Consejos prácticos para cuidar nuestros ojos

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in OFTALMOLOGÍA | Posted on 31-07-2014

0

Esta semana el Dr. Ángel Civeti, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos ofrece algunos consejos para cuidar nuestros ojos, sobre todo ahora en verano, y nos hace un repaso por las principales características del Servicio de Oftalmología del hospital.

post-oftalmologia- con logo29jul141

¿Cómo debemos cuidar los ojos ahora durante el verano?

El verano es una época de vida al aire libre y, por tanto, nuestros ojos se ven sometidos a la intemperie, al aire, al sol, al viento, al agua… Por eso, debemos emplear medidas de protección adecuadas como gafas de sol, gafas protectoras en determinados deportes de riesgo o gafas para nadar. En caso de que usemos lentillas debemos extremar sus cuidados para evitar que se contaminen o se les depositen partículas de polvo o restos que puedan dañar la córnea. Es recomendable también usar lágrimas artificiales después de exponernos a ambientes muy secos o calurosos y para nadar en piscinas o en aguas que no estén limpias,  debemos utilizar gafas protectoras.

Cada día estamos expuestos a la pantalla del ordenador y la televisión ¿cómo afectan estos dispositivos a la visión y cómo podemos paliarlo?

No debemos abusar de estos dispositivos. Aunque está demostrado que su uso no produce daños sobre la retina o la córnea, sí son fuente de cansancio y cierta incomodidad visual, ya que cuando fijamos la vista continuadamente sobre una pantalla encendida disminuye la frecuencia del parpadeo y esto a su vez origina sequedad ocular.

Cuando los usemos debemos descansar periódicamente, unos 2-3  minutos cada 45 puede ser una pauta adecuada. El uso continuado de lágrimas artificiales puede ayudarnos a que nuestra experiencia sea más agradable.

¿Qué ofrece el Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional?

El servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional ofrece una amplia cartera de Servicios para el diagnóstico y tratamiento de la práctica totalidad de las enfermedades oftalmológicas.

Los especialistas en oftalmología de nuestro hospital realizan una gran variedad de intervenciones oftalmológicas, desde las más comunes, como la catarata, hasta procedimientos muy complejos, como la vitrectomía. También llevamos a cabo multitud de procedimientos refractivos, como la cirugía Lasik, indicada en el tratamiento de los defectos refractivos como la miopía, astigmatismo, hipermetropía. Disponemos de un láser que constituye el sistema de cirugía refractiva más seguro y tecnológicamente avanzado que existe en la actualidad y permite, entre otras intervenciones, corregir la presbicia (vista cansada), así como corregir defectos refractivos  como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía. Realizamos también  procedimientos con lentes intraoculares, conservando el cristalino o sustituyéndolo. Podemos tratar, además, complicaciones provocadas por procedimientos previos de cirugía refractiva, para lo que contamos con la posibilidad de implantar anillos intraestromales apoyados por el Láser de Femtosegundo.

El Hospital Vithas Xanit Internacional es el primer hospital privado de la provincia en evaluar y tratar la baja visión, ¿en qué consiste exactamente esta dolencia?

La baja visión es aquella situación en la que la agudeza visual máxima que el paciente alcanza es igual o menor de 0,3. En la actualidad esta situación es cada vez más frecuente, debido a que la oftalmología trata con éxito muchas enfermedades que antes llevaban a la ceguera, pero no logra, en muchos casos, que la visión alcanzada por el paciente sea normal, quedando un número  considerable de ellos en situación de Baja Visión.

Actualmente estamos organizando en el hospital un gabinete de tratamiento de Baja Visión. Se trata de consultas multidisciplinarias en las que se aborda el tratamiento de estos pacientes desde diversos puntos de vista, como son el psicológico, el auditivo, la terapia ocupacional o el propiamente oftalmológico. Estos gabinetes, al aplicar un enfoque multidisciplinario al paciente, tiene como objetivo fundamental la intención de lograr un óptimo aprovechamiento de su capacidad visual. Mediante las técnicas de tratamiento de Baja Visión se logra que pacientes, que por ejemplo no pueden leer, logren hacerlo.

