En este espacio reuniremos toda la información que un paciente de cardiología necesita tener a mano, siempre con el respaldo de nuestro grupo de expertos médicos.



Tratamiento de la enfermedad de las arterias coronarias: cirugías de bypass y angioplastias

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 10-10-2019

0

Hoy vamos a hablar en nuestro blog de dos de las intervenciones más comunes en España, la cirugía de bypass y la angioplastia, que sirven para el tratamiento de la enfermedad de las arterias coronarias, el tipo más común de enfermedad cardíaca. Para ello hablamos con el responsable de nuestro Área del Corazón, el Dr. Gómez Doblas. En nuestro hospital tenemos una larga experiencia en la realización de estas intervenciones, con más 500 cirugías de bypass aortocoronario y más de 3.000 angioplastias realizadas.

 

Enfermedad de las arterias coronarias, ¿qué es exactamente?

En las personas que padecen enfermedad de las arterias coronarias se forman depósitos de colesterol y grasas, denominados placas (lesiones), en las arterias coronarias. Este proceso se denomina aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) y es progresivo. Si se sigue depositando material en la placa, las arterias coronarias pueden obstruirse de forma parcial o completa y, por consiguiente, el corazón puede no recibir suficiente oxígeno transportado por la sangre. Si esto sucede, puede llevar a una angina de pecho o, incluso, a un infarto de miocardio.

La buena noticia es que, en la actualidad, esta patología puede tratarse a través de la realización de un bypass aortocoronario o de una angioplastia, dos de las intervenciones quirúrgicas más comunes en España.

 

Bypass aorocoronario y angioplastia

El bypass aortocoronaro desvía el flujo sanguíneo mediante el implante de injertos entre la arteria aorta y la parte distal de las arterias coronarias con el objetivo de salvar las lesiones coronarias.

La angioplastia también restituye el flujo sanguíneo, pero ensanchando la arteria con un catéter que se injerta en las venas coronarias y que lleva un balón y un dispositivo tipo stent que se despliega sobre la lesión que obstruye la arteria, lo que permite restaurar el paso de la sangre a través de la arteria previamente obstruida.

Cada año se realizan en nuestro país unas 5.000 cirugías de bypass aortocoronario y más de

70.000 angioplastias. El progresivo desarrollo de las técnicas percutáneas o no quirúrgicas hace que el número de bypass aortocoronario vaya descendiendo y aumentando el de las

angioplastias.

 

Cuidados a tener en cuenta después de esta cirugía

Los pacientes intervenidos mediante la técnica de bypass coronario, pueden presentar a lo largo de los años posteriores progresión de la enfermedad aterosclerótica en las arterias nativas y aparición de enfermedad vascular en los injertos; para prevenir esta situación, lo más importante después de una cirugía cardiaca de bypass es tener un control estricto de los factores de riesgo cardiovascular (no fumar, cuidar el colesterol, la tensión arterial, la diabetes…).

Respecto a los pacientes a los que se realiza una angioplastia, las recomendaciones a tener en cuenta son: seguir una dieta cardiosaludable basada en la dieta mediterránea, hacer ejercicio, no fumar y llevar a cabo un control estricto de los factores de riesgo. Es también muy importante mantener el uso de fármacos antiagregantes como la aspirina y clopidogrel al menos durante 6 meses o un año.

¿Qué es la Pirámide de la Actividad Física?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 26-09-2019

0

La OMS define que “la salud es un estado de bienestar físico, mental y social completo, y no meramente la ausencia de mal o enfermedad”. Por lo tanto, contempla el estado saludable de la persona desde el punto de vista de la calidad de vida y no simplemente desde la perspectiva médica. De ahí que sentirse sano contempla una visión más amplia que abarca desde nuestra actitud mental del día a día hasta la información que disponemos acerca de temas relacionados con la salud que nos afectan o preocupan.

En esta visión global de la salud humana, vivir con mejor calidad es esencial y ello está muy relacionado con la pirámide de la actividad física.

Hoy, el Dr. Cabrera, cardiólogo de nuestro hospital y responsable del Grupo de Trabajo de Cardiología del Deporte en la SAC nos explica en qué consiste esta pirámide y nos ofrece algunos consejos para llevar a cabo un estilo de vida saludable.

Esta pirámide nos muestra gráficamente, y en un primer vistazo, la forma en la que deberíamos combinar los distintos tipos de actividad física para conseguir un estilo de vida activo y saludable.

