Real Food, la nueva tendencia nutricional. 0% procesamiento, 100% frescura

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Nutrición | Posted on 06-12-2017

0

 

La nutrición tiene cientos de vertientes que se ajustan a los objetivos que cada uno se propone para mejorar su alimentación y, por consiguiente, su salud. Cada poco tiempo aparecen nuevas combinaciones, hoy, con la ayuda de Rafael Estrada, dietista del Hospital Vithas Xanit Internacional,  vamos a contarte de qué trata el “Real food” y cómo implementarlo en tu día a día.

Para todos aquellos que no hayan oído hablar sobre esta clase de alimentos, Carlos Ríos, nutricionista y creador de realfooding.com lo define como “todos aquellos alimentos mínimamente procesados o cuyo procesamiento industrial o artesanal no haya empeorado la calidad de la composición o interferido negativamente en sus propiedades saludables presentes de manera natural»

 

Alimentos reales, cambios saludables
En la actualidad existen cientos de formatos o tipos de dietas: dietas milagro, dietas alcalinas, dietas especiales, etc. Lo que intentamos en consulta con la recomendación de comida real, es precisamente evitar este tipo de dietas sin supervisión de un profesional cualificado, o sin cumplir los valores nutricionales adecuados. Recomendando comprar y cocinar comida real, conseguimos resultados sorprendentes a medio y largo plazo, desde casos de ansiedad que cesan en cuestión de 2 meses, a casos de deportistas de élite que consiguen mejorar de forma considerable su rendimiento deportivo.

Lo primero, acudir a un Dietista-Nutricionista, el papel del profesional en estos casos es esencial. No podemos pretender cambiar nuestro día a día de golpe. Los cambios de hábitos son progresivos, pasito a pasito, de esta manera conseguiremos ser constantes y que nuestro cuerpo se adapte.

 

La diferencia entre un alimento procesado y uno Ultra procesado

Todo alimento que tenga etiqueta, por norma general, es procesado o ultra procesado. En este punto debemos matizar que existen un grandísimo grupo de alimentos Procesados (es necesario aprender a diferenciar entre alimentos procesados y alimentos ULTRA procesados) Dentro de los alimentos procesados existen muchas opciones saludables, no podemos decir lo mismo de los ultra-procesados, estos no tienen cabida en nuestra alimentación diaria si nuestro objetivo es vivir de forma saludable y placentera.

 

Real Food: Ahorrando con más mercado y menos supermercado 

Dentro de nuestro papel como profesional, está enseñar y orientar a los pacientes, por ejemplo, a identificar este tipo de dudas o cuestiones económicas, cuando realizamos la compra en base a las recomendaciones industriales, alimentos ultra-procesados (intereses económicos, no de salud) realizamos un gasto muchísimo mayor, que si compramos comida real en el mercado de nuestro barrio, pueblo o ciudad.

De hecho, en otra época, nuestro país fue testigo de cómo una familia con el mínimo de ingresos mantenía a 8, 9 o 10 miembros, solo y exclusivamente cocinando con productos de temporada, de la tierra, del mercado de abastos, cocinando y comiendo la comida de siempre. Es aquí donde tenemos que intentar reflexionar, ¿Realmente queremos que nuestros hijos y nuestras hijas coman lo que pillen? Lo ideal es que coman lo que coman, estén lo más saludable posible ¿Verdad? Pues animar a los más pequeños a realizar la compra, cocinar en familia y, por consecuente, comer en familia, es la mejor de nuestras elecciones. Comida real, vida sana y disfrutar de los beneficios de una familia saludable y sin ansiedad, sin cambios de humor y sin muchísimos más factores que derivan de la vida sedentaria, de las patologías adquiridas por el altísimo consumo de alimentos ultra-procesados y la falta de actividad física. Podemos conseguir un mundo mejor y todos en familia.

 

La comida real, futura orientación de la nutrición 

No deberíamos olvidarnos de que nuestra rama es sanitaria. Por lo tanto, nuestra labor como profesional es ayudar y orientar en lo máximo posible a los pacientes que lo requieran. La nutrición está en constante cambio y siempre estamos reciclando, innovando y mejorando nuestra metodología de trabajo.

