Bruxismo. Causas, tratamientos y algunas recomendaciones para reducir la tensión en la mandíbula

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 22-02-2018

0

bruxismo

El ritmo acelerado de vida que llevamos actualmente nos lleva a que muchas personas vivan bajo un estrés emocional continuado.

Todos sabemos que el estrés mal manejado contribuye al avance de determinadas patologías de nuestro organismo: contribuye a muchas patologías que afectan a nuestra salud general y también a la bucodental. Un ejemplo de ello es el bruxismo, un hábito involuntario que puede causar la destrucción dental y la afectación grave de la articulación de la mandíbula (ATM). Este concepto hace referencia a una alteración biomecánica de la articulación temporomandibular que produce que se aprietan los dientes. Esta alteración, aunque puede darse en cualquier momento, día o noche, tiene una mayor incidencia durante la noche.

Se trata de una patología más frecuente de lo que pensamos. Actualmente se estima que afecta a 1 de cada 4 adultos y, aunque puede aparecer a cualquier edad, suele ser más común en la edad adulta. Generalmente no percibimos los síntomas porque suele ocurrir de forma inconsciente mientras dormimos. Sin embargo, es un hábito que debemos corregir porque puede llegar a provocar la destrucción del diente, ya que las piezas dentales suelen ser las que más sufren esta alteración, desgastándose debido al continuo movimiento de los dientes superiores sobre los inferiores, a modo de compresión y cizallamiento. Afecta a los dientes, pero también afecta o puede afectar a otras partes de la cabeza.

Francisco Luis Garrido Luque, de la Unidad de Fisioterapia del Hospital Vithas Xanit Internacional y el Dr. Alberto Cuevas Queipo, Jefe de la Unidad de Odontologia y Cirugía Maxilofacial del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos explican hoy las causas y síntomas del bruxismo en nuestra salud, ofreciéndonos algunos consejos y recomendaciones para combatirlo.

Causas del Bruxismo

El bruxismo es una patología mecánica con origen psicológico o emocional, en la cual el estrés es el principal causante

Aunque este trastorno está frecuentemente asociado al estrés emocional que padecemos a diario, no es el único factor que puede provocar el bruxismo. Las principales causas son: estrés que nos afecte emocionalmente, Maloclusión o mal encaje de los dientes, poca capacidad de relajarse y los hábitos al dormir, ansiedad, resentimiento, ira y frustración.

Síntomas del Bruxismo

Son muchos los síntomas que acompañan a un cuadro de bruxismo. Como hemos mencionado anteriormente, el desgaste de las piezas dentales va a ser uno de los principales, pero existen muchos otros, que vamos a nombrar a continuación:

  • Dolor e inflamación de la articulación de la mandíbula
  • Dolor de cabeza: La contracción permanente de la musculatura implicada en la masticación genera dolor de carácter referido a la zona de la cabeza. Además, hay muchas estructuras nerviosas por esa zona que pueden ser sobreestimuladas.
  • Dolor de oído, por la relación que tiene esta articulación con el canal auditivo. 

Tratamientos

Como en muchas otras patologías, el abordaje interdisciplinar es muy importante. Muchos tratamientos tienen como objetivo reducir el dolor, el daño dental permanente y disminuir el rechinamiento de los dientes.

Algunas soluciones actuales son:

  • Férula de descarga oclusal. Es el tratamiento más frecuente. Es un aparato hecho a medida que se ajusta a los dientes en una de las dos arcadas. El objetivo es evitar que los dientes entren en contacto. Disminuye el bruxismo y las molestias que provoca, y previene el desgaste dental y protege la articulación.
  • Relajación muscular periarticular. Los ejercicios fisioterapéuticos, el tratamiento con calor o ultrasonidos y los masajes alivian los posibles dolores y protegen los dientes.
  • Psocoterapia. En aquellos casos en los que el estrés emocional y la ansiedad son las causas del bruxismo, es bueno cambiar el estilo de vida, aprender técnicas de relajación muscular o hacer deporte.
  • Fármacos. Pueden ayudar a controlar o minimizar los síntomas.
  • Otras medidas. Para los casos más serios, la intervención quirúrgica de la articulación temporomandibular suele ser la mejor solución.

