El cambio horario y sus consecuencias en nuestro organismo

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 26-10-2017

0

cambio hora

Este sábado 28 de octubre, a las 3:00 de la madrugada serán las 2:00. Se acerca el horario de invierno, que se lleva aplicando en toda Europa desde 1981. Este cambio horario fue ideado para adaptar la actividad al ciclo de luz solar, de forma que se dependa en menor medida de la electricidad. Sin embargo, el cambio horario provoca también cambios en nuestro organismo, como trastornos de sueño y adaptación.

El otoño es una estación del año donde el organismo disminuye sus defensas por la bajada de las temperaturas. Muchas personas en esta época del año pueden sufrir tristeza, cansancio, apatía, decaimiento, somnolencia y dificultad de concentración. La alimentación y el sueño son pilares fundamentales para combatir este estado.

Con la llegada del mal tiempo o la llegada temprana de la noche, dejamos de realizar determinadas actividades gratificantes (hacer deporte, ir a la playa, salir de excursión, ir de compras, pasear,…) sin sustituirlas por otras. Un descenso en el nivel de gratificación personal predispone a un bajo estado de ánimo o una depresión.

Hoy, hablamos con la Dra. Vanesa Tejón, psicóloga  del Hospital Vithas Xanit Internacional, sobre cómo puede afectarnos este reajuste de la luz solar y el cambio de hora.

¿Cómo afecta la falta de luz al cambio del reloj biológico?

Nuestro organismo tiene un regulador horario que está en el centro del cerebro, y que se regula mediante la luz solar y los estímulos del entorno. Regula un ciclo diario que afecta a los niveles de las hormonas y actividades celulares por lo que, cuando cambia el ritmo de la luz de fuera o el ritmo de las tareas, puede desorientarse.

El cambio horario puede implicar ligeros trastornos en el sueño, en los hábitos alimenticios y en el estado de ánimo, que pueden aumentar el cansancio, la irritabilidad o la falta de concentración, aunque estos problemas remiten en el plazo de 3-4 días.

Los niños y los mayores son los grupos de población más sensibles a estas alteraciones debido a que tienen unos horarios establecidos de comidas y de sueño.

El cambio horario afecta también al aparato digestivo, ya que se modifican los horarios de las comidas. Puede aparecer falta de apetito a la hora de las comidas o tener hambre a deshoras, por esta razón se recomienda mantener un horario regular a la hora de las comidas.

¿Cómo combatir el cambio horario?

Descansar bien, aprovechar las horas de sol, practicar actividades al aire libre y llevar una dieta adecuada permitirá hacer frente al otoño y al frío con la energía necesaria.

Se aconseja potenciar la presencia de luz en el hogar, lugar de trabajo, etc.: utilizar cortinas de tejidos ligeros y traslúcidos, decorar las paredes y suelos con colores claros (si son brillantes mejor porque reflejarán la luz), puertas acristaladas, muebles blancos y brillantes, el uso de espejos (multiplican la luz).

Hábitos saludables que pueden ayudarnos a mantener unos niveles buenos de serotonina favoreciendo sentimientos de bienestar:

  • El chocolate negro: estimula la segregación de endorfinas y serotonina, siempre con moderación.
  • Ejercicio físico: además de ser saludable, nos hace sentir bien, pues reduce la ansiedad, aumenta las endorfinas, regula la respiración, etc., y contribuye a unos buenos niveles de serotonina. Se aconseja realizar ejercicio aeróbico y al aire libre.
  • Meditación: nos ayuda a relajarnos y a controlar la respiración.
  • Relajación: al estar estresados respiramos más rápido y la serotonina baja. La relajación induce a la segregación de dicha hormona.
  • Omega 3: ayuda a la sintetización de neurotransmisores como es la serotonina. Se recomienda comer trucha, sardina o frutos secos.
  • Tomar el sol.
  • Tener un ciclo de sueño regular.
  • Realizar actividades placenteras.
  • Revivir recuerdos felices.

En el lado opuesto, estos son los factores que pueden incidir negativamente en los niveles de serotonina, los cuales convendría evitar:

  • Estrés.
  • Privación del sueño.
  • Azúcares y harinas refinadas.
  • Bebidas energéticas o con cafeína.
  • Dejar de hacer determinadas actividades gratificantes (salir a dar un paseo, ir de excursión,…) sin sustituirlas por otras.

En definitiva resulta aconsejable realizar actividad física regular, disfrutar de tiempos de sol o al aire libre, tomarse el cambio de hora con sentido del humor, pensar en lo positivo que nos aporta el cambio de hora (es más agradable madrugar cuando por la mañana amanece antes), tener unos horarios regulares (importante para unos buenos hábitos de alimentación y de sueño), mantener las rutinas, etc.

¿Cómo afecta la falta de luz a nuestro estado de ánimo y hábitos?

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in VARIOS, XANIT SALUD | Posted on 19-10-2017

2.664

 

Esta podría ser una buena pregunta para hacernos en estas fechas. Sobre todo si tenemos en cuenta que estamos en una zona donde disfrutamos de tantas horas de sol. Siempre se ha dicho, haciendo caso a la sabiduría popular, que la luz nos aportaba muchos beneficios a nuestro cuerpo y mente. Por ejemplo, recientemente se ha demostrado que la vitamina D, que obtenemos del sol, ejerce un efecto protector en nuestro organismo frente a algunos tumores, como el cáncer de mama o de colón.