¿Lo que tengo es gripe o resfriado? Diferencias, semejanzas y cómo tratarlas

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: NEUMOLOGÍA | Fecha: 07-11-2019

0

Problemas en las vías respiratorias, mucosidades, malestar general… La gripe y el resfriado (también llamado constipado) se asemejan mucho hasta el punto de que, en determinadas ocasiones, es complicado distinguir entre ambas patologías.

Desde el Hospital Vithas Xanit Internacional, como si de un juego tipo ‘encuentre las siete diferencias’ se tratase, apuntamos a través de este artículo algunas pistas y curiosidades para averiguar si lo que se padece es gripe o es resfriado y cómo tratarlas.

 

Diferencias: haberlas… las hay

Todo empieza en un malestar general y sensación de frío. Ahí, el grado de virulencia e intensidad ya marca un indicador. Y es que la gripe tiende a ser mucho peor que un resfriado y es habitual que aparezca fiebre y que ésta persista durante varios días. Además, especialmente en niños y niñas y personas mayores, existe mayor riesgo de generar otros problemas de salud como la neumonía.

El momento en que aparece es también otra clave. El constipado puede aparecer casi en cualquier época del año. En contraposición, la gripe tiene acotada su presencia en los meses de noviembre a marzo.

 

Una vez identificada, ¿cómo podemos tratarla?

El tratamiento de la gripe es fundamentalmente sintomático, por lo que se recomienda una abundante ingesta de líquidos, tomar analgésicos y/o antipiréticos (ibuprofeno o paracetamol). El ácido acetilsalicílico también es un recurso habitual, evitando su consumo en menores de 18 años para evitar el síndrome de Reye.

En ambos casos y a tenor de los síntomas, se pueden usar otros medicamentos como antihistamínicos, antitusígenos o vasoconstrictores nasales. Por el contrario, se evita la prescripción de antibióticos, ya que tanto la gripe como el resfriado se producen por infección vírica, no bacteriana.

 

Más vale prevenir…

Se puede decir, sin miedo a equivocarse, que tanto la gripe como el constipado son dos de las enfermedades más comunes en nuestro entorno. De ahí que se haya normalizado una campaña de vacunación para prevenir la gripe, habitualmente a partir de octubre. No hay campaña para prevenir el resfriado, ya que se trata de una dolencia más común.

En este caso, es fundamental convocar para la vacunación a los principales grupos de riesgo: estos son personas de 65 años o mayores, o personas con diabetes mellitus, obesidad mórbida, insuficiencia renal o con enfermedades hepáticas, además de personal sanitario o docente.

 

¿ Y cómo se propagan la gripe y el resfriado?

La trasmisión se realiza a través de la saliva, que expulsamos al estornudar, toser o hablar. En este sentido, cobra importancia un mayor grado de higiene en las manos y, en la medida de lo posible, evitar el contacto con personas enfermas.

Como dato a tener siempre en cuenta en personas mayores, la gripe no causa la muerte de forma directa, si bien puede generar complicaciones como un agravamiento de enfermedades crónicas respiratorias, neumonía o enfermedades concretas del paciente.

Clases de Educación Maternal en Vithas Xanit

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Lactancia, MEDICINA EN FEMENINO, PEDIATRÍA | Fecha: 29-10-2019

0

 

Clases de educación maternal Xanit

 

¡¡Únete a nosotros cuando quieras, a partir de la semana 28 de embarazo!!

En Vithas Xanit cuidamos de ti en los momentos más importantes, por eso, si estás embarazada, hemos preparado para ti 7 clases de Educación Maternal con el objetivo de prepararte, tanto física como psicológicamente, para el desarrollo de tu embarazo y también para el momento del parto. Estas clases tienen lugar en Vithas Xanit Fisium (Avda. del Cosmos, s/n CC. Santangelo – 29639 Benalmádena)

Os dejamos el programa de estas clases:

Clase 1 – Diferentes analgesias: te explicaremos el tipo de dolor que puedes sentir llegado el momento del parto y como aliviarlo, así como el uso de respiración y posiciones

Clase 2 – Trabajo de parto: en esta clase aprenderemos diferentes fases del parto, cómo, por ejemplo, a reconocer signos y síntomas del trabajo de parto

Clase 3 – Lactancia maternal e introducción del alimento sólido: profundizaremos en los beneficios, mitos y técnica correcta del momento de la lactancia, ofreciendo también una introducción al alimento sólido

Clase 4 – Cuidados del recién nacido: aprenderemos a cuidar de nuestro bebe, no sólo en el hospital sino también cuando estemos en casa o tengamos que llevarlo al centro de salud por ejemplo para la vacunación.

