Meningitis infecciosa en la infancia

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS | Posted on 24-05-2018

0

meningitis en la infancia

No cabe duda que la meningitis infantil es una de las enfermedades que causa más preocupación en los padres. Es importante destacar que, pese a la gravedad potencial de la enfermedad, es poco frecuente en España, produciéndose la mayoría de los casos en menores de 5 años, sobre todo menores de 1 año, y mayores de 65. El motivo de este post es ofrecer a los padres unas pequeñas nociones de sus síntomas y de cómo tratarla. Pero antes, conozcamos cómo es esta enfermedad.

 

Qué es la meningitis infecciosa

Las meninges son unas membranas que recubren y protegen al Sistema Nervioso Central (cerebro, cerebelo y médula espinal), además de cumplir otras funciones. Entre las meninges se encuentra el líquido cefalorraquídeo, que rodea al Sistema Nervioso Central y también contribuye a estas funciones.

Cuando un germen penetra estas membranas y alcanza el Sistema Nervioso Central, se produce una inflamación de las meninges (“meningitis”) como consecuencia tanto de la actividad patógena del germen como de la respuesta defensiva del organismo ante la invasión. Algunos pacientes pueden tener además algunos factores de riesgo que los hacen especialmente propensos a determinados tipos de meningitis.

Además de las meningitis infecciosas, que son las más frecuentes, existen otras enfermedades que pueden originar inflamación meníngea por una activación anómala del sistema inmune en ausencia de infección (meningitis autoinmune).

 

Tipos en función del germen que lo ocasiona

Meningitis vírica: producida por multitud de virus diferentes. Son las más frecuentes.

Meningitis bacteriana: provocada por distintas bacterias. Son las más graves. Las bacterias más frecuentes actualmente en nuestro entorno son el meningococo y el neumococo. En recién nacidos, los más frecuentes son los gérmenes relacionados con el canal del parto.

Meningitis tuberculosa: producida por la bacteria que origina la tuberculosis. Son también graves, más frecuentes en pacientes inmunodeprimidos. Son muy raras en nuestro entorno.

 

Síntomas de la meningitis

Los síntomas, como en casi cualquier infección en Pediatría, dependen de la edad del paciente. En general, cuanto más pequeño es el niño, más inespecíficos serán los síntomas, aunque la fiebre está presente en prácticamente todos los casos.

En recién nacidos y niños pequeños, además, puede aparecer irritabilidad o somnolencia.

En niños mayores, es más común el dolor de cabeza, los vómitos, la rigidez cervical o la tendencia al sueño.

En todos los casos pueden aparecer convulsiones u otros signos de afectación neurológica. El abanico de posibilidades es muy amplio.

 

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden ser inespecíficos y acompañar a cualquier otro proceso infeccioso banal, por lo que, ante la duda, es fundamental la valoración el paciente por un pediatra.

 

Cómo se diagnostica

En primer lugar se analiza la historia clínica completa y se realiza una exploración física detallada para establecer el diagnóstico de sospecha de meningitis aguda.

Si se da alguna sospecha, se suele pedir una analítica de sangre que en muchos casos puede ayudar al diagnóstico y a diferenciar un tipo de meningitis de otro.

No obstante, la única prueba que permite confirmar o descartar el diagnóstico de meningitis e identificar el germen causante de la infección es la punción lumbar.

Además, en algunas ocasiones, se realizan pruebas de imagen, como la ecografía craneal o la tomografía computarizada (TC), siempre a criterio del pediatra.

 

La punción lumbar como prueba definitiva

Es la única prueba que permite confirmar o descartar el diagnóstico de meningitis e identificar el germen causante de la infección, por lo que debe realizarse siempre ante la sospecha de meningitis y en ausencia de alguna de sus pocas contraindicaciones.

Es una técnica por la que se extrae una muestra de líquido cefalorraquídeo a través de una punción en la zona baja de la espalda. Normalmente se realiza con anestesia tópica en forma de crema en la zona de punción, aunque dependiendo de la edad y el caso concreto, se puede realizar también bajo sedación con mediación sistémica, generalmente, aunque no exclusivamente, intravenosa.

Con esta técnica las complicaciones son muy raras y casi siempre, locales (dolor tras la punción, sangrado local, etc.). En niños, el dolor o la rigidez en la espalda tras la punción son mucho menos frecuentes que en el adulto. En algunos niños, sobre todo recién nacidos y lactantes pequeños (por su reducido tamaño) la técnica puede ser algo más complicada y se puede necesitar más de un intento para conseguir una muestra válida (incluso puede llegar a no obtenerse muestra alguna).

