Descubre todo lo que debes saber sobre la dermatitis atópica

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Dermatología | Posted on 30-05-2019

0

La dermatitis atópica es una patología común, sobre todo en niños, que afecta en la actualidad a casi el 20% de los menores. Aunque generalmente remite con el paso de los años, también hay adultos que pueden verse afectados por esta patología. Hoy, el Dr. Enrique Herrera Acosta, nos explica qué es la dermatitis atópica y nos ofrece algunos consejos para tratarla, prevenirla y actuar en caso de que nuestro hijo, o nosotros, padezca esta patología.

¿Qué es la dermatitis atópica?

Se trata de una patología crónica de la piel que causa picor e inflamación de las zonas afectadas y da lugar a eccemas de diversa consideración, lo cual, además, deriva en otras lesiones como consecuencia del rascado. Después de un tiempo se puede traducir en engrosamiento y sequedad crónica de la piel. También afecta psicológicamente al paciente, con mayor irritabilidad, nervios y dificultades para descansar correctamente. Por tanto es un problema destacado para la calidad de vida de quienes la sufren.

¿Cuáles son sus causas principales?

Es una enfermedad genética fundamentalmente, existe una predisposición a padecerla, así que con frecuencia hay antecedentes familiares. Sin embargo, que se desencadene o no depende de algunos factores externos, como las condiciones ambientales muy frías y secas. La existencia de alergias alimentarias o a tejidos concretos agrava la situación.

¿A quiénes afecta? ¿Afecta a todo el mundo por igual?

Los primeros brotes  suelen aparecer en los primeros meses de vida. De hecho, casi un 20 por ciento de los niños la padecen. Habitualmente, se diagnostica en la infancia y en la mayoría de los casos tiende a ir desapareciendo de camino a la madurez; no obstante, también hay descritos casos de adultos debutantes con dermatitis atópica.

¿Existe alguna manera de prevenir la dermatitis atópica?

No existe una cura, ni un tratamiento único. Sin embargo, está comprobada la eficacia de las medidas preventivas y el buen cuidado personal de las pieles atópicas. Es imprescindible el diagnóstico personalizado de un profesional especialista en Dermatología, para que cuando se producen brotes o lesiones importantes el paciente reciba el tratamiento adecuado y la prescripción farmacológica específica con la dosis correcta.

¿Qué tratamientos o recomendaciones daría para evitar su aparición?

La sequedad del ambiente son malos compañeros de las personas con dermatitis atópica. Por eso es importante mantener una correcta hidratación de la piel. Los atópicos tienen una barrera cutánea debilitada de base, por eso la falta de humedad en el ambiente favorece la extrema sequedad de la piel, que tiende a quebrarse y aumenta las probabilidades de que aparezcan los eccemas y las lesiones cutáneas propias de la enfermedad.

Las temperaturas demasiado bajas tampoco son buenas, porque también reduce la hidratación, disminuye la generación de grasa de la piel y debilita aún más estas pieles tan vulnerables. El frío también aumenta la sensación de picor, el paciente se rasca más y empeoran las lesiones secundarias.

Se deben utilizar prendas de vestir 100% algodón, evitar cambios bruscos de temperatura y utilizar productos de higiene específicos, los que recomiende el dermatólogo en cada caso.

Las duchas o baños no pueden ser muy prolongados y el agua es mejor templada. El gel debe ser suave, también se aconseja el uso de aceites de ducha. No se deben hacer exfoliaciones ni usar productos abrasivos. La piel debe secarse sin frotar con la toalla, más bien ‘a golpecitos’.

Y un detalle que, a priori, parece ‘tonto’, es que hay que mantener las uñas cortas y arregladas; lo ideal es evitar el rascado, pero a veces se produce de forma inconsciente, por ejemplo, mientras se duerme, y cuanto mejor estén las uñas menos bruco será y menos agresión recibirá la zona afectada.

¿Cómo se debe tratar la piel atópica?

El uso de pomadas o cremas con corticoides  es el tratamiento general en casos de brotes leves-moderados. Como “cremas” de mantenimiento y ahorradoras de corticoides tópicos hay inhibidores de la Calcineurina,  Tacrolimus y Pimecrolimus, que los dermatólogos utilizan mucho en los periodos interbrotes.