 

Así es la pirámide de la actividad física

La pirámide de la actividad física tiene cuatro escalones en los que se muestra el peso de la importancia de cada una de nuestras actividades cotidianas. De abajo hacia arriba los describiríamos de la siguiente forma:

  1. El primero, que es la base, hace referencia a la actividad física que hacemos a diario y sin casi darnos cuenta: tareas del hogar, pasear al perro, jugar con los niños, lavar el coche, pasear, andar hasta el trabajo, subir por las escaleras en lugar de por el ascensor…
  2. En el segundo escalón, están las actividades aeróbicas que cumplen con la definición de ejercicio físico con una duración de más de 30 minutos y que se realiza de 3 a 5 días combinando intensidades moderadas con altas: caminar rápido, senderismo natación, bicicleta, running, deportes de raqueta, fútbol…
  3. En el tercer escalón estarían los ejercicios generales de fortalecimiento muscular que se realizan al menos 2 días a la semana y que, idealmente, combinan ejercicios de flexibilidad: yoga, pilates, ejercicios con pesas, bandas elásticas o flexiones.
  4. La punta de la pirámide hace referencia a todo aquello que deberíamos evitar en la medida de lo posible y que constituyen el estilo de vida más sedentario: TV, ordenador, videojuegos, ascensor, conducir para todo, estar 8h de trabajo sentado…

Como podemos observar en esta pirámide, la recomendación de hacer ejercicio es casi diario, pero no se trata de ir al gimnasio a diario. Debemos descansar, realizar ejercicios aeróbicos regularmente y fortalecer la musculatura para que las articulaciones se encuentren en condiciones de darnos mejor calidad de vida.

El descanso es también muy importante. Dormir al menos 7 horas todos los días no sólo afecta muy favorablemente a nuestra salud por muchos motivos, sino que también hará que nos recuperemos y asimilemos mejor nuestras sesiones de ejercicio.

No descansar lo suficiente, tener hábitos no saludables, no cuidar la alimentación, el estrés, estar toda la jornada laboral sentados, etcétera, es lo que debemos evitar, ya que esto afecta negativamente a nuestra salud. Por eso debemos poner actitud para evitarlo. Por ejemplo, siempre podremos organizar en las 7, 8 o 10 horas de jornada laboral, un momento para estirar las piernas, adoptar buenas posturas e incluso realizar algún estiramiento suave.

 

Repercusiones de esta pirámide en nuestro corazón

Si seguimos las recomendaciones de la pirámide de la actividad física y realizamos el deporte en los tiempos recomendados, nuestro corazón se hace más grande, eficiente y menos vulnerable a las enfermedades.

Nuestro corazón es parte de nuestro cuerpo y sufre cuando no es tratado de la forma correcta. Por ejemplo, con el exceso de sal, azúcares o alimentos procesados que favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Además, es muy importante dormir al menos 7 horas todos los días para recuperarnos y empezar el día siguiente con energía.

Desde el Hospital Vithas Xanit Internacional te animamos a seguir estos consejos de la pirámide de la actividad física, ¡verás cómo empiezas a sentirte mejor, lo que repercutirá positivamente en tu salud!

RCP, todo lo que debemos saber

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 05-09-2019

0

RCP corresponden a las siglas de reanimación cardiopulmonar. Consisten en una serie de maniobras universales y estandarizadas que se ponen en práctica ante una parada cardiorrespiratoria y se incluyen en lo que se conoce como cadena de supervivencia.

La parada cardiorrespiratoria se define como una pérdida súbita, inesperada y potencialmente reversible, de conocimiento, acompañado de un cese de la respiración y de los signos de vida.

Se estima que se producen unas 65 paradas cardiorrespiratorias por cada 100.000 habitantes al año, lo que se traduce en una parada cada 20 minutos. La principal causa de parada cardiorrespiratoria es de etiología cardiaca, el 75% se producen en el domicilio y un alto porcentaje son presenciadas. Es por esta razón que es fundamental la necesidad de difundir entre la población el conocimiento de algunas maniobras que nos permitirán intervenir ante una parada cardiaca.

Hoy el Dr. Pablo De Rojas, responsable del Servicio de Medicina Intensiva de nuestro hospital, nos ofrece algunas pautas de actuación si presenciamos una parada cardiorrespiratoria.

Ante una sospecha de parada cardiaca lo primero que debemos de hacer es ponernos seguros en un sitio exento de peligro para nosotros (retirar a la víctima de la carretera, sacarlo del agua en caso de ahogamiento, etc.). A continuación, comprobaremos la ausencia de consciencia moviendo enérgicamente a la víctima e incluso provocándole dolor con estímulos enérgicos. Si no responde a estímulos y no se trata de un traumatismo severo, realizaremos la maniobra frente-mentón extendiendo la cabeza y subiendo la mandíbula, de esta manera abriremos la vía aérea. Posteriormente comprobaremos si la víctima respira, acercando nuestro oído a su boca y examinando también si se eleva el pecho, OÍMOS si sale aire y SENTIMOS la exhalación del aire.