La prevención y el tratamiento de la patología articular es muy importante. Por eso, ofrecemos también desde nuestro Servicio de Fisioterapia algunos ejercicios y consejos para combatir el Bruxismo y relajar la articulación mandibular

Meditación o relajación

Durante un minuto, vamos a centrarnos en nuestra respiración. Para ello, vamos a tumbarnos en una posición cómoda, con brazos y piernas relajados. A continuación, vamos a cerrar los ojos, y vamos a observar nuestra respiración, y sus dos fases. La fase inspiratoria, y la fase espiratoria. Durante dicha observación, veremos cómo se van presentando numerosos pensamientos, los cuales simplemente vamos a obviar, simplemente centrándonos en nuestra respiración, como si de una montaña rusa se tratase, subiendo y bajando. Observamos su amplitud, simetría. Este ejercicio logrará limpiar nuestra mente. Como ya hemos mencionado, un buen estado emocional es importante para controlar y trabajar el bruxismo.

Masaje de la musculatura implicada

Otra técnica que podemos realizar será un masaje de toda la musculatura que se encontrará hipertónica y que su relajación ayudará a su descompresión. Además, el masaje mejorará toda la circulación de la musculatura.

Tracción en las orejas

Comúnmente conocido como “tirón de orejas” es una técnica empleada en osteopatía craneal para la descompresión del hueso temporal, hueso de vital importancia en la constitución de la articulación temporomandibular o articulación de la mandíbula. Tumbados en una posición cómoda, vamos a realizar una presa con nuestros dedos pulgar e índice sobre el lóbulo de la oreja, y vamos a traccionar de forma SUAVE en dirección a los pies. Cuando notemos una resistencia, mantenemos la tracción. Poco a poco iremos notando que los tejidos se relajan.

Ejercicios de movilización y relajación de la articulación

Podemos realizar también ejercicios de apertura y cierre de la boca, desplazamientos del hueso inferior de la mandíbula (maxilar inferior) en ambas direcciones, derecha e izquierda, para lograr estirar la musculatura.

Estiramientos cervicales

También podemos realizar estiramientos cervicales, llevándonos la oreja hacia un hombro y manteniendo la tensión durante treinta segundos, de forma suave, lenta y progresiva. Realizaremos estiramientos hacia los dos lados, además de combinarlos con ejercicios respiratorios, para conseguir una relajación total de los tejidos.

Si después de un periodo practicando estas recomendaciones, seguimos con esta dolencia, es recomendable acudir a nuestro médico de cabecera o fisioterapeuta para que nos pueda ayudar.

Asma o tos en el niño

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in PEDIATRÍA, VARIOS | Posted on 08-02-2018

1

El asma es una enfermedad crónica del aparato respiratorio que se caracteriza por un conjunto de síntomas y la positividad a una serie de pruebas diagnósticas. Dichas pruebas, en general, no se pueden realizar correctamente hasta la edad de 6 o 7 años, por lo que se recomienda la terminología de sibilancias recurrentes por debajo de esa edad o la prueba del óxido nítrico, que puede hacerse desde los 4 años si el paciente es colaborador.

Hoy, el Dr. Carlos Hermoso Torregrosa, Neumólogo Infantil del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos responde algunas cuestiones relacionada con esta patología que tiende a complicarse en los meses de más frío.

  • ¿Cómo definir la dificultad respiratoria propia del asma?

La tos y la dificultad respiratoria es lo que define clínicamente al proceso asmático. Suele ser episódica y, en ocasiones, si está demostrada su relación con algún neumoalérgeno, ocurre siempre en la misma época del año.

En niños correctamente controlados, aparecerá en escasas ocasiones a lo largo del año (1 o 2 veces), manifestándose como tos tanto con el ejercicio como en reposo y empeorando habitualmente por las noches.

  • ¿Qué signos deben alertar a los padres?

La tos es el signo fundamental que los padres tienen que detectar para prever el inicio de una crisis asmática. Otros, como la retracción subcostal o el aumento de la frecuencia respiratoria, aparecen cuando el episodio ya está más avanzado.

.         ¿Cómo podemos diagnosticar el asma?

Una de las pruebas más conocidas y usadas para diagnosticar y valorar el grado de control del asma es la espirometría con test de broncodilatación, que ayuda a determinar la función pulmonar. Pero, en ocasiones, el uso de esta técnica no es suficiente para diagnosticar esta patología y en los últimos años ha surgido la prueba de la fracción de óxido nítrico exhalado (FeNOx), que tiene la ventaja de poderse aplicar antes que la espirometría, a partir de los 4 años en determinados pacientes. Esta prueba determina el óxido nítrico exhalado a nivel proximal; es decir, en los bronquios; así como a nivel distal o alveolar.