Clase 5 – Cuidados durante la cuarentena: trataremos todos los aspectos físicos y psicológicos de este periodo post-parto

Clase 6 – Repaso de dudas: en esta clase os daremos algunos consejos para hacer bolsa a la hora de ir al hospital para el parto y os ayudaremos con los papeles que tenéis que rellenar. También os explicaremos los motivos que debemos tener en cuenta para ir a urgencias obstétricas

Clase 7 – Ejercicios: trabajaremos algunos ejercicios físicos, de suelo pélvico, masaje perineal, uso de pelota de parto, diferentes posiciones durante contracción expulsivo respiración y ejercicios de relajación

(Consultar horarios y próximos grupos disponibles según tu fecha prevista de parto)

Más información en el teléfono: 654 53 16 92 (o en el centro Vithas Salud Fisium, teléfono 952 561 951)

 

 

 

La primera mamografía, ¿qué debemos saber?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: GINECOLOGÍA, MEDICINA EN FEMENINO, Oncología | Fecha: 17-10-2019

0

 

Según la Asociación Española Contra el Cáncer, “en España se diagnostican alrededor de 32.825 nuevos cánceres de mama al año”. Con estos datos, creemos que es primordial concienciar a la sociedad de la importancia de la investigación y el diagnóstico precoz de esta patología, ya que es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales.

Para ello, el Dr. Fran Fernández, responsable de la Unidad de Mama del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos explica hoy en qué consiste esta prueba y todo lo que debes saber antes de hacerte tu primera mamografía.

Una mamografía es una radiografía de la mama que permite detectar lesiones mamarias antes incluso de que éstas den síntomas (bulto palpable, retracción de la piel o del complejo areola-pezón, secreción sanguinolienta por el pezón, bultos en las axilas, etc.).

 

 

¿Cuándo debes hacerte la primera mamografía?

En pacientes sin riesgo, lo recomendable es empezar a los 40 años, pero se debe tener en cuenta también el historial familiar. Si hay antecedentes de cáncer de mama, ovario y/o próstata, esta prueba suele iniciarse a los 35 años.

La mamografía se debe repetir cada año o dos años si los resultados de la prueba anterior son normales. En caso de ser una paciente de riesgo, el médico podrá indicar si es necesario realizar esta prueba cada seis meses o combinarla con otras, como la ecografía o la resonancia magnética.

 

 

Algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de realizarte una mamografía

  • Si tienes una mama muy sensible, para evitar dolor por la compresión que se hace de la mama, se recomienda realizar la mamografía una vez finalizada la menstruación, ya que la mama está menos sensible al tener menos influjo hormonal.
  • Es importante no tener miedo. La mamografía dura entre 15 y 30 minutos, es un proceso rápido que no conlleva ningún riesgo. Por lo tanto, es importante estar relajadas, ya que no implica ninguna complicación y es una prueba rutinaria.
  • No conviene llevar objetos metálicos como pendientes, pulseras, etc., porque es necesario quitárselos para realizar la prueba.
  • También se aconseja llevar ropa cómoda y fácil de quitar, ya que hay que descubrirse el pecho.
  • Solo en el caso de estar embarazada podría haber una contraindicación para realizarse la prueba porque puede conllevar un riesgo para el bebé, aunque siempre tu médico te recomendará si debes hacértela o no.
  • Si la paciente se encuentra en proceso de lactancia materna, conviene no realizar pruebas en la mama pues está anatómicamente muy transformada debido a los cambios que se producen durante la lactancia, solo en casos de alta sospecha de cáncer de mama estaría indicado.
  • En caso de pacientes con implantes mamarios, debemos saber que éstos pueden disminuir la sensibilidad de la prueba. En estas situaciones se puede complementar la mamografía también con ecografía y resonancia.

