Vitamina D: una fuente de salud para nuestro organismo (II Parte)

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 09-07-2018

2

Hay muchas personas que piensan que existe un único tipo de Vitamina D. Sin embargo existen varios. De ellos, los que nos interesan a nivel de salud son la D2 y la D3.

La Vitamina D2 es una prohormona que, principalmente, es fabricada por los hongos a partir de moléculas de ergosterol en combinación con las radiaciones ultravioletas procedentes del sol. Algunas plantas contaminadas con hongos son capaces de tenerla en su composición.

Por su parte, la Vitamina D3 es generada por las plantas en estado normal y por los animales a partir de moléculas de colesterol y la interacción de la luz ultravioleta.

 

Vitamina D3 o D2: ¿cuál es mejor?

Hasta hace poco se creía que ambas formas de Vitamina D eran similares. Sin embargo, las pruebas clínicas han demostrado que es mucho más beneficiosa la D3.

Los estudios clínicos han revelado que la D3 es mucho más eficaz que la D2. Las personas que toman Vitamina D3 obtienen el doble del nivel de Vitamina D en su cuerpo, frente a las que toman Vitamina D2.

 

El enriquecimiento de los alimentos con Vitamina D

En los últimos años, muchos comerciantes de la industria de la alimentación han enriquecido sus productos con Vitamina D2 creyendo que con ello se satisfacen las necesidades diarias de los consumidores. Sin embargo, los estudios clínicos han demostrado que la Vitamina D3 es mucho más eficaz que la Vitamina D2.

Las personas que consumen alimentos que contienen Vitamina D3, como pescado, huevos o suplementos de Vitamina D3, aumentan sus niveles de Vitamina D mucho más que las personas que ingieren alimentos que contienen Vitamina D2, como el pan o la leche enriquecida con Vitamina D2 o suplementos dietéticos de Vitamina D2.

 

Curiosidades de la Vitamina D

Se ha comprobado que el 90% de la Vitamina D se produce directamente en el cuerpo usando la radiación UVB del sol, y que solo el 10% restante se adquiere a través de la dieta.

Cuanto más lejos del ecuador vivas, más oscura sea tu dermis, más sobrepeso tengas y menos te expongas al sol, más suplementos de Vitamina D debes tomar, bien sea a través de la alimentación o como suplemento dietético, para alcanzar unos niveles saludables en sangre de esta vitamina.

Caminar durante 20 minutos al día en invierno puede ser un consejo bien intencionado, pero no es suficiente para la síntesis de la cantidad necesaria para nuestro organismo de Vitamina D.

La Vitamina D tiene un efecto antimicrobiano mediante la potenciación del sistema inmune, así como propiedades antiinflamatorias. Debido a ello, desempeña un papel decisivo en la prevención de la inflamación aguda o crónica y en la aceleración del proceso de curación.

La Vitamina D se utiliza para prevenir el alzhéimer, ya que facilita la comunicación entre las células nerviosas y, por lo tanto, las protege de su muerte a largo plazo.

Los atletas rusos y alemanes han utilizado, durante los últimos 30-40 años, los beneficios del sol para mejorar el rendimiento físico. Sabían que la Vitamina D favorece el rendimiento muscular y la resistencia, por lo que ayuda a mejorar el rendimiento deportivo.

Los estudios clínicos demuestran que la Vitamina D es importante para mantener el cerebro y el estado de ánimo en condiciones óptimas y que su deficiencia puede producir depresión.

Con la edad el cuerpo pierde gradualmente la capacidad de sintetizar la Vitamina D a través de la luz del sol. Al mismo tiempo, aumenta las necesidades del organismo de Vitamina D.

Los antidepresivos, anticoagulantes, corticoides y medicamentos para tratar la enfermedad de úlcera péptica y la epilepsia pueden inhibir la absorción de la Vitamina D que tomamos en la alimentación. Incluso los consumidores importantes de alcohol pueden tener un riesgo mayor de sufrir un déficit de Vitamina D. Estas personas deberán tomar esta vitamina en forma de suplemento.

