Clases de Educación Maternal en Vithas Xanit

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Lactancia, MEDICINA EN FEMENINO, PEDIATRÍA | Posted on 26-12-2017

0

¡¡Apúntate a nuestro curso de Educación Maternal!!

En Vithas Xanit cuidamos de ti en los momentos más importantes, por eso, si estás embarazada, hemos preparado para ti 7 clases de Educación Maternal con el objetivo de prepararte, tanto física como psicológicamente, para el desarrollo de tu embarazo y también para el momento del parto.

En el Hospital Vithas Xanit Internacional recomendamos que las clases de preparación al parto empiecen entre las semanas 28 y 30 de gestación, aunque tú y tu pareja podéis uniros a nosotros la semana que decidáis.

Programa: 

Clase 1 – Diferentes analgesias: te explicaremos el tipo de dolor que puedes sentir llegado el momento del parto y como aliviarlo, así como el uso de respiración y posiciones

 

Clase 2 – Trabajo de parto: en esta clase aprenderemos diferentes fases del parto, cómo, por ejemplo, a reconocer signos y síntomas del trabajo de parto

 

Clase 3 – Lactancia maternal e introducción del alimento sólido: profundizaremos en los beneficios, mitos y técnica correcta del momento de la lactancia, ofreciendo también una introducción al alimento sólido

 

Clase 4 – Cuidados del recién nacido: aprenderemos a cuidar de nuestro bebe, no sólo en el hospital sino también cuando estemos en casa o tengamos que llevarlo al centro de salud por ejemplo para la vacunación.

 

Clase 5 – Cuidados durante la cuarentena: trataremos todos los aspectos físicos y psicológicos de este periodo post-parto

 

Clase 6 – Repaso de dudas: en esta clase os daremos algunos consejos para hacer bolsa a la hora de ir al hospital para el parto y os ayudaremos con los papeles que tenéis que rellenar. También os explicaremos los motivos que debemos tener en cuenta para ir a urgencias obstétricas

 

Clase 7 – Ejercicios: trabajaremos algunos ejercicios físicos, de suelo pélvico, masaje perineal, uso de pelota de parto, diferentes posiciones durante contracción expulsivo respiración y ejercicios de relajación

 

Lugar: Centro de Fisioterapia Vithas Xanit en Benalmádena (Avda. del Cosmos, s/n 1º Pl. Centro Cial Santangelo – Rotonda de Cudeca – )

Fecha de inicio del próximo curso: 3 de Enero

Horario: mañana y tarde (consultar horarios disponibles en el centro)

Para más información: puedes solicitar más información en los teléfonos 952 561 951/952 36 71 90

 

 

 

Claves para una adecuada alimentación durante el embarazo y la lactancia

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Digestivo, Lactancia, XANIT SALUD | Posted on 28-05-2015

0

xanit

En Vithas Xanit queremos ofrecer a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia algunas recomendaciones para una buena alimentación de la mano del Dr. Diego Fernández, endocrino y nutricionista de nuestro hospital.

El embarazo y la lactancia son dos etapas muy importantes en la vida de la mujer, ya que se producen una serie de cambios fisiológicos que obligan a prestar mayor atención a la dieta. Una buena alimentación durante este periodo, promocionando siempre que sea posible la lactancia, aporta tanto a la madre como al bebé multitud de beneficios a largo plazo. Es importante mantener una alimentación equilibrada, fraccionada a lo largo del día (4-5 tomas) y con variedad de alimentos; así como utilizar técnicas de cocción sanas y ligeras (hervido, vapor, plancha) evitando el exceso de grasas (fritura).

Durante estas etapas la mujer necesita aporte extra de ciertos nutrientes como: calcio, ácido fólico, hierro, proteínas y, en general, un aumento de energía (entre 250- 500 Kcal extras). En muchas ocasiones cubrir estos requerimientos sin aumentar en exceso las calorías de la dieta puede resultar difícil, por lo que es recomendable asistir a nosotros, los nutricionistas, porque no se trata de aumentar el tamaño del plato sino de saber seleccionar adecuadamente los alimentos a consumir. Por ejemplo, durante esta etapa es fundamental aumentar el consumo de cereales integrales, frutas, verduras, tubérculos, hortalizas y legumbres, y reducir, a su vez, los aceites y grasas, sobre todo los de origen animal (embutido, carnes grasas, lácteos enteros).

Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una buena alimentación durante el embarazo porque, en los últimos años, se ha demostrado que una alimentación adecuada en el embarazo y la lactancia tienen efectos positivos para el bebé, tanto a corto como a largo plazo, ya que previene problemas tan importantes como las infecciones y reduce el riesgo del bebé de presentar diabetes y otras enfermedades metabólicas a lo largo de su vida, mejorando, además, el sistema inmune del pequeño.

