10 consejos para las mujeres menopáusicas

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in GINECOLOGÍA | Posted on 12-03-2018

0

Hoy, desde nuestro Servicio de Ginecología, queremos compartir con todos vosotros estos 10 consejos que han elaborado desde la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEMM) dirigido a las mujeres durante la perimenopausia y la posmenopausia:

  1. Mantener una dieta equilibrada

Una dieta adecuada es esencial de cara a mantener un peso normal y evitar el sobrepeso y obesidad. Es importante limitar la ingesta de grasa animal y comer varias piezas de fruta, así como consumir una cantidad adecuada de verduras para la salud de nuestro corazón. También es necesario aportar a nuestro cuerpo una cantidad suficiente de calcio al día mediante el consumo de productos lácteos. En resumen, una dieta mediterránea, pero reforzando la cantidad de calcio como pilar fundamental en la salud de la mujer y evitar la obesidad para la conservación de una adecuada calidad de vida y de una conveniente salud cardiovascular.

  1. Realizar actividad física moderada diaria

El ejercicio físico ayuda a mantener la fuerza del músculo, la densidad mineral ósea y a evitar caídas. Por ello es recomendable andar todos los días tanto como sea posible. Una buena pauta es caminar a paso ligero entre 30 y 45 minutos cinco días a la semana.

  1. Tomar el sol 15 minutos al día para conseguir el nivel de vitamina D adecuado.

Es crucial en muchos sistemas biológicos, incluyendo la absorción de calcio, fortalecer el hueso y evitar las caídas. Se recomienda la exposición al sol durante 15 minutos diariamente.

  1. Evitar hábitos tóxicos como el tabaco

Para una buena salud a todos los niveles es muy importante evitar hábitos tóxicos. Fumar es uno de los factores más importantes de riesgo cardiovascular y osteoporosis.

  1. Evaluar el posible riesgo cardiovascular y eliminar los factores de riesgo

La principal causa de mortalidad tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular. Por ello es importante hacerse revisiones.

  1. Evaluar el posible riesgo de cáncer de mama y estimular el diagnostico precoz mediante las campañas de mamografía

El cáncer de mama es el cáncer más prevalente en la mujer española. Debemos hacer un esfuerzo y concienciarnos en las mamografías anuales. 

  1. Evaluar el posible riesgo de osteoporosis y en pacientes de alto riesgo mediar la densidad mineral del hueso

La osteoporosis es una de las enfermedades más devastadoras asociadas a la menopausia y al envejecimiento. La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia aconseja que se evalúe la densidad mineral del hueso en la mujer posmenopáusica a los 65 años y por debajo de esta edad en pacientes con alguno de los siguientes factores de riesgo: tener un familiar de primer grado con la enfermedad, haber tenido fracturas por fragilidad, índice de masa corporal por debajo de 20, obesidad, tener un hábito tabáquico severo o haber recibido tratamientos con corticoides u otros medicamentos los cuales puedan interferir en la regeneración ósea.

  1. Vivir la menopausia con vitalidad y optimismo

Es importante que la mujer afronte este periodo con positividad. Se inicia un nuevo periodo en su vida en la que muy frecuentemente se consigue la total plenitud y la madurez personal. 

  1. Mantener una actividad sexual satisfactoria

Una vida sexual satisfactoria y una buena relación con la pareja es un importante factor de apoyo durante la menopausia. Además, la actividad sexual ayuda a evitar la sequedad y atrofia vaginal.

  1. Cuidar la calidad de vida para conseguir el bienestar de la mujer durante la menopausia

Mantener la calidad de vida es el principal objetivo. La mujer no debe resignarse a vivir un infierno durante su menopausia o perder calidad de vida.

Cáncer de mama…¿Y ahora qué?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in GINECOLOGÍA, Oncología | Posted on 19-10-2016

0

cancer-de-mama

Hoy, con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, desde nuestro Instituto Oncológico Vithas Xanit, el Dr. Carabantes ha querido hacernos un repaso por el protocolo de actuación que debemos seguir desde que el especialista sospecha que la paciente puede tener un tumor maligno hasta que se confirma su diagnóstico y posible tratamiento. Porque no debemos olvidar que la detección precoz es fundamental para un tratamiento eficaz de la patología y que ayudar desde el primer momento a la paciente a resolver todas sus dudas es fundamental para prestarle un servicio sanitario de calidad. Por eso, en el Instituto Oncológico Vithas Xanit, tenemos el objetivo de proporcionar siempre un diagnóstico y tratamiento del cáncer de alta calidad científica y humana. Se trata de un área multidisciplinar donde a un paciente se le diagnostica, es visto por el oncólogo y en una semana puede ser intervenido y tratado. A continuación hacemos un repaso por los pasos más importantes

 

Cuando a una mujer se le detecta una lesión mamaria sospechosa es importante que se le realice a la paciente lo antes posible una biopsia que pueda confirmarnos la naturaleza de la lesión. Si el diagnóstico es cáncer de mama, se iniciará un protocolo de actuaciones dirigidas al tratamiento de la enfermedad y a la paliación del impacto emocional que supone este diagnóstico para la paciente.