Cuando la extensión de los eccemas es muy grande se recurre al tratamiento en ciclos con corticoides orales. Si el paciente requiere varios ciclos anuales o deja de responder a los corticoides, hay que pensar en optar por los fármacos inmunomoduladores, diferentes a corticoides, como la ciclosporina, el micofenolato de mofetilo, azatioprina, metotrexato…

Actualmente comienza también a haber resultados muy esperanzadores con fármacos biológicos, como dupilumab  Omalizumab o Ustekinumab, que se usan para otras patologías cutáneas y podrían ser eficaces en pacientes con dermatitis atópica grave.

¿Qué diferencias existen respecto a otras dermatitis, como la seborreica o la dermatitis de contacto?

Dermatitis seborreica: es una enfermedad cutánea que también se da por predisposición genética, pero también puede ser causada por hongos o exceso de glándulas sebáceas. Las lesiones aparecen en cuero cabelludo y rostro, con notable enrojecimiento y descamación. Esta es una gran diferencia con la dermatitis atópica que se observa en todo el cuerpo: en la cara, en las zonas de flexión del cuello, brazos y piernas, es decir en los pliegues de codos y rodillas, y, en los adultos, los daños aparecen en casi cualquier zona del cuerpo.

Dermatitis de contacto. Es la respuesta de la piel al contacto con una sustancia concreta, ya sea en un alimento, tejido u objeto… No tiene por qué ser una alergia, pero puede ser una pista de que existe una alergia.

Ahora que llega el verano, ¿Qué recomendaciones especiales se deben dar para este tiempo?

Sobre todo mucha hidratación, cuanto más mejor, pero no en las zonas con brotes por la dermatitis. La hidratación es un hábito preventivo, para evitar irritaciones. Cuando hay brotes, los cuidados dependerán de las recomendaciones específicas del dermatólogo.

En los baños, la palabra es moderación. No conviene que sean muy largos, ni en aguas muy frías o muy calientes.

La exposición solar suele ser un buen aliado en el tratamiento del eccema; tal es así, que utilizamos en ocasiones radiación ultravioleta de banda estrecha artificial para el control de los brotes. Aun así, siempre con moderación y sin quemarnos.

Por otro lado, esta época hay que tener cuidado con los baños en piscinas porque el cloro reseca mucho la piel, y por eso es necesario aclararse bien la piel tras el baño –es un hábito que es bueno para todos, pero muchísimo más para las personas con dermatitis atópica-. Por el contrario, el agua de mar es recomendable porque potencia los efectos beneficiosos del sol.

¿Se cura la dermatitis atópica?

Al tratarse de una enfermedad genética, la respuesta es no. La medicina puede paliar los síntomas, según la gravedad de los casos. Eso sí, puede desaparecer por sí misma con la evolución de cada individuo, o atenuarse con el paso del tiempo, pero no existe un tratamiento para curarla.

Tecnología: Conoce hoy para que sirve un score calcio

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 24-05-2019

0

El Área del Corazón del Hospital Vithas Xanit incorpora todos los procedimientos diagnósticos y terapéuticos disponibles en la actualidad. Esto nos permite ofrecer una asistencia personalizada para cualquier enfermedad cardiovascular con la tecnología más avanzada.

En esta línea se enmarca la técnica Score Calcio que permite detectar la presencia, ubicación y extensión de calcio en las arterias coronarias. La acumulación de calcio en las arterias puede provocar aterosclerosis (acumulación de grasa en las arterias) y expone al paciente a un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Con esta tecnología obtenemos marcadores que nos permiten evaluar el riesgo cardiovascular del paciente para posteriormente determinar el plan de tratamiento más adecuado según los resultados.

¿Qué es?

Es una técnica que sirve para determinar si están bloqueadas o reducidas las arterias coronarias por la acumulación de placa. Se realiza mediante la tomografía computarizada (TC) cardíaca que utiliza un equipo especial de rayos X para crear fotografías de las arterias que permiten cuantificar el calcio coronario.

¿Qué diagnostica?

La información obtenida mediante este sistema puede ayudar a evaluar si el paciente tiene riesgo de ataque cardíaco. Se trata de un estudio de exploración que puede recomendarse a los pacientes que tienen factores de riesgo de sufrir una enfermedad coronaria arterial pero que no presentan síntomas clínicos.

