¿Lo que tengo es gripe o resfriado? Diferencias, semejanzas y cómo tratarlas

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: NEUMOLOGÍA | Fecha: 07-11-2019

0

Problemas en las vías respiratorias, mucosidades, malestar general… La gripe y el resfriado (también llamado constipado) se asemejan mucho hasta el punto de que, en determinadas ocasiones, es complicado distinguir entre ambas patologías.

Desde el Hospital Vithas Xanit Internacional, como si de un juego tipo ‘encuentre las siete diferencias’ se tratase, apuntamos a través de este artículo algunas pistas y curiosidades para averiguar si lo que se padece es gripe o es resfriado y cómo tratarlas.

 

Diferencias: haberlas… las hay

Todo empieza en un malestar general y sensación de frío. Ahí, el grado de virulencia e intensidad ya marca un indicador. Y es que la gripe tiende a ser mucho peor que un resfriado y es habitual que aparezca fiebre y que ésta persista durante varios días. Además, especialmente en niños y niñas y personas mayores, existe mayor riesgo de generar otros problemas de salud como la neumonía.

El momento en que aparece es también otra clave. El constipado puede aparecer casi en cualquier época del año. En contraposición, la gripe tiene acotada su presencia en los meses de noviembre a marzo.

 

Una vez identificada, ¿cómo podemos tratarla?

El tratamiento de la gripe es fundamentalmente sintomático, por lo que se recomienda una abundante ingesta de líquidos, tomar analgésicos y/o antipiréticos (ibuprofeno o paracetamol). El ácido acetilsalicílico también es un recurso habitual, evitando su consumo en menores de 18 años para evitar el síndrome de Reye.

En ambos casos y a tenor de los síntomas, se pueden usar otros medicamentos como antihistamínicos, antitusígenos o vasoconstrictores nasales. Por el contrario, se evita la prescripción de antibióticos, ya que tanto la gripe como el resfriado se producen por infección vírica, no bacteriana.

 

Más vale prevenir…

Se puede decir, sin miedo a equivocarse, que tanto la gripe como el constipado son dos de las enfermedades más comunes en nuestro entorno. De ahí que se haya normalizado una campaña de vacunación para prevenir la gripe, habitualmente a partir de octubre. No hay campaña para prevenir el resfriado, ya que se trata de una dolencia más común.

En este caso, es fundamental convocar para la vacunación a los principales grupos de riesgo: estos son personas de 65 años o mayores, o personas con diabetes mellitus, obesidad mórbida, insuficiencia renal o con enfermedades hepáticas, además de personal sanitario o docente.

 

¿ Y cómo se propagan la gripe y el resfriado?

La trasmisión se realiza a través de la saliva, que expulsamos al estornudar, toser o hablar. En este sentido, cobra importancia un mayor grado de higiene en las manos y, en la medida de lo posible, evitar el contacto con personas enfermas.

Como dato a tener siempre en cuenta en personas mayores, la gripe no causa la muerte de forma directa, si bien puede generar complicaciones como un agravamiento de enfermedades crónicas respiratorias, neumonía o enfermedades concretas del paciente.

Escribe un comentario