Tecnología: profundizamos en la colonoscopia no invasiva

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Digestivo | Posted on 21-06-2019

0

La colonoscopia es una de las pruebas más comunes que se realizan dentro del servicio de digestivo. Su objetivo principal es explorar en búsqueda de pólipos o cánceres en el intestino grueso. Los pólipos son crecimientos benignos que surgen en el revestimiento interno del intestino. Una pequeña parte de los pólipos pueden crecer y luego convertirse en cáncer.

Para conocer un poco más a fondo este prueba hoy queremos explicar en qué consiste exactamente una colonoscopia… 

¿Qué es?

Esta colonoscopia virtual utiliza un equipo especial de rayos X para examinar el intestino grueso con el objetivo de identificar cáncer y crecimientos llamados pólipos. 

¿Qué diagnostica?

Sirve para explorar en búsqueda de pólipos o cánceres en el intestino grueso con el objetivo de encontrar dichos crecimientos en su etapa temprana, para poder extirparlos antes de que el cáncer tenga la posibilidad de desarrollarse.

Las personas con mayor riesgo de padecer esta enfermedad o con historia familiar de cáncer de colon pueden comenzar la exploración a los 40 años o menos y pueden someterse a las exploraciones a intervalos más cortos (por ejemplo, haciéndose una colonoscopia cada 5 años). Entre los factores de riesgo asociados con la enfermedad se incluyen los antecedentes de pólipos o los antecedentes familiares de cáncer de colon.

¿Cómo se lleva a cabo?

Durante el examen, se inserta dentro del recto un pequeño tubo flexible por una distancia corta para poder inflarlo con gas mientras se toman las imágenes por TC del colon y del recto.

¿Qué beneficios tiene?

Este examen mínimamente invasivo proporciona imágenes 2-D y 3-D que pueden describir numerosos pólipos y otras lesiones de forma clara, ya que proporciona imágenes más detalladas, alcanzando también la longitud completa del colon.

Se trata de una técnica que reduce notablemente el riesgo de perforación del colon que puede ocurrir con la colonoscopía convencional, convirtiéndose en una alternativa excelente para los pacientes con factores clínicos que aumentan el riesgo de complicaciones a causa de la colonoscopia.

Los pacientes de edad avanzada, especialmente aquellos que se encuentran débiles o enfermos, tolerarán mejor la colonografía por TAC que la colonoscopía convencional y ésta puede ser útil también cuando no se puede realizar la colonoscopía porque el intestino se encuentra obstruido o reducido por alguna razón,

Esta técnica puede detectar anormalidades afuera del colon, incluyendo condiciones malignas en sus estadios tempranos en otros órganos y condiciones potencialmente peligrosas.

La colonoscopia no invasiva se tolera bien ya que no se necesita sedantes o calmantes y no quedan restos de radiación en su cuerpo ni suele tener efectos secundarios inmediatos.