Cirugía cardiaca, desde sus comienzos hasta hoy: ¿cómo ha evolucionado?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Fecha: 09-05-2019

0

evolucion cirugia cardiaca

El corazón ha sido uno de los órganos más desconocidos a lo largo de la historia de la medicina.

Hemos tardado 2.000 años en recorrer los 3 centímetros que separan la piel del pericardio. A continuación hacemos un breve repaso por la historia de la cirugía cardiaca.

La primera intervención cardiaca fue realizada en 1815, por el español Francisco Romero, quien realiza con éxito la primera toracotomía seguida de pericardiectomía.

A pesar del escaso apoyo de la comunidad científica de la época, la cirugía cardiaca continuó avanzando y en 1896, el Dr. L. Rehn, un cirujano de Frankfurt, realiza la primera sutura directa del corazón. En América, el Dr. L. Hill fue el primero en comunicar la reparación quirúrgica de una herida cardiaca en un varón de 13 años. En 1923, E. Cutler realizó la primera valvulotomía mitral, en Boston.

Los primeros logros de la cirugía cardiaca se produjeron en la década de los 40. Entre todos estos cirujanos destaca notablemente la figura del Dr. D. Harken, cirujano de la armada estadounidense quien, durante la Segunda Guerra Mundial, extrajo 134 proyectiles del mediastino, 55 del pericardio y 13 de las cavidades cardiacas, sin que falleciese ningún paciente.

Hasta el momento, sólo se habían podido realizar intervenciones para corregir lesiones externas del corazón. Era necesario conseguir dispositivos que permitieran bombear la sangre y oxigenarla fuera del cuerpo, para poder parar el corazón temporalmente.

Durante estos años todas las intervenciones realizadas en este campo no habían dado buenos resultados. En 1953, el Dr. J. Gibbon sería el primer cirujano en realizar una operación a “corazón abierto” con éxito y comienzan a aparecer otros aparatos que sustituyen la función del corazón, pero aún son muy rudimentarios y su uso conlleva una alta mortalidad.

Surgen técnicas como la circulación cruzada, para la que era necesaria la participación de un familiar o voluntario, cuyo corazón y pulmones eran conectados en paralelo a través de arterias femorales ejerciendo como ayuda mientras duraba la intervención.

También surgen las máquinas corazón–pulmón, sistema gracias al que fue posible realizar las primeras sustituciones valvulares y poder abrir el corazón, obteniendo una visión directa de la válvula mitral.

A finales de los 60 surge un nuevo dispositivo que permite corregir los defectos eléctricos del corazón. Se trata del marcapasos cardiaco, inventado por J. Reynolds. Sin lugar a dudas, una de las técnicas más revolucionarias del siglo XX fue el trasplante cardiaco y el desarrollo del corazón artificial.

La cirugía cardiaca es todavía una ciencia en desarrollo. Hemos podido comprobar cómo durante miles de años el corazón fue un órgano desconocido e intocable, y cómo en apenas 50 años la cirugía cardiaca se desarrolló a una velocidad trepidante. Es sensato pensar que en las próximas décadas la cirugía cardiaca seguirá evolucionando y aportando nuevas técnicas para hacer frente a otro tipo de cardiopatías que aún hoy siguen acortando la esperanza de vida.

 

Escribe un comentario