 Dr. Ángel Cilveti

Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional

Las repercusiones de una buena higiene bucodental en la salud general

Posted by Hospital Vithas Xanit Internacional | Posted in Odontología | Posted on 17-07-2014

0

niño dientes

 

Las enfermedades de las encías son las más comunes. Se estima que entre el 15 y el 30% de los adultos mayores de 35 años sufren estas infecciones,  y una quinta parte de las personas afectadas por ellas sufren periodontitis, una patología grave y crónica que afecta al hueso de los maxilares y lleva a la pérdida de piezas dentales. Pero lo más importante de estas patologías, además de su alta prevalencia, es su relación directa con un grupo de enfermedades metabólicas, ligadas con los mismos grupos de riesgo, que afectan a todo el organismo. Se trata, fundamentalmente, de enfermedades relacionadas con las cardiopatías, como patología más grave y, además, con una larga lista de enfermedades que van desde partos prematuros, afecciones en articulaciones e hígado, e incluso enfermedades autoinmunes.

Como ejemplo, podemos hablar de la diabetes tipo 2, muy relacionada con las enfermedades de las encías, siendo frecuente que los pacientes que no mantienen una buena salud bucodental tengan más posibilidades de descontrolar esta diabetes y viceversa, incidiendo también el descontrol de la diabetes en la posibilidad de sufrir infecciones en las encías.

Esta evidencia científica hace muy importante potenciar los hábitos saludables para mantener una boca sana algo que, desgraciadamente, debido a la situación económica actual y a la necesidad de atender otras enfermedades, parece que está sufriendo un retroceso en la sociedad. De esta forma, las revisiones periódicas son clave, ya que las enfermedades de las encías son patologías silentes, que no se manifiestan hasta que son graves y se hacen crónicas, así es importante tratar la fase aguda, pero también realizar una detección temprana y controlar sus inicios.

La periodontitis

Normalmente, la periodontitis da su aviso con la gingivitis, una infección que afecta sólo a las encías y es fácilmente controlable. El paciente detecta algo de inflamación en las encías, pero no manifiesta dolor. Si esta afección no se trata, la infección puede hacerse interna, afectando al hueso y originándose la periodontitis, una patología crónica que requiere unos cuidados muy exhaustivos y no es reversible. En esa afectación del hueso, al bajar más la unión de la encía y el diente, es mucho más fácil que queden restos de comida, ofreciendo más oportunidades a las bacterias para colonizar las encías y que se produzca infección y, a su vez, que esta infección entre en contacto con las arterias, incidiendo en otras patologías.

Una vez detectada esta patología existen tratamientos muy efectivos que controlan la infección y estabilizan la encía, ayudando a mejorar el estado general de la misma.

Por ello, antes de llegar a ese extremo, es determinante la prevención de estas patologías, que, detectadas a tiempo, son de fácil solución y, en cambio, sino se tratan pronto, se convierten en patologías graves y crónicas.

Hábitos saludables

Así, a los buenos hábitos, como hacer ejercicio, mantener una buena alimentación, cuidar parámetros biológicos (compensar las grasas y el azúcar en nuestro organismo o cuidar la tensión), debemos sumar el mantener una buena salud bucodental que, más allá de la estética, es clave en la influencia que tiene sobre el resto de nuestro organismo.

Para mantener una buena salud bucodental (que debe pasar por una encía limpia, rosada y sin sangrado, con dientes sin sarro, que debe controlarse con ayuda profesional) es imprescindible cumplir las siguientes premisas:

  • Revisiones periódicas (cada 6 meses o 1 año) para que los profesionales confirmen que la encía está bien adherida a los dientes.
  • Mantener una buena higiene dental. Para ello debemos sumar al cepillado tradicional, la limpieza de los espacios interdentales y la unión de encía y dientes, valiéndonos de una serie de elementos como son el hilo dental, irrigadores (aparatos que impulsan un chorro de agua y que funciona como ducha dental al pasar a presión agua entre dientes) y cepillos interproximales (que sirven para limpiar entre diente y diente).
  • Mantener unos hábitos saludables generales: buena alimentación, ejercicio y evitar el tabaquismo.

 

Dr. Alberto Cuevas

 Jefe del Servicio de Odontología del Hospital Vithas Xanit Internacional.