 

Tratamientos de la meningitis infecciosa

La meningitis vírica no precisa tratamiento específico casi en ningún caso. Se cura sola pasados unos pocos días, por lo que el único tratamiento son los analgésicos habituales para controlar los posibles síntomas (dolor de cabeza, malestar, etc.). Muchos de ellos ni siquiera necesitan ingreso hospitalario, pudiendo tratarse en casa. Una excepción importante es el caso de la infección por el virus del herpes (meningoencefalitis herpética), que sí es un cuadro muy grave que necesita ingreso hospitalario, muchas veces en UCIP, y tratamiento antiviral intravenoso prolongado.

La meningitis bacteriana necesita en todos los casos ingreso hospitalario y tratamiento antibiótico intravenoso, a veces con más de un antibiótico hasta que se identifique el germen causal. Además, pueden ser necesarios otros tratamientos según el caso, como corticoides, antiepilépticos o líquidos intravenosos.

 

Pronóstico de la meningitis infecciosa

Las meningitis víricas se curan solas y la posibilidad de complicaciones o secuelas es extraordinariamente rara, salvo en el caso de la meningoencefalitis herpética, que sí se asocia con un porcentaje elevado de secuelas neurológicas y mortalidad, incluso con tratamiento correcto.

La meningitis bacteriana tiene una mortalidad de prácticamente el 100 % de los casos si no se inicia antibioterapia adecuada, aunque con un tratamiento correcto la evolución suele ser buena. Sin embargo, incluso en este caso, también se pude asociar a secuelas neurológicas y a mortalidad.

No obstante, el pronóstico real depende de muchos factores (edad del paciente, tiempo de evolución, presencia de otros factores de riesgo, germen causal, etc.).

 

¿Se puede prevenir la meningitis infecciosa?

Las meningitis víricas no se pueden prevenir. Los virus que la causan son múltiples y de circulación habitual entre humanos, por lo que resulta imposible evitar el contacto con ellos. La excepción es la meningoencefalitis herpética, en la que sí que existen algunas medidas para evitar la infección en el canal del parto en los recién nacidos, aunque no hay opción real de prevención en edades posteriores. 

La mayoría de las meningitis bacterianas se pueden prevenir mediante el uso de vacunas. Las meningitis graves por algunas bacterias muy frecuentes hace algunos años, como las producidas por Haemophilus influenzae tipo b o meningococo C, han disminuido drásticamente hoy en día (casi han desaparecido en el caso de Haemophilus) gracias a la vacunación de toda la población frente a estos gérmenes incluida en el calendario de vacunas financiado por el Sistema Público de Salud. Otra bacteria causante de muchos casos de meningitis es el neumococo, cuya vacuna (Prevenar 13®) ha sido recientemente incluida también en los programas de vacunación de toda España.

Por último, también se dispone de vacunas en el mercado privado frente al resto de serogrupos de meningococo. A este respecto, cabe destacar:

  • Vacunas frente a meningococo B: Bexsero® y Trumenba®. La primera se puede usar a partir de las 6 semanas de edad y la segunda, a partir de los 10 años. Están recomendadas para todos los niños, sobre todo por debajo de los 5 años de edad, donde la enfermedad es más frecuente.
  • Vacunas frente a meningococo ACWY: Nimenrix® y Menveo®. Recomendadas para adolescentes que vayan a viajar a zonas de riesgo o que tengan algunos factores que les hagan especialmente susceptibles a la enfermedad. También se pueden valorar en el resto de adolescentes para aumentar el grado de protección individual.

En algunos casos concretos, como pacientes con factores de riesgo, brotes o personal de laboratorio, estas vacunas pueden estar financiadas por la Seguridad Social.

Además de las vacunas, se recomienda tomar tratamiento antibiótico preventivo ante contacto estrecho con casos confirmados de meningitis bacteriana, que, en caso de brotes escolares, puede extenderse a todo el personal y alumnado del centro.

La importancia de mantener nuestras manos limpias

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in XANIT SALUD | Posted on 04-05-2018

3

lavadodemanos

El sábado 5 de mayo se celebra el Día Mundial de la Higiene de manos y en Vithas Xanit Internacional hemos recopilado algunas preguntas interesantes que te ayudarán a concienciarte de la importancia de mantener nuestras manos en un estado higiénico:

  • 1- ¿Qué es mejor a nivel higiénico, los desinfectantes líquidos que vemos en los hospitales o el lavado con jabón y agua?