Según indica la AECC, el medio más importante para el diagnóstico precoz del cáncer de mama es la mamografía, y las posibilidades de curación de estos cánceres que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100%.

Por eso es esencial la realización de la mamografía, complementada con la autoexploración en casa.

Higiene de manos: descubre por qué es tan importante lavarse las manos y cómo debemos hacerlo de una forma correcta

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Dermatología | Fecha: 15-10-2019

0

Cada 15 de octubre se celebra el día mundial de la higiene de manos, una efeméride impulsada por UNICEF en 2008 con el objetivo de extender las buenas prácticas de higiene en todo el planeta, especialmente en aquellos países en vías de desarrollo. Este mismo año fue designado también por la Asamblea de las Naciones Unidas como el año internacional del Saneamiento. Por tanto, la celebración de este día tiene otro objetivo, asegurar el acceso a fuentes de saneamiento y agua potable en todo el mundo.

De manera paralela al Día Mundial del Lavado de Manos designado por UNICEF para el 15 de octubre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 5 de mayo como el Día Mundial de la Higiene de las Manos en el ámbito sanitario.

En 2009 la OMS inició una campaña mundial con el título “Salve vidas: límpiese las manos”. Desde entonces, cada año se repite la campaña y junto a esta organización participan diferentes ministerios de salud, asociaciones para la prevención de las infecciones y organizaciones privadas para la seguridad del paciente.

El hecho de que haya dos fechas que conmemoren la importancia del lavado de manos, es un signo evidente de la necesidad de transmitir a la población este concepto. Por eso en este post queremos profundizar, con la ayuda de Estibaliz Salazar, enfermera y responsable de control y prevención de infecciones en el Hospital Vithas Xanit Internacional, en la importancia de un gesto tan sencillo como lavarse las manos.

Pero, ¿por qué es importante la higiene de manos? Pues porque en nuestra actividad diaria, a menudo estamos en contacto con bacterias, virus y parásitos (alojadas especialmente en heces, fluidos como secreciones nasales, alimentos o agua contaminada) que deben ser eliminadas para que no supongan un riesgo para nuestra salud. Y es que, aunque no lo parezca, la adecuada higiene de manos es igual de importante que algunas vacunas o intervenciones médicas, en cuanto a la prevención de determinadas enfermedades. Una adecuada higiene de manos en los momentos oportunos puede incluso llegar a salvar una vida. Además, si lo hacemos de forma correcta, conseguimos un excelente hábito de higiene y salud, eliminamos las bacterias que pueden causar enfermedades, evitamos pasar las bacterias a otras personas y prevenimos la propagación de enfermedades que pueden llegar a ser graves.

Es importante lavarse las manos de forma continuada, especialmente si tenemos las manos sucias, antes de comer o de cocinar alimentos y después de ir al baño o de limpiar a un bebé. Si no lo hacemos, no sólo podemos contagiarnos de ciertas enfermedades, sino que también podemos transmitirlas a otras personas de nuestro entorno. Además, podemos contaminar todo aquello que toquemos, permaneciendo los gérmenes en estas zonas y contagiándonos a nosotros mismos y a otros con posterioridad.

Patologías como las enfermedades diarreicas o algunas infecciones respiratorias agudas son especialmente susceptibles a su transmisión a través de las manos contaminadas. Lavarse las manos después de ir al baño y antes de preparar alimentos ayuda a reducir en más del 40% los casos de enfermedades diarreicas, y casi en un 25% los casos de infecciones respiratorias.

 

¿Cómo debemos lavarnos las manos de forma correcta?

La adecuada técnica para el lavado de manos es aquella que llega a todas las partes de las manos:

 

*Humedeces las manos con agua corriente

*Aplicar jabón (neutro o antiséptico)

* Frotar ambas manos juntas, insistiendo en espacios interdigitales, uñas y muñecas

* Frotar palma de una mano sobre dorso de la otra entrelazando los dedos y viceversa.

* Frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la otra agarrándose los dedos.

* Abrazar el dedo pulgar con la mano contraria realizando movimientos de rotación y viceversa.