Es la base de la nutrición consciente del futuro, nosotros somos parte del cambio y seremos protagonistas en los próximos años, a nivel social, cultural, político y sanitario.

Hábitos de una correcta alimentación en verano

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Nutrición | Posted on 10-08-2017

72

nutricion en verano

El verano es tiempo de vacaciones, de disfrutar del sol, de la playa y del tiempo libre. Esto hace que tengamos más eventos sociales y un sinfín de variables que suponen un cambio en nuestros hábitos alimentarios, dado que nuestra rutina se ve alterada por cambios en el horario, en las temperaturas y hasta en nuestros comportamientos.

Nuestro sistema digestivo se ve alterado también por todos estos cambios, ya que comemos con mucha mayor frecuencia fuera de casa, en bares y restaurantes, y tomamos alimentos a los que normalmente no estamos habituados.

Hoy nuestro dietista, Rafael Estrada, nos explica algunos hábitos que debemos realizar para que nuestro sistema digestivo no se resienta en vacaciones y podamos disfrutar de un verano pleno.

Es fundamental tener especial cuidado en esta época del año con ciertos alimentos, para no bajar la guardia y perder calidad alimenticia, evitando así posibles patologías que afecten a nuestro organismo (gastroenteritis, resfriados, … ). No debemos olvidarnos de realizar actividad física a primera o última hora del día, esto nos ayudará a mantenernos en forma también durante estos meses.

Para mantener unos correctos hábitos en verano, es recomendable no comer ciertos productos, como por ejemplo los alimentos ultra procesados. También es importante cuidar el lugar donde comemos y elegir bien los alimentos que vamos a tomar, así como el lugar donde los adquirimos. Todos deben ser sitios de confianza. Y es muy importante también evitar el alcohol e hidratar nuestro organismo diariamente, ya que hidratar nuestro cuerpo hará que éste funcione de forma correcta. La mejor opción siempre será el agua mineral.

Los hábitos más recomendables son variar en frutas y verduras de temporada, no abusar de la carne roja y sus derivados. Desde la Unidad de Nutrición de Vithas Xanit Internacional, defendemos la teoría nutricional de la variedad y productos frescos, volver a la cocina tradicional y mediterránea disfrutando de los platos más frescos y saludables (salmorejo, ajoblanco, …). No debemos caer en el error de comer de más, debemos comer cuando tengamos hambre, sin abusar de la cantidad de comida.

Precauciones y errores más frecuentes

Realizar una buena actividad física diaria, un buen descanso y evitar alimentos derivados del huevo o productos lácteos sin pasteurizar son algunas de las soluciones más efectivas para evitar los problemas digestivos en verano.

La relajación total o el descuido por vacaciones son algunos de los errores más comunes, que estemos de vacaciones o relajados, no significa que debamos comer lo que queramos y cuando queramos, debemos optar siempre por la mejor versión de alimentos saludables y poco procesados.

En definitiva, para mantener unos correctos hábitos alimenticios en verano, debemos comer variado y sin excesos. Productos de temporada y lo menos procesado posible. Salir a comer fuera, pero elegir muy bien dónde vamos y qué comemos. ¡Tu salud digestiva te lo agradecerá!

Recomendaciones y pautas a seguir para llevar una alimentación saludable en verano

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Nutrición, VARIOS | Posted on 30-06-2016

0

alimentacionJulio

Llega el verano y con él el sol y las altas temperaturas. Con el calor nuestras rutinas cambian y con él nuestros hábitos también. Desde el Servicio de Nutrición de Vithas Xanit queremos daros una serie de consejos para ayudaros a llevar unos hábitos saludables durante la época estival:

Apuesta por una alimentación menos calórica: dado que en verano consumimos menos energía la alimentación debe ser diferente a la del resto del año. Deberemos incrementar el consumo de verduras y hortalizas (por ejemplo en forma de ensaladas y sopas frías) y, sobre todo, enfocarnos en la gran variedad de frutas que disponemos en verano, la fruta es muy rica en agua, azúcar, vitaminas y minerales. Tenemos que buscar la máxima variedad y no centrarnos en un solo grupo de frutas, cuanta más variedad usemos, mayor aporte vitamínico tendremos. Por el contrario deberemos reducir el consumo de grasas y fritos, ya que éstos pueden hacer más pesada la digestión, aportándonos calorías extras innecesarias.

