Fotoprotección, cuidados de la piel para el verano

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: VARIOS | Fecha: 13-06-2016

0

Fotoproteccion

Llega el verano y en esta época de playa, calor, piscina y actividades al aire libre la exposición de nuestra piel a los rayos solares aumenta, por lo que debemos extremar sus cuidados. Por motivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de piel, hablamos sobre la importancia que tiene cuidarnos ante los rayos del sol. Y es que, la exposición solar sin una adecuada protección puede derivar en patologías como el cáncer de piel, intolerancias solares, así como otras derivadas del fotoenvejecimiento (manchas, arrugas, sequedad extrema, etc.).

En verano pasamos muchas horas en playas y piscinas y es muy importante protegernos de los rayos UVA, sobre todo si tenemos un fototipo de piel claro, que son los que más sufren, ya que cuanto más clara es nuestra piel más rápido nos quemaremos y menos tiempo podremos estar expuestos al sol. Se recomienda aplicar la protección solar a diario  y renovar cada dos horas mientras estamos tomando el sol, evitando la exposición en las horas centrales del día (desde las 12.00 a las 16.00 horas). Y debemos tener especial cuidado con los más pequeños, a los que debemos proteger más, aumentando considerablemente la fotoprotección de su piel con respecto al invierno.

Además de los factores de protección solar, a la hora de desarrollar actividades al aire libre se recomienda usar también medios físicos como gorras, camisetas o gafas, que nos ayudarán a protegernos de la incidencia directa del sol sobre nuestra piel, así como una hidratación continua de nuestro organismo.

Debemos llevar una correcta hidratación de la piel que, aunque es algo que debe ser constante durante todo el año, se recomienda intensificar aún más en los meses de verano. El uso de jabones adecuados a nuestro tipo de piel también nos ayudará a protegerla.

Y aunque pueda no parecerlo, la alimentación también es muy importante para el cuidado de nuestro organismo y de nuestra piel. La ingesta de antioxidantes como frutas, verduras o aportes vitamínicos, por ejemplo, puede ayudar a  reducir el daño que el sol puede producir sobre nuestra piel. Llevar una dieta equilibrada nos ayudará a tener una mejor salud y una  piel más saludable.

No debemos olvidarnos de revisar nuestra piel de forma periódica y acudir al dermatólogo en caso de que apreciemos alguna anomalía. En verano es frecuente la aparición de manchas en la piel y, normalmente, éstas son provocadas por el sol. Si apreciamos alguna de estas manchas tras la exposición solar, lo primero que debemos hacer es acudir a un dermatólogo que pueda ofrecernos un diagnóstico adecuado, ya que existen muchos tipos diferentes de manchas.

También se recomienda acudir al especialista si nuestra piel tiene muchos lunares, especialmente si tenemos más de 50 lunares, antecedentes personales o familiares de melanoma o apreciamos que existe un cambio en algún lunar (asimetría, bordes, color, diamétro, elevación…), el dermatólogo comprobará que todo esté correcto.

Consejos para proteger nuestra piel

  • Utilización de un factor de protección solar alto y adecuado a nuestra piel.
  • Aplicar protección cada dos horas y evitar la exposición solar en las horas centrales del día.
  • Aumentar la protección en los más pequeños.
  • Uso de camisetas, gorras y gafas.
  • Hidratación contínua de nuestro organismo.
  • Uso de jabones adecuados a nuestra piel.
  • Ingerir antioxidantes y aportes vitamínicos.
  • Revisar nuestra piel de forma periódica

Dr. Enrique Herrera Acosta

Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Vithas Xanit Internacional

Escribe un comentario