El implante capilar en España

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 26-12-2018

0

implante capilar

El implante capilar es la técnica que consiste en extraer folículo a folículo desde una zona de la cabeza (que es la zona donante, y se localiza en la parte posterior de la cabeza) y se coloca en la zona donde exista alopecia (es decir la zona receptora que queremos repoblar). La causa más común de la caída de pelo es la alopecia androgenética, es decir, la caída del pelo por causas genéticas (herencia) y como consecuencia de la acción de la testosterona (que es la hormona masculina).

Hoy profundizamos en esta técnica con el Dr. Miguel Valenzuela, una de las incorporaciones de la Clínica Herrera para la realización de este tipo de intervención en los centros Vithas Costa del Sol, dotados de la tecnología, personal y medios necesarios para garantizar el correcto y seguro desarrollo en la cirugía con los mejores resultados estéticos.

Técnicas

Existen dos técnicas para el implante capilar: FUE (extracción de folículos uno a uno) y FUSS (también llamada “Tira”, donde se extirpa un trozo de piel del cuero cabelludo, y posteriormente se secciona y se extraen los folículos).

La técnica FUSS deja una cicatriz que ocupa toda la parte posterior de la cabeza (de oreja a oreja) por lo que cada vez se realiza menos.

Los resultados de ambas técnicas son similares, sin embargo la mayoría de los pacientes se deciden por el FUE ya que no queda ninguna cicatriz. Además no requieren de anestesia general, el microinjerto capilar se realiza con anestesia local y se hace de forma ambulatoria. El paciente duerme en su casa desde la primera noche (no necesita quedarse en el hospital).

El Dr. Miguel Valenzuela nos explica como el uso de esta técnica (FUE) permite obtener resultados más naturales y evita la cicatriz que antiguamente quedaba en la parte posterior de la cabeza. Tras el trasplante solo quedan unas pequeñas costras, de la extracción del cabello, que caen por sí mismas en los 15 días posteriores. Una vez realizada la intervención solo hay que esperar cuatro días para lavar el pelo trasplantado, y después utilizar un champú neutro suave, y evitar frotar durante un par de semanas. Para la técnica FUE se extraen los folículos de la nuca y después se trasplanta, pelo a pelo, a la parte frontal de la cabeza o donde se concentre la calvicie. Esta intervención se realiza en quirófano y, en función de los folículos a extraer y pelo que se trasplante, dura entre 5 y 8 horas.

Este tipo de trasplante capilar ha demostrado altos índices de éxito, y no hay rechazo alguno puesto que los pelos son del propio paciente que los recibe.

Los buenos resultados del trasplante no se perciben de manera inmediata pero están garantizados. Los cabellos trasplantados se caen a lo largo de las primeras semanas tras la intervención, pero la raíz, las células que hay en el folículo, comienza a crecer a partir del 3er mes y en menos de un año el crecimiento capilar es definitivo. El cabello que se consigue con esta técnica es permanente aunque, claro está, el pelo envejece al mismo ritmo que el resto.

Tratamiento

La cirugía es larga, aproximadamente dura de 5 a 8 horas, dependiendo del número de unidades a implantar. Generalmente, el paciente pasa la primera parte de la cirugía durmiendo (la fase de extracción), y luego durante la implantación puede estar viendo una película o escuchando música, ya que está consciente en todo momento. Habitualmente con una sesión de trasplante capilar es suficiente, sin embargo, si existe mucha zona de alopecia, y la zona donante está reducida, es necesario hacer dos cirugías distanciadas de 3 a 6 meses, para repartir la extracción entre las dos cirugías y no dañar la zona donante.

Después del trasplante no existe probabilidad de volver a perder el cabello, el pelo trasplantado ya nunca se cae. Se puede caer el pelo nativo del paciente, por ese motivo es necesario tomar finasteride y usar minoxidil tras la realización del trasplante, para que el pelo nativo del paciente no se caiga.

Trasplante capilar en el extranjero

La causa principal de que la gente decida irse a un país fuera de España es por el dinero. En esos países el gobierno  subvenciona parte del importe de las cirugías para atraer a los pacientes.

Sin embargo, existen muchos riesgos, como la falta de controles sanitarios en las clínicas, el trasplante no lo realiza un médico sino personal que a veces ni siquiera es sanitario, la posibilidad de una infección o la falta de seguimiento posterior a la realización del trasplante.

Otro problema habitual en esos países es que para poder implantar las unidades foliculares que prometen, es frecuente que seccionen las unidades foliculares, con el gran riesgo de dañarlas.

En nuestro país hay excelentes profesionales y el precio del trasplante es muy razonable, además de contar con las garantías de calidad de la sanidad española, que es sin duda una de las mejores del mundo.

Prótesis de cadera en personas mayores

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in XANIT SALUD | Posted on 07-12-2018

0

protesis cadera

Una prótesis de cadera es un implante que sustituye una articulación de cadera que presenta una patología, que puede ser traumática o degenerativa.

En ambos casos, degenerativa o traumática, se presenta fundamentalmente después de los 60 años. Tras la implantación de una prótesis de cadera, el dolor desaparece, por lo que la calidad de vida mejora. También aumenta la autonomía del paciente. El paciente puede realizar una vida prácticamente normal, incluyendo actividad deportiva.

 

Causas

El artrosis es una de las causas de está perdida disfuncional en las que se indica la colocación de una prótesis. También en fracturas del cuello de fémur. Hay situaciones en personas más jóvenes donde no llega suficiente aporte sanguíneo y se produce una necrosis de cadera, donde puede estar indicada la colocación de una prótesis. Si el paciente decide operarse, el proceso consiste en un procedimiento quirúrgico muy frecuente y sistematizado, por lo que las posibles complicaciones son muy bajas.

La tasa de infección y tromboembolismo son inferiores al 0,5%. La probabilidad de luxación también es muy baja.

 

Recuperación

Tras la implantación de la prótesis el paciente inicia la fisioterapia y al segundo día, puede sentarse y comenzar a caminar con muletas. Es dado de alta al 5º día con autonomía para caminar con muletas o andador.

Se retiran puntos a las dos semanas y al mes de la cirugía puede hacer una vida prácticamente normal. La necesidad de apoyo va a depender del grado de autonomía que tuviese el paciente antes de la colocación de la prótesis. Si el paciente es autónomo, no precisará ayuda especial.

Cuando está indicada, una prótesis de cadera es una solución magnífica para mejorar la calidad de vida del paciente con poco riesgo. Es totalmente recomendable.