Sin embargo, es importante que, aunque adaptemos nuestra alimentación a estos meses de más calor, ingiramos los nutrientes de modo equilibrado y sin olvidar ninguno de los grupos de la pirámide de la alimentación, como grasas, hidratos de carbono y proteínas.

Consume más agua: como mínimo dos litros de agua diarios ya que en verano estamos más expuestos a la deshidratación por el calor. Además, el agua ayuda a reducir la temperatura corporal. A pequeños sorbos, el organismo se hidrata mejor y mejora el aspecto de la piel.

Reduce el consumo de refrescos, cervezas y otros alcoholes: ya hemos visto que para el calor el mejor refresco es el agua. Debemos evitar el exceso de refrescos, de cervezas y otros alcoholes, como las sangrías, y, en su lugar, consumir dos litros de agua al día. El té frío, los zumos sin azúcar y las limonadas caseras son más aconsejables. Se puede beber alcohol pero con moderación (la mejor elección es vino o cerveza, evitando los destilados).

Cuida los hábitos alimentarios: pese a que en verano el ritmo de vida cambia, lo que implica que, por ejemplo, nos saltemos algunas comidas, modifiquemos los horarios, trasnochemos más… Debemos intentar no perder las buenas costumbres y hábitos sanos. Es importante que también en estos meses adquiramos una rutina diaria que  favorezca una dieta sana, ordenada y completa.  Debemos realizar al menos cuatro comidas al día y no picar entre horas para mantener nuestro peso y evitar así ganar esos kilos de más que resulta difícil de perder.

Cuidado con los helados: ¿a quién no le apetece un helado en verano? Con la llegada del calor es frecuente tomar helados pero debemos ser conscientes de que este alimento, sobre todo si es industrial, tiene exceso de grasa y, además, son muy calóricos. Es preferible optar por helados en forma de sorbetes de frutas o con yogur. Lo ideal es tomar de 1 a 2 helados por semana y siempre acompañarlo de actividad física diaria.

Apuesta por la cocina sencilla: se recomienda que en estos meses dejemos de lado los guisos y comidas pesadas como cocidos, potajes y consomés. Podemos usar legumbres frías en forma de ensaladas, gelatinas o guarnición fría. Las carnes magras con poca grasa así como los pescados a la plancha, espetados, al horno, en papillote o a la brasa son nuestros mejores aliados para el verano, ya que son alimentos que apenas necesitan aceite para ser cocinados y mantienen todas sus propiedades nutritivas. Se aconseja también refrigerar bien los alimentos para evitar la salmonelosis.

El verano es una época maravillosa para cuidarse, aumenta la variedad en las comidas, hidrátate, muévete un poco y ¡disfruta del mejor clima de Europa!

Rafael Estrada

Dietista del Hospital Vithas Xanit Internacional

10 consejos para disfrutar de una Navidad saludable

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Nutrición | Posted on 11-12-2015

0

Diciembre es el último mes del año y siempre es el que más excesos trae. Comidas y cenas de empresa, celebraciones familiares, excesos de comida que siempre nuestra salud acaba notando. Desde el Hospital Vithas Xanit Internacional queremos daros 10 consejos para disfrutar de una Navidad mucho más saludable. Nuestro nutricionista, Rafael Estrada, nos deja este maravilloso decálogo para que estas fechas no se nos atraganten 😉

consejos nuevas medidas

 

¡Feliz Navidad!

 

Las ventajas de la Dieta Mediterránea

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Nutrición | Posted on 10-09-2015

0

Corazón

Seguro que durante el verano hemos realizado muchos excesos en nuestra dieta. Por eso, ahora que llega septiembre entrevistamos a D. Rafael Estrada, Dietista de Vithas Xanit para que nos cuente las claves para volver a comer bien descubriendo la dieta mediterránea.

