La importancia de la estética en los pacientes oncológicos

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in TODO SOBRE ONCOLOGÍA, VARIOS | Posted on 26-05-2016

Etiquetas: ,

0

oncoestetica-blog

 

Durante los tratamientos oncológicos, muchos pacientes tienen la necesidad de sentirse bien no solo por dentro, sino también por fuera. En Vithas Xanit somos conscientes de esa necesidad que afecta psicológicamente a estos pacientes durante esa difícil etapa.

Por eso, desde nuestra unidad de Oncoestética queremos anticiparnos a las consecuencias físicas de las terapias oncológicas y tratar los cambios estéticos que se puedan producir durante este proceso, unos cambios que pueden llegar a afectar de forma psicológica al paciente. A través de pautas, consejos médicos y cuidados adecuados para cada paciente nuestros especialistas los ayudan a encontrar la solución más adecuada para minimizar estos cambios que se producen, asesorándole sobre el estilo y la línea de complementos que más le favorecen según enfermedad, su rostro, cuerpo  y estilo de vida.

Uno de los efectos secundarios más llamativos de los tratamientos con quimioterapia es la alopecia. Desafortunadamente, hay muchos otros factores menos conocidos pero no por ello menos importantes que afectan a las personas que están recibiendo tratamientos oncológicos: deshidratación de la piel, pérdida o debilitamiento de vello facial (cejas y pestañas).

Es muy importante resaltar que no todas las personas tienen los mismos efectos secundarios, ya que la aparición de los mismos depende de muchos factores como la edad, el tipo de medicación, el entorno, etc… Los efectos secundarios sobre la piel producidos por una enfermedad o por el tratamiento de la misma, convierten a las personas que lo padecen en un colectivo vulnerable al dejar visibles y expuestas las huellas de su enfermedad.

Una apariencia “corriente” actúa como camuflaje devolviendo una impresión de normalidad que repercute positivamente en la salud psicológica, incidiendo positivamente en la recuperación de la enfermedad. Es muy importante que sea la propia persona la que pueda revelar su condición y que no sea su aspecto externo el que lo delate.

En nuestra Unidad de Oncoestética dividimos el asesoramiento estético en función de dos factores:

  • El diagnóstico médico: (la unidad cuenta con 2 dermatólogos y 2 médicos estéticos) antes de empezar un tratamiento con un paciente hay que tener en cuenta diversos factores e informarnos sobre el tipo de cáncer y el tratamiento que se efectuará, ya que según las consecuencias se tendrán que tomar unas u otras medidas. Además, existen tres puntos importantes a tener en cuenta para una persona afectada que son el antes, el durante y el después del tratamiento.
  • Estudio de las proporciones corporales del cliente, su vida diaria, gustos y actividades. Le ayudamos a disimular sus posibles imperfecciones corporales y a resaltar las virtudes de su figura, así como las características que debe tener su indumentaria en relación a su estilo de vida. La unidad cuenta con una asesora de imagen para ello.

Además, trabajamos con un protocolo de asesoramiento de la imagen oncológica:

ANTES DE COMENZAR EL TRATAMIENTO

En esta etapa es fundamental mejorar el estado de la piel y prepararla para que los cambios que se produzcan sean los menos posibles. También comenzaremos a informar al paciente de las posibles soluciones postizas que puede encontrar. Las pelucas nos ofrecen una gran versatilidad en cuanto a la imagen que queramos conseguir. Podemos realizar cambios tanto en su forma como en su color y peinado por lo que se pueden adaptar a cualquier imagen.

DURANTE EL TRATAMIENTO

Hay que incidir en todos los aspectos que conviene evitar: peeling químicos, depilaciones, rasurado con cuchillas y, en general, cualquier tratamiento que pueda provocar una irritación o lesión en la piel.

Los tratamientos estéticos en esta etapa se deben centrar en mantener los niveles de hidratación, nutrición y protección de la piel para que esté lo más confortable posible.

DESPUÉS DE TERMINAR EL TRATAMIENTO

En esta etapa ayudaremos al paciente a recuperar sus hábitos estéticos. Dependiendo de los cuidados que hayamos seguido durante el tratamiento, la vuelta a las costumbres habituales es más o menos larga. Para retomar nuestros hábitos puede ser necesario la supervisión de un profesional de la estética oncológica (dermatólogo, médico estético)  que, con la información de su oncólogo, paute unos tiempos prudentes y realistas.

Dr. Enrique Herrera Acosta

Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Vithas Xanit Internacional

Lara García

Unidad de Oncoestética