Los veganos, en particular, tienen más riesgo de tener deficiencia de Vitamina D, dado que esta vitamina suele estar contenida principalmente en alimentos de origen animal. Aunque también los hongos y los aguacates contienen vitamina D2, y un precursor de la vitamina D3.

Los protectores solares impiden la síntesis de la vitamina D. Por eso para conseguir que el cuerpo la genere es necesario estar 10-20 minutos sin protección y después aplicar el protector solar.

El solárium plantea un dilema, mientras que puede ser bueno para producir la Vitamina D, que nos protege contra determinados tipos de cáncer, la osteoporosis, el alzhéimer y otras enfermedades, cabe plantearse si puede causar cáncer de piel.

Vitamina D: una fuente de salud para nuestro organismo (I Parte)

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 03-07-2018

2

Siempre se ha hablado de la Vitamina D como algo imprescindible para fortalecer nuestros huesos. Sin embargo, ahora se sabe que, además de mantener nuestros huesos y dientes fuertes, interviene en el funcionamiento de casi todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo. Más concretamente, es esencial para el proceso metabólico de intestino, cerebro, corazón, páncreas, piel y linfocitos.

Por eso cuando tenemos un déficit de Vitamina D, esto repercute en todo nuestro cuerpo, siendo muy importante corregir lo antes posible esta deficiencia.

 

La Vitamina D protege tu salud y te previene de posibles enfermedades

Es muy importante mantener bien los niveles de Vitamina D en nuestro cuerpo. Ya que, además de sus beneficios para los huesos, la Vitamina D previene la aparición de una gran cantidad de enfermedades:

  • Enfermedades autoinmunes
  • Resfriados
  • Enfermedades óseas (incluido el raquitismo)
  • Osteoporosis
  • Dolor de huesos y espalda
  • Depresión
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Hipertensión
  • Inflamación crónica
  • Trastornos del sistema inmunitario
  • Debilidad muscular
  • Psoriasis
  • Artritis reumatoide
  • Enfermedades neurológicas
  • Alzheimer
  • PMS
  • Cáncer

Esto no quiere decir que estas enfermedades sean causadas únicamente por una deficiencia de Vitamina D. Pero los investigadores creen que la falta de ella es un factor decisivo que contribuye a su desarrollo, y que mantener unos niveles adecuados de Vitamina D puede reducir el riesgo de que se originen estas patologías.

 

3 formas distintas de conseguir Vitamina D

Nuestro cuerpo puede obtener la Vitamina D que necesita diariamente de 3 formas distintas:

  • Exponer la piel al sol cada día puede ofrecer una fuente indirecta de vitamina D. Aunque la luz del sol en sí no contiene Vitamina D, fomenta la síntesis de esta vitamina en el cuerpo. Realizar una exposición sana a los rayos UVB del sol es la forma más natural y práctica de alcanzar los niveles adecuados.
  • Mediante la ingesta de alimentos naturales que contienen esta vitamina: pescado azul, mantequilla, leche, yema de huevo, queso…
  • Existen suplementos de Vitamina D que se convierte en una buena opción para las personas con insuficiencia de esta vitamina. Son prácticos y muy efectivos.

Síntomas de una carencia de Vitamina D

Son muchas las sintomatologías que hacen sospechar que un paciente tiene un déficit de Vitamina D:

  • Raquitismo en niños
  • Osteomalacia (ablandamiento de los huesos)
  • Osteoporosis (huesos frágiles)
  • El dolor musculo-esquelético
  • Susceptibilidad a las alergias
  • Infecciones de las vías respiratorias
  • Dolor orgánico

 

Estos síntomas mejoran e incluso desaparecen cuando se normaliza el nivel de Vitamina D en el cuerpo.