Si comprobamos que la víctima no respira determinamos la situación de parada cardiaca y comenzaremos con las maniobras de RCP.

¿Cómo se llevan a cabo las maniobras de RCP?

Para llevar a cabo esta maniobra deberemos desnudar a la víctima y realizar compresiones torácicas, con el talón de la mano en el centro del pecho cruzamos nuestras manos, sobre el esternón y con una fuerza que deprima el tórax de la víctima unos 5 – 6 cms y a un ritmo de 100-120 compresiones por minuto. De esta manera “estrujaremos” el corazón sustituyendo transitoriamente su función de bomba.

Se acompañará de ventilaciones que se realizan a través del boca a boca. Para ello sellamos con nuestros labios los labios del enfermo y pinzamos la nariz, realizando dos insuflaciones y asegurándonos de que se eleva el pecho (solo así son efectivas). Se realizará a un ritmo de 30 compresiones alternadas con 2 insuflaciones.

Está ampliamente demostrado que con la maniobra frente mentón y con las compresiones torácicas realizadas de manera precoz y correcta se pueden salvar muchas vidas.

Como tercer eslabón de la cadena de supervivencia está la desfibrilación precoz. La primera causa de parada cardiaca extrahospitalaria es de etiología cardiaca secundaria a un infarto y es provocada por una arritmia. Esta arritmia responde en un alto porcentaje a una desfibrilación precoz. Es por ello que se preconiza el uso de la desfibrilación tan pronto como sea posible.

En cuanto a paradas cardiacas de origen pediátrico, su causa más frecuente es por obstrucción de vía aérea secundaria a la ingesta de un cuerpo extraño, por eso es fundamental la prevención y el conocimiento de técnicas de desobstrucción de la vía aérea. En cuanto a la realización de las maniobras de resucitación cardiopulmonar para la población general, son similares a las del adulto, teniendo en cuenta que las compresiones torácicas, obviamente, se realizarán con un par de dedos o con el talón de la mano, dependiendo del tamaño del niño.

En la actualidad está ampliamente demostrada la utilidad de estas sencillas maniobras y vigiladas y recomendadas por asociaciones que preconizan y estandarizan su uso, recomendando su conocimiento a la población general y el acceso precoz y universal a desfibriladores.

Hay múltiples opciones de acceder a cursos, donde por medio de maniquíes se aprenden las técnicas básicas que salvan vidas.

En nuestros centros Vithas disponemos de un plan de formación estandarizado que asegura que todos los trabajadores están formados para saber actuar en este tipo de incidentes.

¿Qué debemos hacer si presenciamos una parada cardiorrespiratoria?

Ante una sospecha de parada cardiorrespiratoria es importante conocer la cadena de supervivencia, que se compone de 4 eslabones:

  1. Avisar al teléfono universal de emergencias 112 y seguir sus recomendaciones.
  2. Recuerde la hora, luego se la preguntarán
  3. Iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar
  4. Solicitar, si es posible, un desfibrilador externo automático.
  5. Esperar la llegada de servicios médicos avanzados, sin dejar de hacer compresiones.

 

Vídeo de la Fundación Española del Corazón.

Tecnología: Conoce hoy para que sirve un score calcio

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 24-05-2019

0

El Área del Corazón del Hospital Vithas Xanit incorpora todos los procedimientos diagnósticos y terapéuticos disponibles en la actualidad. Esto nos permite ofrecer una asistencia personalizada para cualquier enfermedad cardiovascular con la tecnología más avanzada.

En esta línea se enmarca la técnica Score Calcio que permite detectar la presencia, ubicación y extensión de calcio en las arterias coronarias. La acumulación de calcio en las arterias puede provocar aterosclerosis (acumulación de grasa en las arterias) y expone al paciente a un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Con esta tecnología obtenemos marcadores que nos permiten evaluar el riesgo cardiovascular del paciente para posteriormente determinar el plan de tratamiento más adecuado según los resultados.

¿Qué es?

Es una técnica que sirve para determinar si están bloqueadas o reducidas las arterias coronarias por la acumulación de placa. Se realiza mediante la tomografía computarizada (TC) cardíaca que utiliza un equipo especial de rayos X para crear fotografías de las arterias que permiten cuantificar el calcio coronario.

¿Qué diagnostica?