 

Actualmente los avances en el conocimiento biológico del cáncer de mama han permitido conocer que no es una enfermedad, sino un conjunto de enfermedades, con diferencias clínicas, terapéuticas y pronósticas, por lo que se hace necesario que el tratamiento sea cada vez más individualizado. Por otra parte, se requiere también una atención multidisciplinar con la participación de patólogos, radiólogos, médicos nucleares, cirujanos, oncólogos médicos y radioterápicos, psicólogos, voluntarios… Resulta imprescindible una buena coordinación entre ellos, y para esto es muy importante el buen funcionamiento de un comité de tumores donde estén representadas todas las especialidades. En nuestro hospital disponemos de este comité que nos ayuda a tomar las respectivas decisiones para ofrecer al paciente siempre la mejor solución adaptada a sus necesidades.

 

Dentro de este equipo cada especialista tiene una importante función, tanto en el diagnóstico final como en el tratamiento a seguir. El patólogo, por ejemplo,  tiene que definir las características histológicas de la enfermedad: tipo de tumor, tamaño y grado histológico, afectación ganglionar, receptores hormonales, etc.

 

Con la información clínica, patológica y radiológica. Se decidirá el tratamiento loco-regional y sistémico que hay que realizar, con el objetivo de conseguir la curación definitiva del tumor.

 

Tratamientos

 

Siempre que sea factible, se preferirá una cirugía conservadora de mama con ganglio centinela ó con vaciamiento axilar, dependiendo de la situación axilar. Hoy en día, en muchos casos, se está evitando el vaciamiento axilar sin comprometer los resultados de supervivencia, pero con la gran ventaja de reducir el riesgo del temido linfedema o hinchazón que se produce en el brazo después de este vaciamiento axilar. Cuando se hace necesaria la mastectomía (por tamaño tumoral o pobre resultado estético con la cirugía conservadora), también es factible, en muchos casos, iniciar el proceso de reconstrucción mamaria en el mismo acto quirúrgico, con la colocación de un expansor que permite la posterior colocación de la prótesis definitiva sobre todo cuando no es necesario administrar radioterapia después de la cirugía.

 

No todas las pacientes con cáncer de mama tras la cirugía precisarán radioterapia o un tratamiento sistémico (quimioterapia, hormonoterapia y terapias biológicas). Esto dependerá siempre de las características patológicas de la enfermedad, su extensión clínica (áreas ganglinares o a distancia) y  las características biológicas basadas en el análisis de expresión de múltiples genes tumorales (plataformas genómicas).

 

La radioterapia consiste en la administración de radiaciones ionizantes dirigidas al volumen blanco seleccionado (mama y áreas ganglionares) para eliminar células tumorales en esas áreas. Se utilizan aceleradores lineales de particulares para administrarla y estaría indicada tras cirugía conservadora o, en algunos casos, tras una mastectomía según el tamaño tumoral y la situación ganglionar.

 

Respecto al tratamiento con terapias sistémicas (QT, HT y terapias biológicas), la quimioterapia se puede administrar después de la cirugía cuando el cáncer es infiltrante, es decir, que ha tenido contacto con el sistema sanguíneo y linfático, dependiendo de las características patológicas, clínicas y biológicas de la enfermedad, para destruir células tumorales diseminadas por vía hematógena o linfática. También se puede administrar antes de la cirugía con el objetivo de reducir la enfermedad para favorecer la resección y permitir la conservación mamaria. Son fármacos que se suelen administrar por vía intravenosa (alguno es oral), en ciclos de 21 días,  y su duración habitual es de  3 a 6 meses.

 

Podría ser necesario otro tratamiento cuando el tumor expresa receptores hormonales, la hormonoterapia, que se realiza durante un periodo de 5 a 10 años. En los casos de tumores HER-2 positivo también hay que recomendar tratamiento con un anticuerpo monoclonal (trastuzumab) durante 1 año, que se puede asociar con quimioterapia y con hormonoterapia. En situación metastásica disponemos de más terapias biológicas conocidas como antiHER2.

 

Es importante informar al paciente durante los tratamientos de todos los efectos secundarios que pueden darse para que este sepa cómo debe afrontar todo el proceso ya que el perfil de los efectos secundarios de los fármacos es diferente, por ejemplo, a los de la quimioterapia.

 

Durante todo el tratamiento y en el futuro recomendamos siempre a los pacientes adquirir hábitos saludables como dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol, una dieta equilibrada rica en verduras y frutas, moderar el consumo de grasas y azúcares, y evitar el sedentarismo. El ejercicio físico es recomendable, incluso durante el tratamiento  con quimioterapia, pero su práctica debe ser racional y ajustada a la situación física de las pacientes.