  • ¿Cómo se trata el asma? ¿Cuáles son los tratamientos más efectivos?

Hay múltiples tratamientos para el asma. Se deben diferenciar dos tipos de tratamientos, los tratamientos enfocados para tratar la crisis aguda y los tratamientos de mantenimiento que se indican para tener un correcto control de la enfermedad asmática; es decir, para tener el menor número posible de crisis.

Los tratamientos más efectivos para la crisis asmática y que están aprobados por todas las guías nacionales e internacionales para el asma son los broncodilatadores β2 adrenérgicos de corta duración, salbutamol y terbutalina, de forma INHALADA, nunca oral.

Además, hay estudios que indican que el añadir al tratamiento con β2 corticoides inhalados como la budesonida aumenta su efectividad al disminuir el componente inflamatorio a nivel bronquial que siempre acompaña a una crisis aguda de asma. Cuando la crisis es grave, estos tratamientos inhalados se acompañarán de corticoides orales.

En cuanto al tratamiento de mantenimiento, también tenemos múltiples opciones como los antagonistas de receptores de leucotrienos (montelukast), corticoides inhalados (budesonida, fluticasona) y de asociaciones de corticoides inhalados con β2 acción larga (formoterol/budesonida, salmeterol/fluticasona) que se indicarán en función de la historia clínica del paciente.

Por otro lado, hay algunas vacunas que están especialmente recomendadas en los pacientes asmáticos, ya que tienen más riesgo de padecer infecciones graves y con mayor riesgo de complicaciones por determinados gérmenes. A este respecto, es fundamental recordar que tanto estos pacientes como sus convivientes deben vacunarse de la gripe anualmente siempre que no exista contraindicación, a ser posible con preparados tetravalentes. Junto a la gripe, también es fundamental la correcta vacunación frente al neumococo.

  • ¿Se puede prevenir el asma?

No. Si un individuo está genéticamente predispuesto a padecer asma, no hay, en estos momentos, manera de prevenirlo.

Lo que sí que se pueden evitar son las exacerbaciones asmáticas y mejorar el control de la enfermedad. Esto se consigue a través de un control y seguimiento personalizado en consulta externa especializada, donde se indicarán las pruebas necesarias y los tratamientos de mantenimiento precisos para cada niño con el fin de que tengan el mayor control de su enfermedad con la menor medicación posible.

Las pruebas a realizar para el diagnóstico de la enfermedad son las pruebas funcionales respiratorias ya comentadas, como la espirometría forzada con test de broncodilatación y la FeNOx, que se deberían realizar en todos los niños, y las pruebas de alergia, indicadas en aquellos niños en los que se sospeche un componente alérgico.

Además, tanto la espirometría como la FeNOx se utilizan para el seguimiento de la enfermedad, teniendo la FeNOx las ventajas de que se puede realizar en niños más pequeños (a partir de 4 años) y de que puede predecir una crisis en los niños en los que aparentemente están bien controlados.

  • ¿Debe el niño asmático variar su estilo de vida? (deportes, juegos,….)

Un niño asmático puede realizar una vida normal. Hay numerosos ejemplos de deportistas de élite que realizan su actividad sin ningún tipo de limitación por el hecho de ser asmáticos.

  • ¿Son los hijos de padres alérgicos más propensos a padecer asma?

Es un tema en discusión hoy día, pero parece ser que niños con antecedentes familiares de primer grado asmáticos o con fuerte componente alérgico son más propensos a padecer asma en un futuro.

Una historia clínica detallada en la consulta especializada nos dará el índice predictivo de asma (IPA), que es una herramienta muy útil para determinar el tipo de tratamiento y seguimiento que se va a llevar con el paciente.

Lo que sí tenemos claro a día de hoy es que un niño menor de 3 años que comienza con episodios bronquiales de repetición y que tiene antecedentes familiares de asma debe de ser vigilado y seguido estrechamente hasta la edad en la que se puedan realizar las pruebas necesarias para diagnosticar un asma.

Dr. Carlos Hermoso Torregrosa (Neumólogo Infantil),