El verano es una época de cambios en nuestra rutina, sobre todo en la alimentación, ¿podría darnos algunos consejos para volver a nuestro peso habitual? 

Aunque lo ideal sería no modificar el peso en todo el año, después de los excesos del verano algunos trucos para perder esos kilos de más son reducir las calorías en la dieta y recuperar el ejercicio físico.

Otros consejos son ingerir hidratos de carbono de forma constante a lo largo del día para mantener una glucemia estable, lo que nos ayudará a no llegar con mucha hambre a la siguiente comida. Elegir variedades integrales, aumentando de esta forma el consumo de fibra, también ayudará a saciarnos más. Para reducir las calorías también es necesario disminuir la cantidad de grasa general de la dieta, lo ideal es evitar los fritos, rebozados y salsas, optando por otras técnicas como la plancha, el asado o el papillote.

Después de las vacaciones también es necesario retomar el hábito de la actividad física para que la eliminación de la grasa que ha aumentado sea efectiva. Se recomienda ejercicios aeróbicos, como salir a caminar o correr a trote suave (así también evitarás lesiones).

¿Por qué la dieta mediterránea es tan completa y recomendable?     

La Dieta Mediterránea es un estilo de vida, no es solo un patrón alimentario sino que combina ingredientes de la agricultura local, las recetas y formas de cocinar propias de cada lugar, las comidas compartidas, celebraciones y tradiciones, que unido a la práctica de ejercicio físico moderado, pero diario, favorecido por un clima ideal, completan ese estilo de vida que la ciencia moderna nos invita a adoptar en beneficio de nuestra salud, haciendo de ella un excelente modelo de vida saludable. Es, además, una valiosa herencia cultural que, a partir de la simplicidad y la variedad, ha dado lugar a una combinación equilibrada y completa de los alimentos, basada en productos frescos, locales y de temporada en la medida de lo posible.

Se caracteriza por la abundancia de alimentos vegetales, como pan, pasta, arroz, verduras, hortalizas, legumbres, frutas y frutos secos; el empleo de aceite de oliva como fuente principal de grasa; un consumo moderado de pescado, marisco, aves de corral, productos lácteos (yogur, quesos) y huevos; el consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas y aportes de vino consumido generalmente durante las comidas.

¿Cuáles son las ventajas de la dieta mediterránea?

Su importancia en la salud del individuo no se limita al hecho de que sea una dieta equilibrada, variada y con un aporte de macronutrientes adecuado, sino también a los beneficios de su bajo contenido en ácidos grasos saturados y alto en monoinsaturados, así como en carbohidratos complejos y fibra, además, hay que añadir los derivados de su riqueza en sustancias antioxidantes.

¿Por qué es importante realizar 5 comidas al día?   

Una de las principales razones por las que es importante realizar cinco comidas al día es porque si solamente comiésemos tres veces, estaríamos dejando pasar mucho tiempo entre comida y comida. Nuestro cuerpo necesitaría más alimento y, por lo tanto, nuestro apetito aumentaría hasta la hora de la comida siguiente, junto a nuestra ansiedad, que se hace mayor, lo que nos lleva a comer compulsivamente una vez que nos sentamos a comer.

Esta forma de comer compulsiva es la menos acertada, ya que ingerimos grandes cantidades de alimento sin darnos cuenta, ya que nuestro cerebro no detecta que estamos saciados hasta pasados, al menos, 15 minutos desde que hemos empezado a comer. En este tiempo habremos ingerido mucho alimento con la intención de saciar esa hambre que traíamos. De esta manera, si repartimos las comidas a lo largo del día ingeriremos a la larga menos cantidad de alimento y no pasaremos hambre.

Esta situación, además, provocará que nuestro cuerpo acumule más cantidad de grasa, ya que el hambre es síntoma de falta de alimento para continuar con nuestra actividad. Para evitar que esta falta vuelva a tener lugar, el cuerpo guardará reservas, y es que nuestro metabolismo se adapta a nuestros hábitos. Si el organismo no recibe el combustible que necesita de los alimentos lo cogerá de las reservas y por ello, cuando comamos, guardará para futuros periodos de necesidad.