Los desinfectantes líquidos a base de alcohol, como los que vemos en el hospital, siempre que las manos no estén visiblemente sucias. Es más rápido, más eficaz y mejor tolerado por las manos

  • 2- Cuando te lavas con agua y jabón, qué es mejor ¿agua caliente o fría?

Es preferible el uso de agua fría para lavarse las manos puesto que el  agua caliente produce mayor irritación de la piel.

  • 3- En general… ¿cuál es la parte de la casa que normalmente tocamos con las manos y tiene más microbios?

Mandos a distancia, teclados de ordenador y pantallas de smartphones. Pueden llegar a acumular hasta 450 bacterias por tecla.

Manillas, pomos de las puertas e interruptores, suelen ser una de las partes de la casa que más gérmenes suelen acumular. Las bacterias y la suciedad que llevamos en las manos se transfieren a estas zonas cuando las tocamos y permanecen en ellas hasta limpiarlas.

Los estropajos y trapos de cocina también son elementos que acumulan gran cantidad de bacterias.

  • 4- ¿El tener las manos bien cuidadas influye en el hecho de tener mayor o menor propensión a infecciones?

Si, la irritación de la piel de las manos y posibles lesiones causadas por jabones o detergentes deben evitarse y combatirse con el uso de cremas.

  • 5- ¿Cómo debe ser nuestra higiene en manos cuando tenemos mascotas?

Siempre debemos lavarnos las manos después de tocar una mascota, la cama o cualquier objeto, por ejemplo comida o recipientes de comida, que entran en contacto con la mascota.

Lavar siempre las manos antes de preparar o servir alimentos y tras haber tocado a una mascota.

  • 6- Con la alarma que hubo en su momento las infecciones de E Coli, ¿cuál es la forma más correcta de manipular frutas y verduras?

Antes de la manipulación de frutas y verduras es importante lavarse las manos, sobre todo después de ir al baño.

Las frutas y verduras deben ser lavados con agua corriente antes de su uso, especialmente si están van a ser consumidas crudas.

Además es importante evitar la contaminación cruzada de los alimentos limpiando y desinfectando las superficies que entran en contacto con ellos, como por ejemplo las tablas de cortar, encimeras de cocina o baldas del frigorífico.

  • 7- ¿En el caso de los huevos y la salmonella qué tipo de medida debemos tomar?

Lavar las manos y los objetos que entraron en contacto con huevos crudos (platos, utensilios, tablas de cortar…)

Los huevos deben cocerse hasta que la clara y la yema estén firmes. Los platos hechos con huevos deben cocinarse a una temperatura interna de 71ºC o más

Mantener los huevos refrigerados a temperaturas de 4ºC o, más fríos, en todo momento.

Coma o refrigere los alimentos que contengan huevos después de cocinarlos. No mantengan los huevos, o los alimentos hechos con huevo, a temperatura ambiente por más de 2 horas, o 1 hora se la temperatura es elevada, por ejemplo en verano.

Desechar huevos sucios o rotos

Se recomienda que los alimentos que contengan huevos crudos o poco cocidos, como la salsa holandesa o mayonesa, estén hechos sólo con huevos pasteurizados.

Recomendaciones de los CDC:”Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades”

  • 8- ¿Qué medidas prácticas, relacionadas con la higiene de nuestras manos, deberíamos tomar cuando vamos a un restaurante o un bar?

Lavar las manos antes de empezar a comer y siempre después de acudir al baño.

  • 9- Parece ser que determinados elementos o circunstancias relacionados con nuestras manos pueden aumentar las posibilidades de tener un problema higiénico. ¿Qué es peor en este caso?
  1. Uso de joyas
  2. Lesiones en la piel
  3. Uñas postizas
  4. Todas influyen negativamente
  • 10- ¿Son peligrosas a nivel higiénico las barandillas de las escaleras normales y las de las mecánicas?

Las barandillas de las escaleras mecánicas y normales son un punto donde pueden acumularse gérmenes, no son más peligrosas que los pomos de las puertas o los interruptores. Si realizamos una adecuada higiene de manos no entrañan peligro alguno.

  • 11 – ¿Qué medidas específicas  de higiene de manos tenéis en un hospital cuando entráis en contacto con un paciente?

Se debe realizar higiene de manos siempre antes y después del contacto con el paciente siguiendo las indicaciones de la OMS.