Consejos para prevenir la gripe

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: VARIOS | Fecha: 05-11-2015

0

gripe

Un año más comienza la campaña de vacunación contra la gripe en Vithas Xanit. A todos nos preocupa el contagio y somos muchos los que nos preguntamos si la vacunación es la solución. Para resolver todas estas dudas, hablamos hoy con la Dra. Tamara Moreno García, especialista en medicina interna en nuestro hospital.

¿Cuáles son las personas que tienen más riesgos de padecer gripe?

Todas las personas son vulnerables a la infección por el virus de la gripe sin grandes diferencias. El problema está en la gravedad que la infección puede tener en cada paciente y, en este sentido, es importante recalcar que son las personas mayores, neonatos prematuros con complicaciones y enfermos crónicos los que presentan más complicaciones en caso de infección por gripe. Por ejemplo, pacientes con cardiopatía, enfermedades crónicas respiratorias, renales, pacientes institucionalizados o aquellos sometidos a tratamientos que disminuyen las defensas, como pacientes con cáncer en tratamiento con quimioterapia.

¿Cuál es el mejor tratamiento?   

La gripe es una infección viral y como tal, no tiene tratamiento específico. En caso de padecerla, se aconseja mantener una adecuada hidratación y nutrición, evitar cambios bruscos de temperatura, permanecer en el domicilio mientras se tengan síntomas y tomar fármacos para alivio sintomático (antitérmicos, antitusígenos…).

En la mayoría de las ocasiones, no precisa intervención hospitalaria, que queda reservada para aquellos pacientes que presenten complicaciones y precisen oxigenoterapia, hidratación o tratamiento sintomático intravenoso.

¿Es efectiva la vacuna?       

Sí, la vacunación ha demostrado ser eficaz, no sólo para prevenir la infección, sino también para que, en caso de que ésta se produzca, sea más leve y tenga menos complicaciones.

¿Debe vacunarse todo el mundo? ¿Cuáles son los grupos de riesgo que sí deben vacunarse?

La vacunación debe ir dirigida fundamentalmente a proteger a las personas que tienen mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer gripe, a las que pueden transmitir la enfermedad a otras personas con alto riesgo de complicaciones y a aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad. Podríamos resumir los grupos de riesgo en estos cuatro:

  • Personas de 60 años o más, especialmente si conviven en instituciones cerradas.
  • Personas menores de 60 años, con alto riesgo de complicaciones gripales (enfermedades cardíacas, broncopulmonares, renales, enfermos de cáncer, embarazadas, enfermos VIH, pacientes trasplantados, diabéticos, obesos o que reciben tratamiento inmunosupresor).
  • Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de complicaciones (fundamentalmente cuidadores y personal sanitario, convivientes con recién nacidos prematuros).
  • Otros grupos en los que se recomienda la vacunación: trabajadores que prestan servicios públicos esenciales (policías, bomberos, etc.).

¿Cómo podemos evitar el contagio?      

El virus de la gripe se transmite a través de las secreciones respiratorias de pacientes que están enfermos o en período de incubación.  Para prevenirla es importante, por tanto:

– Cubrirnos nariz y boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y tirar después el pañuelo.

– Lavarnos las manos frecuentemente. En ámbito hospitalario, usar solución alcohólica desinfectante.

– Intentar mantenernos lejos de pacientes enfermos.

– No acudir al colegio o al trabajo si estamos enfermos.

¿Y se puede prevenir la gripe con la alimentación?      

De forma específica no pero para mantener en buen estado de salud nuestro sistema inmunitario se recomienda una adecuada hidratación y seguir una dieta sana, variada y equilibrada, sin olvidar alimentos que contengan vitamina C (cítricos, kiwis y verduras, fundamentalmente).

 

Dra. Tamara Moreno García, especialista en Medicina Interna en Vithas Xanit.

Escribe un comentario