¿La depilación láser duele? – Descubre las zonas más sensibles y los métodos (Parte 1)

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Dermatología | Fecha: 27-02-2019

2

La depilación láser consiste en la aplicación de una luz que se centra en la pigmentación oscura del pelo, transformando esa luz en calor. Este calor es el que llega a la raíz destruyéndola y evitando que el pelo vuelva a crecer. Existen diferentes métodos para la depilación láser. Hoy, desde el Servicio de Dermatología Estética de Vithas Xanit, liderado por el Dr. Enrique Herrera Acosta, repasamos algunos de los métodos más comunes y aclaramos algunas dudas frecuentes sobre este tipo de depilación.

Los métodos de depilación láser existentes

Los más adecuados son los que utilicen una longitud de onda entre los 700 y 1200 nanómetros garantizando que la piel no sufrirá ningún daño durante la exposición. Las opciones son el láser Alejandrita para pieles con tono medio y vello oscuro muy fino o de escasa longitud; el láser Diodo, recomendado para pieles oscuras con vello también oscuro; láser Soprano, que se puede utilizar en pieles bronceadas de una forma segura, aunque requiere una técnica de uso muy precisa, y el láser Neodimio-Yag, que tiene la gran ventaja de adaptarse a todo tipo de pieles, es muy seguro y está indicado para pelo oscuro y profundo.

Las zonas conflictivas

Cualquier zona del cuerpo que tenga el pelo apropiado es susceptible de ser depilada con láser (piernas, ingles, axilas, brazos, espalda, área facial, etc.). La depilación láser suele variar de hombres a mujeres, pues ellos poseen una cantidad de vello mayor y mucho más grueso que ellas. Sin embargo, en cuestión de dolor, las zonas sensibles sí que suelen ser las mismas.

  • Bigote y barba: en realidad todas las áreas de la zona facial son las que más dolor e incomodidad causan a las personas que se someten a la depilación láser. El motivo radica en el grado de sensibilidad cutánea y nerviosa de esta zona.
  • Areolas de los pezones: esta zona suele ser demandada, sobre todo, por hombres. Al ser un área interna, en la cual prácticamente no toca el sol y está siempre cubierta por la ropa, su estado es mucho más sensible y delicado que el resto del pecho.
  • Zona perianal: esta zona resulta altamente sensible debido a su naturaleza interna. La zona íntima en general es muy sensible al láser ya que no tiene prácticamente contacto con el exterior y posee muchas terminaciones nerviosas.
  • Nuca: esta zona, aunque a priori no lo parezca, también es muy sensible al láser. El motivo se encuentra en sus terminaciones nerviosas y la sensibilidad cutánea que en ella existe.
  • Labios mayores y monte de Venus: la zona genital femenina también es muy sensible a la depilación láser, ya no sólo por sus terminaciones nerviosas, también por la oscuridad de la piel y la cantidad de vello que existe en la misma.
  • Zona interna del muslo: esta zona también resulta muy delicada, no solo para los hombres, sino también para las mujeres. Normalmente, el vello de esta zona se elimina más rápidamente, pues no acaba de ser muy fuerte, aunque sí que su sensibilidad sigue siendo alta.
  • Dedos de los pies: los dedos, debido a sus terminaciones nerviosas, se caracterizan por ser la zona más sensible de los pies de hombres y mujeres.
  • Rodillas: las rodillas también resultan otra de las zonas críticas de las piernas, pues aunque no lo parezca, esta área posee muchas terminaciones nerviosas. De ahí que incluso muchos individuos tengan especial sensibilidad y cualquier roce les cause cosquillas. 

Las diferencias entre la depilación láser y la luz pulsada (IPL)

Ambas son fuentes de luz pero con diferentes fluencias y diferente longitud de onda. Cada láser ha sido fabricado para realizar un tratamiento en concreto (por ejemplo, depilar) y, de forma específica, el IPL es una herramienta muy útil y con diversos usos en dermatología, pero en algunas depilaciones no es tan eficaz como el láser que está fabricado concretamente para realizar el mismo tratamiento.

Las sesiones mínimas para eliminar el vello

Depende de la zona, pero el número medio de sesiones se sitúa entre las 6 y las 8 sesiones. Las zonas que mejor se depilan son axilas e ingles y piernas, lográndose una aclaración del vello superior al 85% en tres o cuatro sesiones espaciadas. Esto se debe a que la densidad total de pelo a eliminar es estable y, en condiciones fisiológicas normales, la mujer no produce pelo nuevo en dichas zonas

Comentarios (2)

[…] afectada. Este hábito ayuda con la irritación y molestias que pueda haber, como te contamos en este post, además prepara la piel para las sesiones […]

[…] En cuanto a las mujeres, en la actualidad, las zonas más depiladas son las axilas, las ingles y las piernas. Conoce estos consejos al hacerte la depilación láser y las zonas más sensibles […]

Escribe un comentario