La información obtenida mediante este sistema puede ayudar a evaluar si el paciente tiene riesgo de ataque cardíaco. Se trata de un estudio de exploración que puede recomendarse a los pacientes que tienen factores de riesgo de sufrir una enfermedad coronaria arterial pero que no presentan síntomas clínicos.

¿Cómo se lleva a cabo?

Una vez que el paciente se coloca en la mesa de examen, se le colocan electrodos (pequeños discos que se pegan) en el tórax que van conectados a una máquina electrocardiógrafo (ECG) que registra la actividad eléctrica del corazón.

La mesa se mueve rápidamente a través del dispositivo de exploración para determinar la posición inicial correcta para las exploraciones y, después, la mesa se mueve lentamente a través de la máquina mientras se realiza la exploración.

Periódicamente, se les solicita a los pacientes que contengan la respiración por un tiempo de 10 a 20 segundos mientras se registran las imágenes.

¿Qué beneficios tiene?

Esta tecnología es una forma práctica y no invasiva de evaluar si el paciente tiene riesgo aumentado de sufrir un ataque cardíaco. El examen se realiza en poco tiempo, no causa dolor y no requiere la inyección de material de contraste. Tampoco deja restos de radiación en su cuerpo ni suele tener efectos secundarios.

Cirugía cardiaca, desde sus comienzos hasta hoy: ¿cómo ha evolucionado?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 09-05-2019

0

evolucion cirugia cardiaca

El corazón ha sido uno de los órganos más desconocidos a lo largo de la historia de la medicina.

Hemos tardado 2.000 años en recorrer los 3 centímetros que separan la piel del pericardio. A continuación hacemos un breve repaso por la historia de la cirugía cardiaca.

La primera intervención cardiaca fue realizada en 1815, por el español Francisco Romero, quien realiza con éxito la primera toracotomía seguida de pericardiectomía.

A pesar del escaso apoyo de la comunidad científica de la época, la cirugía cardiaca continuó avanzando y en 1896, el Dr. L. Rehn, un cirujano de Frankfurt, realiza la primera sutura directa del corazón. En América, el Dr. L. Hill fue el primero en comunicar la reparación quirúrgica de una herida cardiaca en un varón de 13 años. En 1923, E. Cutler realizó la primera valvulotomía mitral, en Boston.

Los primeros logros de la cirugía cardiaca se produjeron en la década de los 40. Entre todos estos cirujanos destaca notablemente la figura del Dr. D. Harken, cirujano de la armada estadounidense quien, durante la Segunda Guerra Mundial, extrajo 134 proyectiles del mediastino, 55 del pericardio y 13 de las cavidades cardiacas, sin que falleciese ningún paciente.

Hasta el momento, sólo se habían podido realizar intervenciones para corregir lesiones externas del corazón. Era necesario conseguir dispositivos que permitieran bombear la sangre y oxigenarla fuera del cuerpo, para poder parar el corazón temporalmente.

Durante estos años todas las intervenciones realizadas en este campo no habían dado buenos resultados. En 1953, el Dr. J. Gibbon sería el primer cirujano en realizar una operación a “corazón abierto” con éxito y comienzan a aparecer otros aparatos que sustituyen la función del corazón, pero aún son muy rudimentarios y su uso conlleva una alta mortalidad.

Surgen técnicas como la circulación cruzada, para la que era necesaria la participación de un familiar o voluntario, cuyo corazón y pulmones eran conectados en paralelo a través de arterias femorales ejerciendo como ayuda mientras duraba la intervención.

También surgen las máquinas corazón–pulmón, sistema gracias al que fue posible realizar las primeras sustituciones valvulares y poder abrir el corazón, obteniendo una visión directa de la válvula mitral.

A finales de los 60 surge un nuevo dispositivo que permite corregir los defectos eléctricos del corazón. Se trata del marcapasos cardiaco, inventado por J. Reynolds. Sin lugar a dudas, una de las técnicas más revolucionarias del siglo XX fue el trasplante cardiaco y el desarrollo del corazón artificial.

La cirugía cardiaca es todavía una ciencia en desarrollo. Hemos podido comprobar cómo durante miles de años el corazón fue un órgano desconocido e intocable, y cómo en apenas 50 años la cirugía cardiaca se desarrolló a una velocidad trepidante. Es sensato pensar que en las próximas décadas la cirugía cardiaca seguirá evolucionando y aportando nuevas técnicas para hacer frente a otro tipo de cardiopatías que aún hoy siguen acortando la esperanza de vida.

