Causas de la hipertensión arterial, ¿qué debemos saber?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Posted on 20-11-2018

0

hipertension

La hipertensión arterial (HTA) se define como la presencia de cifras tensionales elevadas. El valor de corte es 140/90mmHg (milímetros de mercurio). Por lo que se considera que uno es hipertenso si, de forma repetida, presenta cifras de presión arterial ≥140 y/o 90 mmHg. La hipertensión arterial alta (HTA) se clasifica en base a las cifras tensionales que se tienen:

  • Óptima cuando es < 120/80
  • Normal entre 120-129 y 80-84
  • Normal alta 130-139 y 85-89
  • Hipertensión en diferentes grados de severidad si es > 140 y 90

Además se puede clasificar en tres estadios, estadio I (pacientes con HTA no complicada), estadio II (afectación por la HTA pero asintomático, no lo siente pese a tenerlo), estadio III (ya con enfermedad establecida).

 

Riesgos 

LA HTA se relaciona con más de 10 millones de muertes anuales, especialmente por enfermedad coronaria, Ictus hemorrágico e ictus isquémico. El riesgo de sufrir HTA se relaciona e incrementa con la edad, siendo su prevalencia mayor en personas a partir de los 60 años, edad en la que más del 60 % de la población la padece.

Uno de los principales problemas de esta patología es que el paciente en muchas ocasiones esta asintomático, es decir, no está sintiendo nada fuera de lo normal pese a tener la presión arterial elevada. En otros pacientes la HTA puede manifestarse como dolor de cabeza, mareos, dolor torácico o dificultad para respirar. La HTA mal controlada se relaciona con afectación de los ojos, del cerebro (ictus, cefaleas, demencia), corazón (IAM, insuficiencia cardiaca, arritmias), riñón (insuficiencia renal) y arterias periféricas.

Por este motivo todo el mundo debería controlarse ocasionalmente sus cifras tensionales y, si es normal el control, puede espaciarse a meses o años. Pero si las cifras están en límites altos o tienen factores de riesgo asociados deben realizarse controles mas frecuentes para evitar tener una HTA enmascarada. Esta revisión es de vital importancia ya que la hipertensión es, generalmente, una enfermedad crónica que puede controlarse en ocasiones sin medicación con un buen control de la dieta y el ejercicio, pero siempre hemos de estar alertas porque el riesgo de que aparezca de nuevo se incrementa con la edad.

 

Tratamientos

Si una persona padece hipertensión lo primero que debe hacer es seguir las indicaciones higiénico- dietéticas establecidas por el especialista que lo trata y, posteriormente, si con estas recomendaciones no es suficiente y la presión arterial sigue muy elevada, puede tratarse con fármacos. Existen diferentes tipos como IECCAS/ARA2, diuréticos, betabloqueantes, o antagonistas del calcio, entro otros.

Los hábitos a tener en cuenta son la dieta sin sal, perder peso, no fumar, realizar ejercicio habitual y no consumir alcohol. En la alimentación, además, es imprescindible frutas y vegetales así como legumbres y una adecuada hidratación.

En definitiva, cuidarse, hacer chequeos rutinarios y, en caso de detectar cifras elevadas, acudir a su médico para que le aconseje sobre su estilo de vida o la necesidad de tratamiento farmacológico. Esas son las claves para tener la hipertensión controlada.

Dr. Juan José Gómez Doblas, Jefe del Área del Corazón de Vithas Xanit

Uso de Rayos X en pacientes, ¿son seguros?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 15-11-2018

0

rayosx

Muchas personas desean conocer que pasa cuando se someten a una prueba diagnóstica, particularmente cuando son pruebas realizadas con equipos emisores de rayos X o isótopos radiactivos en medicina nuclear. En estos casos surge la duda de si suponen un riesgo para su salud y de si son realmente necesarias.

Hoy, el Dr. Manzano, Jefe del Servicio de Física Médica y Protección Radiológica del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos cuenta como de seguro es el uso de rayos X e isótopos en Medicina Nuclear y qué avances vamos a tener en lo que respecta a la información de la que dispondrá el paciente.

¿Cómo de seguros son los Rayos X?

Casi todo lo que hacemos en nuestro día a día conlleva algún grado de probabilidad de complicación, contemplado como riesgos del tipo, uno entre mil o uno entre un millón…

Habría que considerar una actividad como segura cuando el riesgo de que ocurra un efecto adverso sea inferior a uno por cada millón de veces que se repitiera: es decir, que probabilidad tendría de aparecer si repitiéramos la misma actividad miles o millones de veces.

A nadie se le escapa que desde su aparición, los rayos X fueron uno de los mayores avances de la humanidad, y han permitido a la medicina entender cómo ocurren las enfermedades dentro del cuerpo humano sin tener que abrirlo, salvando con ello la vida a millones de personas. De hecho, la máquina de rayos X fue elegida como el invento científico más importante del mundo, superando incluso a la penicilina (Encuesta del Museo de la Ciencia de Londres).

Para la mayoría de los estudios, la dosis recibida puede ser la misma que la recibida por cualquier persona NO sometida a ninguna prueba de rayos x en un año. Los estudios más complejos y de más tiempo de duración pueden equivaler a varios años de radiación natural, siendo aún bajo el riesgo, entre uno por cien mil y uno por diez mil.

En cuanto al riesgo de desarrollar alguna enfermedad maligna tenemos que saber que el riesgo en estudios de tórax o extremidades se considera ínfimo, menos de uno por millón. También se puede hacer la comparación diciendo que una prueba de estas características equivale a la radiación natural que se recibe en unos pocos días.

Hay que ser consciente de que cuanto más claro sea el diagnostico, mas oportunidades se tienen de recibir un tratamiento correcto para una enfermedad o dolencia.

Por lo tanto, podemos concluir que los rayos X son bastante seguros para el paciente y que los beneficios de cualquier estudio radiológico superaran siempre el riesgo de estas pequeñas dosis de radiación: este es el principio de justificación recogido en la legislación y sobre el cual debe estar fundamentada toda prueba diagnóstica.

¿Qué cambios van a producirse respecto a la información que se le ofrecerá al paciente?

Existe ya un proyecto de real decreto sobre radiaciones ionizantes médicas previsto para este año. El texto actualiza la legislación nacional a la Directiva 2013/59/Euratom en sustitución del Real Decreto 815/2001, de 13 de julio, en relación al uso de radiaciones ionizantes en el ámbito sanitario.

En él se proponen requisitos más estrictos en cuanto a la información que debe proporcionarse a los pacientes, el registro y la notificación de las dosis de los procedimientos médico-radiológicos, el uso de niveles de referencia para diagnóstico y la disponibilidad de dispositivos indicadores de dosis.

Esto supone un avance para el paciente del siglo XXI, que cada vez estará más informado sobre los tratamientos y será más consciente de su entorno.  También en el momento del diagnóstico, ya que dispondrá de mas información acerca de los actos médicos y de los riesgos a los que podría estar expuesto.

Como dato importante a la hora de dar una información, ésta debe ser clara y entendible, y no crear dudas mayores, por lo que sería bueno conocer algo sobre la existencia y el uso de las radiaciones, los avances en la tecnología médica y los beneficios que han producido a millones de personas.