Cambio horario: ¿Cómo nos afecta?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 26-03-2018

1.726

cambio horario primavera

La llegada de la primavera conlleva una notable mejoría en el tiempo, los días se alargan y existe la posibilidad de hacer más planes y disfrutar de actividades al aire libre, lo que significa más horas de luz y consecuentemente un estado de ánimo más positivo.

Sin embargo, no siempre es así. En algunas personas puede provocar cansancio, tristeza y falta de energía, lo que se conoce como astenia primaveral. Se trata de la adaptación del cuerpo a los cambios de temperatura y humedad cuya causa puede estar en nuestro reloj circadiano, el cual necesita un tiempo de adaptación a los cambios de luz. Normalmente dura entre diez y quince días, dependiendo de la capacidad de adaptación del individuo, y se suele acompañar de otros síntomas como fatiga muscular, falta de apetito, trastornos del sueño, disminución del deseo sexual, dolor de cabeza o tristeza.

El cambio de hora altera la secreción de melatonina, una hormona que actúa regulando los estados de vigilia y sueño en función de la luz solar (a más luz, se produce menos melatonina, por lo que la función de inducir el sueño que tiene esta hormona, se produce de forma más tardía).

El cambio de hora es más agresivo en primavera cuando perdemos una hora que en octubre, que la ganamos. Aun así, los primeros días el cuerpo puede sufrir síntomas gracias al desequilibrio entre nuestro reloj interno y el nuevo horario establecido como:

  • Confusión a la hora de tomar decisiones.
  • Alteración del sueño nocturno y somnolencia diurna.
  • Falta de concentración.
  • Fatiga
  • Dificultades para recordar cosas.
  • Irritabilidad
  • Aumenta el riesgo de dolores de cabeza en algunas personas.

A quienes más afecta el cambio de horario es a los niños y a las personas mayores pudiendo mostrar cansancio y mal humor.

Algunos estudios relacionan el cambio de hora primaveral con un ligero aumento de los infartos de miocardio en los días inmediatamente posteriores, así como un mayor índice de suicidios y número de accidentes de tráfico. No obstante, se trata de planteamientos no generalizables y circunscritos a personas muy sensibles.

Además, en esta época del año la mayoría de las plantas comienzan su proceso de polinización, lo cual incrementan las alergias.

A continuación, puedes leer una serie de recomendaciones para adaptarse mejor:

  • Modificar paulatinamente el horario de las comidas para adaptarlo poco a poco al nuevo.
  • Cambiar los hábitos alimenticios como tomar más frutas, verduras y cereales.
  • Ajustar también la hora de acostarse (empezar cuatro días antes del cambio de hora, con 15 minutos cada día).
  • No dormir la siesta hasta que el organismo se habitúe al nuevo horario de sueño.
  • Mantenerse hidratado.
  • Realizar ejercicio físico con moderación.
  • No tomar medicamentos para dormir, ni bebidas alcohólicas, y limitar la ingesta de cafeína.
  • Tener cuidado en esta estación con las primeras exposiciones al sol, ya que no solemos protegernos mucho de las radiaciones.

Ventajas de este cambio de hora:

  • Ahorro de energía. Al adaptar la actividad a las horas de luz natural se emplea menos la iluminación artificial.
  • Menor contaminación ambiental. Una reducción en el consumo repercute positivamente sobre el medio ambiente.
  • Ventajas para sectores empresariales como el comercio, la hostelería, o todos los relacionados con el ocio y el turismo en general, porque la gente suele estar más predispuesta a salir y a consumir cuando hay luz.
  • Deporte y actividades recreativas al aire libre. Más horas de luz significan también más tiempo para disfrutar de las actividades que se realizan al aire libre.
  • Menos estrés y más vitamina D al aprovechar los efectos beneficiosos de la exposición a los rayos solares.

10 consejos para las mujeres menopáusicas

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in GINECOLOGÍA | Posted on 12-03-2018

0

Hoy, desde nuestro Servicio de Ginecología, queremos compartir con todos vosotros estos 10 consejos que han elaborado desde la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEMM) dirigido a las mujeres durante la perimenopausia y la posmenopausia:

  1. Mantener una dieta equilibrada

Una dieta adecuada es esencial de cara a mantener un peso normal y evitar el sobrepeso y obesidad. Es importante limitar la ingesta de grasa animal y comer varias piezas de fruta, así como consumir una cantidad adecuada de verduras para la salud de nuestro corazón. También es necesario aportar a nuestro cuerpo una cantidad suficiente de calcio al día mediante el consumo de productos lácteos. En resumen, una dieta mediterránea, pero reforzando la cantidad de calcio como pilar fundamental en la salud de la mujer y evitar la obesidad para la conservación de una adecuada calidad de vida y de una conveniente salud cardiovascular.

  1. Realizar actividad física moderada diaria

El ejercicio físico ayuda a mantener la fuerza del músculo, la densidad mineral ósea y a evitar caídas. Por ello es recomendable andar todos los días tanto como sea posible. Una buena pauta es caminar a paso ligero entre 30 y 45 minutos cinco días a la semana.

  1. Tomar el sol 15 minutos al día para conseguir el nivel de vitamina D adecuado.

Es crucial en muchos sistemas biológicos, incluyendo la absorción de calcio, fortalecer el hueso y evitar las caídas. Se recomienda la exposición al sol durante 15 minutos diariamente.

  1. Evitar hábitos tóxicos como el tabaco

Para una buena salud a todos los niveles es muy importante evitar hábitos tóxicos. Fumar es uno de los factores más importantes de riesgo cardiovascular y osteoporosis.

  1. Evaluar el posible riesgo cardiovascular y eliminar los factores de riesgo

La principal causa de mortalidad tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular. Por ello es importante hacerse revisiones.

  1. Evaluar el posible riesgo de cáncer de mama y estimular el diagnostico precoz mediante las campañas de mamografía

El cáncer de mama es el cáncer más prevalente en la mujer española. Debemos hacer un esfuerzo y concienciarnos en las mamografías anuales. 

  1. Evaluar el posible riesgo de osteoporosis y en pacientes de alto riesgo mediar la densidad mineral del hueso

La osteoporosis es una de las enfermedades más devastadoras asociadas a la menopausia y al envejecimiento. La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia aconseja que se evalúe la densidad mineral del hueso en la mujer posmenopáusica a los 65 años y por debajo de esta edad en pacientes con alguno de los siguientes factores de riesgo: tener un familiar de primer grado con la enfermedad, haber tenido fracturas por fragilidad, índice de masa corporal por debajo de 20, obesidad, tener un hábito tabáquico severo o haber recibido tratamientos con corticoides u otros medicamentos los cuales puedan interferir en la regeneración ósea.

  1. Vivir la menopausia con vitalidad y optimismo

Es importante que la mujer afronte este periodo con positividad. Se inicia un nuevo periodo en su vida en la que muy frecuentemente se consigue la total plenitud y la madurez personal. 

  1. Mantener una actividad sexual satisfactoria

Una vida sexual satisfactoria y una buena relación con la pareja es un importante factor de apoyo durante la menopausia. Además, la actividad sexual ayuda a evitar la sequedad y atrofia vaginal.

  1. Cuidar la calidad de vida para conseguir el bienestar de la mujer durante la menopausia

Mantener la calidad de vida es el principal objetivo. La mujer no debe resignarse a vivir un infierno durante su menopausia o perder calidad de vida.