 

Causas de la hipertensión arterial, ¿qué debemos saber?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 20-11-2018

0

hipertension

La hipertensión arterial (HTA) se define como la presencia de cifras tensionales elevadas. El valor de corte es 140/90mmHg (milímetros de mercurio). Por lo que se considera que uno es hipertenso si, de forma repetida, presenta cifras de presión arterial ≥140 y/o 90 mmHg. La hipertensión arterial alta (HTA) se clasifica en base a las cifras tensionales que se tienen:

  • Óptima cuando es < 120/80
  • Normal entre 120-129 y 80-84
  • Normal alta 130-139 y 85-89
  • Hipertensión en diferentes grados de severidad si es > 140 y 90

Además se puede clasificar en tres estadios, estadio I (pacientes con HTA no complicada), estadio II (afectación por la HTA pero asintomático, no lo siente pese a tenerlo), estadio III (ya con enfermedad establecida).

 

Riesgos 

LA HTA se relaciona con más de 10 millones de muertes anuales, especialmente por enfermedad coronaria, Ictus hemorrágico e ictus isquémico. El riesgo de sufrir HTA se relaciona e incrementa con la edad, siendo su prevalencia mayor en personas a partir de los 60 años, edad en la que más del 60 % de la población la padece.

Uno de los principales problemas de esta patología es que el paciente en muchas ocasiones esta asintomático, es decir, no está sintiendo nada fuera de lo normal pese a tener la presión arterial elevada. En otros pacientes la HTA puede manifestarse como dolor de cabeza, mareos, dolor torácico o dificultad para respirar. La HTA mal controlada se relaciona con afectación de los ojos, del cerebro (ictus, cefaleas, demencia), corazón (IAM, insuficiencia cardiaca, arritmias), riñón (insuficiencia renal) y arterias periféricas.

Por este motivo todo el mundo debería controlarse ocasionalmente sus cifras tensionales y, si es normal el control, puede espaciarse a meses o años. Pero si las cifras están en límites altos o tienen factores de riesgo asociados deben realizarse controles mas frecuentes para evitar tener una HTA enmascarada. Esta revisión es de vital importancia ya que la hipertensión es, generalmente, una enfermedad crónica que puede controlarse en ocasiones sin medicación con un buen control de la dieta y el ejercicio, pero siempre hemos de estar alertas porque el riesgo de que aparezca de nuevo se incrementa con la edad.

 

Tratamientos

Si una persona padece hipertensión lo primero que debe hacer es seguir las indicaciones higiénico- dietéticas establecidas por el especialista que lo trata y, posteriormente, si con estas recomendaciones no es suficiente y la presión arterial sigue muy elevada, puede tratarse con fármacos. Existen diferentes tipos como IECCAS/ARA2, diuréticos, betabloqueantes, o antagonistas del calcio, entro otros.

Los hábitos a tener en cuenta son la dieta sin sal, perder peso, no fumar, realizar ejercicio habitual y no consumir alcohol. En la alimentación, además, es imprescindible frutas y vegetales así como legumbres y una adecuada hidratación.

En definitiva, cuidarse, hacer chequeos rutinarios y, en caso de detectar cifras elevadas, acudir a su médico para que le aconseje sobre su estilo de vida o la necesidad de tratamiento farmacológico. Esas son las claves para tener la hipertensión controlada.

Dr. Juan José Gómez Doblas, Jefe del Área del Corazón de Vithas Xanit

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 04-10-2018

0

enfermedades cardiovasculares

¿Sabías que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España? Hoy el Dr. Gómez Doblas, nos habla sobre estas patologías, sus factores de riesgo y algunos consejos para cuidar nuestro corazón.

Las enfermedades cardiovasculares representan el 29,66% del total de fallecimientos en nuestro país, lo que la sitúa por encima del cáncer (27,86%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,08%). Afortunadamente también son unas de las patologías que más se pueden prevenir, simplemente adoptando unos hábitos de vida saludable.

Y es que, son muchos los factores de riesgo que pueden llegar a desencadenar este tipo de patologías, tales como obesidad, hipertensión, colesterol, diabetes, tabaquismo, alimentación inadecuada o sedentarismo. La prevención de los mismos con estrategias multifactoriales ha demostrado que se puede evitar en un 30 % el desarrollo de estas patologías. Queremos aprovechar que recientemente se ha celebrado el Día Mundial del Corazón para hacer especial incidencia en la importancia de la prevención, ya que siguiendo unos sencillos consejos podemos mantener nuestro corazón sano y prevenir estas patologías cardiovasculares.

Consejos para cuidar tu corazón:

  • Haz deporte de forma regular: el deporte es uno de los mejores métodos para prevenir problemas de salud. Entrenar al corazón reduce el riesgo de cardiopatías y todo tipo de enfermedades cardiovasculares. La práctica de un ejercicio o deporte moderado junto a la observación de otros hábitos de salud tiene consecuencias inmediatas en la reducción de los factores de riesgo como la diabetes, la hipertensión arterial, la arterioesclerosis, la obesidad y la hipercolesterolemia. Con el deporte bajan los niveles de colesterol en general y sube el HDL (colesterol bueno). También beneficia a los pacientes con diabetes tipo II al incrementar la sensibilidad de las células a la insulina.