Además, si estamos cargados de energía nuestro rendimiento a lo largo del día será mayor, tanto en nuestra vida cotidiana como en nuestro entrenamiento deportivo. Es por esto por lo que desde el hospital Vithas Xanit recomendamos la realización de cinco comidas a lo largo del día, ya que es una buena forma de distribuir el alimento y no comer más innecesariamente.

 

Os dejo también 10 consejos sobre cómo llevar una dieta mediterránea adecuada

 

  • Utilizar el aceite de oliva (rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados) como principal grasa de adición. Tiene propiedades cardioprotectoras
  • Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia (frutas, verduras, legumbres, champiñones y frutos secos). Sus antioxidantes y fibra previenen enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  • Consumir a diario pan y alimentos procedentes de cereales que aportan una parte importante de la energía necesaria para nuestras actividades diarias.
  • Aumentar el consumo de alimentos poco procesados, frescos y de temporada.
  • Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogurt y quesos.
  • Consumir, al menos dos veces por semana, carnes, ya que contienen proteínas, hierro y grasa animal en cantidades variables.
  • Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación: el pescado azul ayuda a protegernos frente enfermedades cardiovasculares y los huevos contienen proteínas de muy buena calidad, grasas y muchas vitaminas y minerales.
  • La fruta fresca tendría que ser el postre habitual. Los dulces y pasteles deberían consumirse ocasionalmente.
  • El agua es la bebida por excelencia en el Mediterráneo.  El vino debe tomarse con moderación y durante las comidas.
  • Realizar actividad física todos los días, ya que es tan importante como comer adecuadamente: Mantenerse físicamente activo y realizar cada día un ejercicio físico adaptado a nuestras capacidades es muy importante para conservar una buena salud.

Rafael Estrada.

Dietista del Hospital Vithas Xanit Internacional

6 consejos para nuestra dieta después de la Navidad

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Nutrición, XANIT SALUD | Posted on 10-01-2014

Etiquetas: , ,

0

Consejos-nutricionales-Rafael-Estrada

Cada nuevo año nos planteamos propósitos de cambio. Uno de los más deseados es cuidar más y mejor nuestra salud, ya sea practicando deporte o perdiendo peso… Y esta es una buena época para hacerlo. Terminan las fiestas y con ellas se acaban las comidas copiosas y los excesos de dulces y bebidas que tomamos junto a familia y amigos.

Una alimentación equilibrada y realizar ejercicio físico son básicos para sentirse sano y con energía diaria. En el post de hoy Rafael Estrada, nuestro experto en dietética, nos da las claves para cuidar nuestra alimentación después de los excesos navideños.

1) Hay que olvidarse de las dietas demasiado estrictas. Estas dietas pueden funcionar en un principio pero no garantizan resultados a largo plazo y tampoco son 100% saludables. Hay que comer variado y mantenerse activo. Un truco es controlar y, si es oportuno, reducir nuestras raciones de comida, pero siempre haciendo 5 ingestas diarias.

2) La bebida más aconsejada es el agua. Se recomienda consumir como mínimo dos litros cada día. Pero hay otras bebidas que pueden ayudarnos, entre ellas, tenemos las infusiones sin azúcar o caldos bajos en grasas.

3) Muchas veces comemos de manera saludable pero nos cuesta controlar el ‘picoteo’. Para un tentempié saludable entre comidas, es recomendable tomar los siguientes alimentos:

Consumo abundante de fruta fresca o en su jugo. Entre las frutas más depurativas tenemos la piña natural y la manzana, entre otras.
Los yogures descremados o las gelatinas light son también un buen snack entre horas. Los cereales integrales, nos proporcionan la fibra necesaria en nuestro día a día.
• Es aconsejable también consumir infusiones como la manzanilla, la valeriana, la tila o el cedrón para remplazar al café de media tarde.