El Hospital Vithas Xanit Internacional dispone de una Unidad de Endocrinología y Nutrición con un Área de Nutrición donde un dietista asesora al paciente en la elaboración de dietas personalizadas. Además, disponemos de un servicio basado en la plataforma WhatsApp que permite al paciente contactar de forma directa con el dietista en tiempo real y resolver sus dudas al instante. Esta unidad, además, está especializada en trastornos alimenticios como las enfermedades tiroideas, la diabetes, la obesidad o la elevación de lípidos, entre otras. Dispone de un equipo médico que se encarga también de tratar las afecciones de órganos endocrinos cuyas patologías, al ser menos frecuentes, requieren para su estudio una alta especialización, tales como hipotálamo, hipófisis, paratiroides, adrenales y gónadas masculinas y femeninas.

Dr. Diego Fernández

Especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Vithas Xanit Internacional

La importancia de la Lactancia Materna

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in GINECOLOGÍA, Lactancia | Posted on 08-08-2014

0

lactancia

Hablamos con nuestra matrona, Aranzazu Fajardo del Valle que nos explica la gran importancia y los grandes beneficios que tiene optar por la lactancia materna

¿Qué importancia tiene la lactancia materna en el desarrollo del bebé y cuáles son sus beneficios?

La lactancia materna es fundamental y necesaria para el desarrollo tanto físico como intelectual del recién nacido. Los beneficios más evidentes son la mejora de la salud y supervivencia del lactante. La lactancia disminuye, por ejemplo, las diarreas, otitis medias o algunos tipos de infecciones, como las respiratorias, disminuyendo también, al mismo tiempo, el riesgo de mortalidad relacionado con estas enfermedades.También existen estudios que demuestran que los lactantes presentan mejores resultados en pruebas de desarrollo intelectual y motor. A largo plazo, también está relacionada con un menor índice de aparición de enfermedades crónicas como alergias, obesidad, diabetes tipo II, hipertensión arterial o enfermedad de Crohn (una patología que se presenta cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano).

¿Cuántos meses, como mínimo, debe recibir el bebé lactancia materna?

Para cumplir con los criterios de alimentación adecuados marcados por la OMS y UNICEF, el recién nacido debe estar lactando los 6 primeros meses de su vida sin la introducción de ningún alimento complementario (ni agua, ni manzanillas, ni ningún tipo de alimento sólido). A partir de este momento, y hasta los dos años de vida aproximadamente, la lactancia debe estar complementada con la incorporación de alimentos sólidos.

¿Hay un máximo de tiempo?

No existe ninguna edad máxima para dejar de lactar. Se podría prolongar todo el tiempo que tanto la madre como el lactante lo deseen.

¿Qué consejos daría para que la lactancia sea exitosa?

Para que la lactancia sea exitosa lo más importante es conseguir un correcto agarre. Si el agarre del bebé al pecho es correcto, conseguiremos que la toma sea efectiva y el bebé sea capaz de succionar correctamente, realizando el vaciamiento completo de la mama. De esta forma, el pequeño extrae la cantidad exacta de alimento que necesita y lo hace sin producir ningún daño o molestia en la madre, ya que no se agarra del pezón (lo que provocaría dolor, grietas y vaciamiento incompleto de la mama). Un correcto agarre facilita también que la toma se acorte en el tiempo, ya que el flujo de leche que entra en cada succión es superior al flujo que entraría si el agarre fuese en el pezón, es decir, incorrecto. Si conseguimos un correcto agarre desde el principio, la lactancia materna estará bien hecha.

¿Y cómo sabemos que la lactancia no está siendo correcta?

Un signo que nos dice que la lactancia no está siendo correcta o que algo está fallando, es, por un lado, el dolor al amamantar (no duele cuando está bien hecha) y, por otro, que los intervalos entre toma y toma del bebe sean más cortos. Esto es debido a que la cantidad de alimento en el estómago es inferior, con lo que la digestión es más rápida y la sensación de hambre aparece antes.

¿Es verdad que la leche materna se adecúa a las necesidades del bebé dependiendo de su etapa de evolución?

Sí, la leche materna cambia con el tiempo para satisfacer las necesidades del bebé. Por ejemplo, la leche materna que comienza a producirse entre tres y cinco días después del parto tiene la cantidad exacta de grasa, azúcar, agua y proteínas que se necesita para el crecimiento de un bebé. La leche de la madre se adapta incluso a los recién nacidos cuando son prematuros, ya que contiene más grasas (o lípidos) que la que se produce cuando un bebé nace a término, ya que éstos reciben esos lípidos a través de la placenta, por lo que la leche materna ya no los contiene. La leche materna también contiene agentes anti-inflamatorios que ayudan a proteger los frágiles tejidos del intestino del bebé prematuro de la inflamación y el dolor.

¿Qué importancia tiene el calostro?

Es de gran importancia para el recién nacido, dado que es el primer alimento presente en la madre durante los 2 ó 3 primeros días y presenta un contenido especial, compuesto por los 10 aminoácidos esenciales. Contiene además menos carbohidratos, grasas y lactosa que la leche madura. Además es especialmente rico en inmunoglobulinas, muy importantes para prevenir infecciones, y leucocitos, para destruir bacterias y virus.  Además tiene una función laxante, contribuyendo a ayudar al recién nacido a expulsar el meconio, contenido en el intestino, difícil de expulsar debido a su densidad y consistencia.

 

 

Aranzazu Fajardo del Valle

Matrona del Hospital Vithas Xanit Internacional