Además, el ejercicio físico mejora la capacidad orgánica del corazón, disminuyendo la necesidad de oxígeno y reduciéndose la tensión arterial, con lo que la necesidad de fármacos es menor y se mejora la calidad de vida.

Se aconseja la realización de ejercicio aeróbico entre tres y cinco veces por semana en sesiones no inferiores a los 30 minutos, controlando la frecuencia cardiaca con el fin de que ésta se mantenga dentro de niveles de intensidad moderada. Las actividades más recomendadas son andar rápido o correr a un ritmo suave, montar en bicicleta y nadar. Se recomienda que la intensidad de estos ejercicios sea moderada y se muevan grandes grupos musculares.

  • Sigue una alimentación saludable: se recomienda un bajo consumo de productos lácteos. (entre 2-4 raciones al día desnatados o semidesnatados), el uso del aceite de oliva como principal fuente de grasa, tomar alimentos cárnicos en poca cantidad, aumentando por el contrario el consumo de pescado y legumbres como principal fuente proteica. También es recomendable una ingesta abundante de cereales (4-6 raciones al día de forma integral -pan, arroz, pasta- ) así como de frutas y verduras. El consumo de sal y de productos ricos en azúcares también debe limitarse y, por supuesto, no podemos olvidarnos de beber al menos 2 litros de agua al día.

En esta tarea también nos ayudará el deporte, que permite un mejor control de la ingesta calórica, lo que se traduce en una disminución del sobrepeso y produce una mejora sensible en la calidad de vida.

Apuesta por hábitos de vida sanos: abandonar los hábitos negativos como el consumo de tabaco y reducir la ingesta de alcohol también pueden ayudarnos a cuidar nuestro corazón. Abandonar el consumo de tabaco, por ejemplo, ayuda a reducir el riesgo de padecer infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

  • Vigila tu corazón de forma periódica con chequeos: no existe una edad “óptima” concreta para empezar a vigilar nuestro corazón. Si no hay síntomas de enfermedad cardiovascular se recomienda hacerse un chequeo médico del corazón a partir de los 45-50 años. Además, es recomendable repetir la prueba cada cinco años. Si se practica deporte de forma regular se debe adelantar el chequeo a los 40-45 años con la misma periodicidad: un chequeo cada cinco años si no hay síntomas. Los deportistas profesionales y las personas que realizan ejercicio de alta intensidad con regularidad deben hacerse un chequeo cardiovascular deportivo.

El deporte y la muerte súbita

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN, XANIT SALUD | Posted on 26-04-2018

2

 

Por desgracia la muerte súbita es un término con el que estamos familiarizados. Muchos son los casos de chicos y chicas jóvenes, deportistas de élite, atletas muy preparados… que practicando cualquier tipo de deporte o realizando un esfuerzo alto o moderado son víctimas de la misma. ¿Pero en qué consiste realmente? ¿Por qué se produce y cómo podemos evitarla?

El Dr. Juan José Gómez Doblas, cardiólogo de Vithas Xanit Internacional nos explica en este post qué es la muerte súbita. 

Entendemos por muerte súbita a aquella que ocurre de forma inesperada, por causa natural, no traumática ni violenta, y en un corto periodo de tiempo. Se considera relacionada al deporte cuando los síntomas aparecen durante la práctica deportiva o en la hora siguiente a haberla realizado.

También existen casos de muerte súbita en la lactancia, pero ésta debe ser considerada una entidad aparte porque incluye diferentes causas no siempre bien identificadas y no siempre de origen cardiológico.  

No es más común en los deportistas, pero sí que tiene un alto impacto social cuando ocurre entre deportistas que aparentemente tienen una vida sana y hacen ejercicio regular. En realidad, el ejercicio hace de factor desencadenante en algunas patologías cardiacas para que aparezca la muerte súbita.

En algunas cardiopatías si pueden existir síntomas como dolor torácico o asfixia con pequeños esfuerzos, o sincopes de repetición.

La prevención de la muerte súbita asociada con el deporte debe asentarse en dos pilares fundamentales:

1) El reconocimiento médico pre- competitivo

2) La instauración de los mecanismos necesarios para una resucitación cardiopulmonar y desfibrilación adecuada. Con respecto a cuándo hacer un reconocimiento se recomienda en los mayores de 40 años que van a iniciar actividad deportiva. Y en los menores de 40 años que quieran programar o mejorar su rendimiento o aquellos con algún síntoma o tengan antecedentes familiares de muerte súbita. 