 

 

 

 

La importancia de la Lactancia Materna

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in GINECOLOGÍA, Lactancia | Posted on 08-08-2014

0

lactancia

Hablamos con nuestra matrona, Aranzazu Fajardo del Valle que nos explica la gran importancia y los grandes beneficios que tiene optar por la lactancia materna

¿Qué importancia tiene la lactancia materna en el desarrollo del bebé y cuáles son sus beneficios?

La lactancia materna es fundamental y necesaria para el desarrollo tanto físico como intelectual del recién nacido. Los beneficios más evidentes son la mejora de la salud y supervivencia del lactante. La lactancia disminuye, por ejemplo, las diarreas, otitis medias o algunos tipos de infecciones, como las respiratorias, disminuyendo también, al mismo tiempo, el riesgo de mortalidad relacionado con estas enfermedades.También existen estudios que demuestran que los lactantes presentan mejores resultados en pruebas de desarrollo intelectual y motor. A largo plazo, también está relacionada con un menor índice de aparición de enfermedades crónicas como alergias, obesidad, diabetes tipo II, hipertensión arterial o enfermedad de Crohn (una patología que se presenta cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano).

¿Cuántos meses, como mínimo, debe recibir el bebé lactancia materna?

Para cumplir con los criterios de alimentación adecuados marcados por la OMS y UNICEF, el recién nacido debe estar lactando los 6 primeros meses de su vida sin la introducción de ningún alimento complementario (ni agua, ni manzanillas, ni ningún tipo de alimento sólido). A partir de este momento, y hasta los dos años de vida aproximadamente, la lactancia debe estar complementada con la incorporación de alimentos sólidos.

¿Hay un máximo de tiempo?

No existe ninguna edad máxima para dejar de lactar. Se podría prolongar todo el tiempo que tanto la madre como el lactante lo deseen.

¿Qué consejos daría para que la lactancia sea exitosa?

Para que la lactancia sea exitosa lo más importante es conseguir un correcto agarre. Si el agarre del bebé al pecho es correcto, conseguiremos que la toma sea efectiva y el bebé sea capaz de succionar correctamente, realizando el vaciamiento completo de la mama. De esta forma, el pequeño extrae la cantidad exacta de alimento que necesita y lo hace sin producir ningún daño o molestia en la madre, ya que no se agarra del pezón (lo que provocaría dolor, grietas y vaciamiento incompleto de la mama). Un correcto agarre facilita también que la toma se acorte en el tiempo, ya que el flujo de leche que entra en cada succión es superior al flujo que entraría si el agarre fuese en el pezón, es decir, incorrecto. Si conseguimos un correcto agarre desde el principio, la lactancia materna estará bien hecha.

¿Y cómo sabemos que la lactancia no está siendo correcta?

Un signo que nos dice que la lactancia no está siendo correcta o que algo está fallando, es, por un lado, el dolor al amamantar (no duele cuando está bien hecha) y, por otro, que los intervalos entre toma y toma del bebe sean más cortos. Esto es debido a que la cantidad de alimento en el estómago es inferior, con lo que la digestión es más rápida y la sensación de hambre aparece antes.

¿Es verdad que la leche materna se adecúa a las necesidades del bebé dependiendo de su etapa de evolución?

Sí, la leche materna cambia con el tiempo para satisfacer las necesidades del bebé. Por ejemplo, la leche materna que comienza a producirse entre tres y cinco días después del parto tiene la cantidad exacta de grasa, azúcar, agua y proteínas que se necesita para el crecimiento de un bebé. La leche de la madre se adapta incluso a los recién nacidos cuando son prematuros, ya que contiene más grasas (o lípidos) que la que se produce cuando un bebé nace a término, ya que éstos reciben esos lípidos a través de la placenta, por lo que la leche materna ya no los contiene. La leche materna también contiene agentes anti-inflamatorios que ayudan a proteger los frágiles tejidos del intestino del bebé prematuro de la inflamación y el dolor.

¿Qué importancia tiene el calostro?

Es de gran importancia para el recién nacido, dado que es el primer alimento presente en la madre durante los 2 ó 3 primeros días y presenta un contenido especial, compuesto por los 10 aminoácidos esenciales. Contiene además menos carbohidratos, grasas y lactosa que la leche madura. Además es especialmente rico en inmunoglobulinas, muy importantes para prevenir infecciones, y leucocitos, para destruir bacterias y virus.  Además tiene una función laxante, contribuyendo a ayudar al recién nacido a expulsar el meconio, contenido en el intestino, difícil de expulsar debido a su densidad y consistencia.

 

 

Aranzazu Fajardo del Valle

Matrona del Hospital Vithas Xanit Internacional