dejes solos ni un minuto.
  8. Confía en el socorrista: si hay que hacer un rescate, sigue siempre sus instrucciones.
  9. La RCP salva vidas: aprende la secuencia de reanimación cardiopulmonar (RCP) y el teléfono de emergencias (112).
  10. Protégele del sol: Aplica crema solar SPF50 con frecuencia, gorro, gafas de sol, ropa ligera, protector labial con filtro solar. Los golpes de calor pueden ser fatales en el agua.

*Estas recomendaciones son extensibles a pantanos, embalses o las pozas que se forman en algunas playas cuando baja la marea.

Siguiendo estos puntos tú y tu familia disfrutaréis de unas vacaciones refrescantes y sin peligro.

¡Feliz verano!

 

Escribe un comentario