Solo en un pequeño porcentaje de pacientes, la muerte súbita puede ser hereditaria.

Además, también se relacionan otras patologías como cardiopatías familiares, así como pacientes con cardiopatías avanzadas adquiridas.

No debemos confundir el infarto con la muerte súbita, pero la causa más frecuente de muerte súbita después de los 40 años es el infarto. Tras el infarto agudo se puede desencadenar una arritmia que lleve a una muerte súbita.

En caso de presenciar un colapso, lo ideal sería tener un adecuado entrenamiento en Reanimación Cardiopulmonar básica. Es algo que deberíamos enseñar a la mayoría de la población, incluso desde los colegios.

Un pequeño gesto que puede suponer la diferencia entre salvar una vida o no.

¿Por qué en Navidad es más probable sufrir un infarto?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 19-12-2017

0

Infartos en navidad

Se acercan unas de las fechas más importantes del año. La Navidad nos envuelve en días llenos de celebraciones y preparativos. Algunos incluso nos tenemos que desplazar para juntarnos con nuestros seres más queridos. En estos días tan especiales, los excesos navideños están incluidos y con ellos vienen riesgos que debemos tener en cuenta. Los datos son contundentes, el 24 de diciembre es el día con más infartos del año. ¿A qué se debe?

El Dr. Gómez Doblas, Responsable del Área del Corazón del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos explica cuáles son los motivos y como evitarlos.

  • ¿LOS EXCESOS EN LA ALIMENTACIÓN DE NOCHEBUENA Y NAVIDAD AUMENTA LAS PROBABILIDADES DE INFARTO?

Por supuesto, sin lugar a duda todas las transgresiones dietéticas son peligrosas, especialmente de grasas, alcohol y exceso de azucares. Todo ello ocurre en estas fechas navideñas. Esto es especialmente peligroso en pacientes con hipertensión, diabetes y con insuficiencia cardiaca, donde el mal cumplimiento de la dieta empeora el buen control de estos problemas de salud.

  • ¿EL FRÍO DE LA ÉPOCA ES UN FACTOR A TENER EN CUENTA PARA EVITAR PROBLEMAS CORONARIOS?

Clásicamente los esfuerzos en épocas de frío se relacionan con una mayor frecuencia de angina de pecho en pacientes que ya tienen problemas coronarios. Por otro lado es frecuente, después del verano, que en el cambio de estación se produzca una elevación de la presión arterial en pacientes hipertensos. En verano, por el calor y la sudoración, la tensión arterial baja y vuelve a subir con el frío, justo en los meses de diciembre y enero.

  • ¿QUÉ HABITOS PARA ESTAS FECHAS RECOMIENDA A TOD@S AQUELLOS PROPENSOS A SUFRIR UN INFARTO?

Los hábitos recomendados para estas fechas son exactamente los mismos que para el resto del año. Es decir, seguir las recomendaciones habituales de no fumar, hacer ejercicio regular, realizar una dieta saludable, no consumir alcohol en exceso, perder peso y evitar las situaciones de estrés intenso. Lo único que cambia en navidad es el hecho de que se aglutinan todos estos actos en 2 o 3 días.

  • LA INGESTA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS Y DE DULCES AUMENTA EN NAVIDAD ¿AFECTA MÁS AL CORAZÓN EN ESTAS FECHAS?

No afecta más en Navidad, pero sí afecta el consumo excesivo de estos alimentos y de alcohol, que suele darse especialmente en estas fechas. Son fechas estupendas para disfrutarlas, pero si se mantiene un consumo moderado de estos productos.

  • MUCHAS VECES, NOS DESPLAZAMOS PARA UN REENCUENTRO FAMILIAR O APROVECHAR PARA DISFRUTAR LEJOS DE CASA. ¿CUÁNTO PERJUDICA TANTO AJETREO?

No demasiado, pero debemos vigilar no consumir alcohol si se conduce, ni comer en exceso si tenemos viajes largos en coche. En general son encuentros deseados y no suponen un especial estrés.

  • ¿A PARTIR DE QUE EDAD DEBERIAMOS DE CUIDAR NUESTRO CORAZÓN CON ESPECIAL CUIDADO?

Realmente durante toda la vida, desde que nacemos, pues nuestra salud cardiovascular debe mantenerse desde la infancia. Es fundamental evitar el sobrepeso y realizar actividad física regular, especialmente a partir de los 40 años. Llegados a esta edad, el riesgo es mayor y deberíamos, al menos, chequear con regularidad nuestros factores de riesgo cardiovascular con nuestro médico de confianza.