4) Actividad física para todas las edades. Lo importante es mantenerse activo, evitar el coche y el sedentarismo lo máximo posible. Algunas opciones sin necesidad de pagar un gimnasio pueden ser caminar o ir en bicicleta, quedar con amigos para ejercitarnos nos ayudará a motivarnos y convertirlo en un hábito.

5) Cenas ligeras. Hay que ser cuidadoso y consciente de que cenar sólo una ensalada puede no ser tan beneficioso como se suele pensar, si bien es un plato con pocas calorías puede hacer que sintamos hambre en un breve tiempo. Para las cenas es recomendable consumir carnes magras, como pavo, ternera o pollo y, sobre todo, pescado. El pescado en las cenas es el mejor aporte de proteínas y grasas saludables para el organismo. Como acompañamiento podemos tener una pequeña ensalada, crema de verduras, sopa u hortalizas.

6) Alimentos o hábitos que debemos vigilar: lo más importante es controlar y reducir al máximo posible el consumo de sal en beneficio de la circulación. Los alimentos a evitar por su alto contenido en sal y grasas serán embutidos, fiambres, mantecas, mayonesas o salsas para ensaladas y frituras.

Es importante acudir a un profesional si se pretende seguir un plan alimenticio concreto. Un profesional de la nutrición te ayudará a crear una dieta personalizada conforme a su edad, sus características físicas y costumbres.

En el canal Youtube de Xanit puedes ver la entrevista del programa ‘La salud a toda costa’ dónde hablé sobre nutrición y sobre los beneficios de la dieta mediterránea:

Rafael Estrada
Dietista en Vithas Xanit
Twitter: @rextrada

La diabetes: segunda enfermedad crónica más frecuente en edad pediátrica

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Nutrición, PEDIATRÍA | Posted on 14-11-2013

Etiquetas: , ,

0

Nutrición

Diabetes y niños en España

El número de casos nuevos por año que se diagnostican en el mundo occidental está aumentando. En España, se estima que existen unos 29.000 menores de 15 años con diabetes, y se ha observado también que el pico de máxima incidencia coincide con la pubertad. En un 90% de los casos de diabetes pediátrica, la Diabetes Tipo 1 (también conocida como diabetes juvenil o diabetes mellitus insulino dependiente) es la variante que más predomina. Se trata de una patología autoinmune y metabólica caracterizada por una destrucción selectiva de las células beta del páncreas (encargadas de segregar la insulina que controla los niveles de glucosa de la sangre) causando una deficiencia absoluta de insulina. Se diferencia de la diabetes tipo 2 porque suele darse a una edad temprana, generalmente antes de los 30 años.

La prevalencia de esta enfermedad en niños es de 1 ó 2 casos por cada 1000 menores de 14 años, siendo más propensos a desarrollarla cuanto más cerca se encuentran de la pubertad.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es sencillo, basta con realizar una prueba de glucemia con una tira reactiva. Este análisis de sangre se suele llevar a cabo cuando empiezan a presentarse los síntomas principales, denominados cardinales, tales como: mucha sed (polidipsia), mucha orina (poliuria), pérdida de peso, alteraciones del apetito y, en ocasiones, algunos niños se vuelven a orinar en la cama, cuando ya controlaban los esfínteres.

Sobrellevar la diabetes en un niño

Una vez que es diagnosticada la diabetes a un niño, es fundamental una educación diabetológica, tanto a la familia como al pequeño, para conseguir que acepten la enfermedad y se adapten a su nueva vida. En este primer periodo de educación, es fundamental lograr una aceptación de esta nueva situación y para ello solucionar los pequeños problemas cotidianos para que las cosas cambien lo menos posible. Además, recomendamos hablar con los hermanos, colegio, amigos, etc.

Realmente la aceptación de este nuevo “inquilino”, además de procurar la máxima autonomía y responsabilidad, son objetivos a medio plazo que mejorarán la calidad de vida de toda la familia.

La investigación que hoy en día está en marcha sobre las causas desencadenantes de la diabetes, la mejora y simplificación del tratamiento, debe servir sin duda para beneficio de los niños y jóvenes que en pocos años serán adultos.

Juan Pedro López Siguero

Endocrinólogo Infantil del Hospital Vithas Xanit Internacional