¿Cómo se lleva a cabo?

Una vez que el paciente se coloca en la mesa de examen, se le colocan electrodos (pequeños discos que se pegan) en el tórax que van conectados a una máquina electrocardiógrafo (ECG) que registra la actividad eléctrica del corazón.

La mesa se mueve rápidamente a través del dispositivo de exploración para determinar la posición inicial correcta para las exploraciones y, después, la mesa se mueve lentamente a través de la máquina mientras se realiza la exploración.

Periódicamente, se les solicita a los pacientes que contengan la respiración por un tiempo de 10 a 20 segundos mientras se registran las imágenes.

¿Qué beneficios tiene?

Esta tecnología es una forma práctica y no invasiva de evaluar si el paciente tiene riesgo aumentado de sufrir un ataque cardíaco. El examen se realiza en poco tiempo, no causa dolor y no requiere la inyección de material de contraste. Tampoco deja restos de radiación en su cuerpo ni suele tener efectos secundarios.

Cirugía cardiaca, desde sus comienzos hasta hoy: ¿cómo ha evolucionado?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 09-05-2019

0

evolucion cirugia cardiaca

El corazón ha sido uno de los órganos más desconocidos a lo largo de la historia de la medicina.

Hemos tardado 2.000 años en recorrer los 3 centímetros que separan la piel del pericardio. A continuación hacemos un breve repaso por la historia de la cirugía cardiaca.

La primera intervención cardiaca fue realizada en 1815, por el español Francisco Romero, quien realiza con éxito la primera toracotomía seguida de pericardiectomía.

A pesar del escaso apoyo de la comunidad científica de la época, la cirugía cardiaca continuó avanzando y en 1896, el Dr. L. Rehn, un cirujano de Frankfurt, realiza la primera sutura directa del corazón. En América, el Dr. L. Hill fue el primero en comunicar la reparación quirúrgica de una herida cardiaca en un varón de 13 años. En 1923, E. Cutler realizó la primera valvulotomía mitral, en Boston.

Los primeros logros de la cirugía cardiaca se produjeron en la década de los 40. Entre todos estos cirujanos destaca notablemente la figura del Dr. D. Harken, cirujano de la armada estadounidense quien, durante la Segunda Guerra Mundial, extrajo 134 proyectiles del mediastino, 55 del pericardio y 13 de las cavidades cardiacas, sin que falleciese ningún paciente.

Hasta el momento, sólo se habían podido realizar intervenciones para corregir lesiones externas del corazón. Era necesario conseguir dispositivos que permitieran bombear la sangre y oxigenarla fuera del cuerpo, para poder parar el corazón temporalmente.

Durante estos años todas las intervenciones realizadas en este campo no habían dado buenos resultados. En 1953, el Dr. J. Gibbon sería el primer cirujano en realizar una operación a “corazón abierto” con éxito y comienzan a aparecer otros aparatos que sustituyen la función del corazón, pero aún son muy rudimentarios y su uso conlleva una alta mortalidad.

Surgen técnicas como la circulación cruzada, para la que era necesaria la participación de un familiar o voluntario, cuyo corazón y pulmones eran conectados en paralelo a través de arterias femorales ejerciendo como ayuda mientras duraba la intervención.

También surgen las máquinas corazón–pulmón, sistema gracias al que fue posible realizar las primeras sustituciones valvulares y poder abrir el corazón, obteniendo una visión directa de la válvula mitral.

A finales de los 60 surge un nuevo dispositivo que permite corregir los defectos eléctricos del corazón. Se trata del marcapasos cardiaco, inventado por J. Reynolds. Sin lugar a dudas, una de las técnicas más revolucionarias del siglo XX fue el trasplante cardiaco y el desarrollo del corazón artificial.

La cirugía cardiaca es todavía una ciencia en desarrollo. Hemos podido comprobar cómo durante miles de años el corazón fue un órgano desconocido e intocable, y cómo en apenas 50 años la cirugía cardiaca se desarrolló a una velocidad trepidante. Es sensato pensar que en las próximas décadas la cirugía cardiaca seguirá evolucionando y aportando nuevas técnicas para hacer frente a otro tipo de cardiopatías que aún hoy siguen acortando la esperanza de vida.