Como hemos visto, los factores de riesgo nos incluyen a todos, sin importar la edad y mucho menos las fechas del año. La peculiaridad de la navidad aglutina los hábitos que debemos evitar en exceso. Hay que procurar no incurrir en excesos y disfrutar de la navidad con los mismos cuidados que el resto del año.

Desde el hospital Vithas Xanit Internacional os deseamos unas felices fiestas y un próspero año nuevo.

El marcapasos: Tecnología para cuidar nuestro corazón

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 20-09-2017

0

Marcapasos Xanit

Un marcapasos artificial es un dispositivo electrónico diseñado para producir impulsos eléctricos con el objeto de estimular el corazón cuando falla la estimulación fisiológica o normal. Estos impulsos, una vez generados, necesitan de un cable conductor que se interponga entre ellos para alcanzar su objetivo. De esta forma, un sistema de estimulación cardiaca consta de un generador de impulsos eléctricos y de un cable.

Después de largos años en la mejora de la técnica, los marcapasos han llegado a ser sistemas seguros y fiables. Un marcapasos moderno tiene una vida estimada media entre 9 y 10 años. Posteriormente, requiere de un mantenimiento, como podría ser el de cualquier otro dispositivo electrónico.

El Dr. Gómez Doblas, responsable del Área del Corazón de Vithas Xanit nos explica algunas preguntas frecuentes sobre la instalación, vida útil y consejos de esta tecnología que ha conseguido alargar y salvar millones de vidas desde su invención.

Los marcapasos se implantan de forma general en pacientes que tienen las pulsaciones muy bajas por una alteración del sistema eléctrico del corazón. Especialmente cuando esas pulsaciones se relacionan con síntomas no achacables a otros motivos y además no existe la capacidad de aumentar las pulsaciones con el ejercicio.

¿Cómo se implanta el marcapasos?

La intervención para implantar el marcapasos es muy sencilla. Se trata del implante de un cable que se lleva hasta la punta del corazón desde la pared torácica con una punción y una batería de pequeño tamaño que se deja por debajo de la piel a nivel pectoral. Se realiza con anestesia local siendo un procedimiento de escaso tiempo de duración y con un bajo índice de complicaciones.

Este es un procedimiento sencillo de realizar. Al realizarse con anestesia local y sin necesidad de una prolongada intervención el riesgo es bajo. Se puede implantar en pacientes muy mayores y de hecho la mayoría de los pacientes lo son, ya que con la edad avanzada, el sistema eléctrico del corazón degenera y es donde más frecuentemente encontramos estos problemas.

Ya colocado el marcapasos ¿cómo afecta a la vida de los pacientes?

 El implante de un marcapasos afecta muy poco en la vida de los pacientes. Cuando se lleva un marcapasos solo debemos tener la precaución de no pasar por los arcos magnéticos de seguridad como los instalados en los aeropuertos y el segundo inconveniente es que el portador de un marcapasos no puede realizarse una resonancia magnética. Aunque ya tenemos disponibles modelos de marcapasos compatibles con estas pruebas diagnósticas.

No existe ningún tipo de riesgo o restricción con los arcos magnéticos de los comercios ni con los móviles o los microondas, por citar algunos de los dispositivos por los que más suelen consultar los pacientes. 

Revisiones y mantenimiento de un marcapasos

Como hemos comentado al principio, los primeros marcapasos tenían una duración limitada pero la tecnología actual permite que las baterías de los marcapasos duren una media de 9 a 10 años. Recordemos que cuando la batería se agota, solo tenemos que quitar el generador o la batería del marcapasos, pero no es necesario recambiar el cable que está dentro del corazón. Es en realidad como cambiar una pila.

Las revisiones de un marcapasos son anuales salvo al inicio, donde se recomienda una revisión precoz para asegurarnos que todo funciona bien y cuando el marcapasos empieza a agotarse, momento en el cual se harán visitas cada 6 meses hasta que se decide su recambio

Estas revisiones se realizan con un ordenador, con una extensión que se coloca sobre la piel donde está el marcapasos. Con esa sencilla maniobra podemos conocer su programación, su funcionamiento, su batería, etc… Actualmente además este proceso incluso puede hacerse desde casa, si el marcapasos dispone de esta capacidad. La mayoría de los marcapasos ya disponen de esta tecnología. Al paciente se le aporta un dispositivo que coloca junto a su teléfono. El marcapasos se conecta a través de ese dispositivo con el ordenador donde podemos conocer todos los parámetros de funcionamiento del marcapasos.