* Frotar la punta de los dedos de una mano sobre la palma de la otra haciendo movimiento de rotación y viceversa, insistiendo en los pulpejos de los dedos y la uñas.

* Aclarar con abundante agua corriente, preferentemente fría

* Secar con toallas de papel.

* Cerrar el grifo con la toalla de papel utilizada para el secado

 

Para maximizar la efectividad del lavado de manos se deben tomar en cuenta algunas recomendaciones, empezando con la duración adecuada. El usar una cantidad adecuada de jabón y abundante agua, secarse con toallas de papel desechables usando ésta para cerrar la llave y evitar la exposición repetida de agua caliente por el riesgo de desarrollar dermatitis (Centers for Disease Control and Prevention, 2002).

Respecto al tiempo que debemos emplear para el lavado de manos, éste va a depender de con qué realicemos la higiene de manos. Por ejemplo, si se realiza con agua y jabón el tiempo adecuado sería 40-60 segundos, mientras que si la realizamos con gel desinfectante o solución hidroalcohólica el tiempo adecuado es aproximadamente 20-30, hasta el completo secado del producto.

 

Uso del jabón en el lavado de manos

Lavarse las manos sólo con agua no es suficiente, es una práctica extendida en todo el mundo, pero es mucho menos efectivo que hacerlo utilizando jabón. Para lavarse las manos de manera adecuada se debe utilizar jabón, que favorece la frotación y la eliminación de los microorganismos.

Es recomendable el uso de jabón líquido, las pastillas de jabón pueden quedar contaminadas de bacterias, escamas de la piel y grasa de las manos. Por tanto, las pastillas se convierten en depósito de microorganismos y podrían llevar a transmitir enfermedades en lugar de reducirlas.

 

Si aún así se opta por usar pastillas de jabón, sería recomendable enjuagarlas previamente unos segundos bajo el agua corriente y con posterioridad colocarla en superficies que favorezcan su secado y eviten zonas húmedas, que podrían favorecer el crecimiento de bacterias.

Utilizar jabón en pastilla no es peligroso, y puede resultar muy eficiente si se hace de manera adecuada, pero el jabón líquido presenta mayores ventajas.

 

Gel desinfectante en el lavado de manos

La higiene de manos con gel desinfectante, también conocido como solución hidroalcohólica por su composición a base de alcohol, es recomendable cuando las manos no tengan suciedad evidente. Éste únicamente puede ser sustitutivo del lavado de manos con agua y jabón en aquellos casos en los que las manos no presenten suciedad visible, como mero modo de desinfección.

No se recomienda su aplicación tras realizar higiene de manos con agua y jabón puesto que podría dañar la piel.

 

Cuidados de la piel durante el lavado de manos

Para cuidar nuestra piel durante el lavado de manos, podemos seguir algunos consejos:

* Debe evitarse el agua muy caliente

* Secar bien las manos

* Usar jabones con Ph adecuado para la piel, que no sean demasiado agresivos

* En caso de usar gel desinfectante, no aplicar demasiada cantidad, con un poco es suficiente, y frotar las manos hasta que todo el producto se haya secado, evitando así    la evaporación del producto en la piel que podría dañarla.

* Evitar el uso de gel desinfectante tras el lavado con agua y jabón

*  Usar crema hidratante en las manos.

Aunque muchas personas optan por el uso de guantes para proteger la piel, debemos ser conscientes de que, aunque el uso de guantes está destinado a proteger la piel tanto del personal como del paciente, su empleo no es sustitutivo de la higiene de manos. Los guantes pueden dañarse, tienen microporos y se puede producir contaminación de las manos durante su retirada. Lo adecuado será usar guantes cuando sea necesario y realizar posteriormente a su uso una adecuada higiene de manos.

Con estos sencillos consejos, el lavado de manos será efectivo y, además, nos ayudará a prevenir y protegernos de patologías. Es muy importante extender estas recomendaciones también a la población infantil ya que, desde UNICEF consideran a los niños como el motor del cambio. Por ello, además de promover actividades y campañas similares a las de la ONG, lo más importante es nuestro ejemplo. Los niños harán aquello que vean, transmitir este mensaje en escuelas y las familias es fundamental.

 

Tratamiento de la enfermedad de las arterias coronarias: cirugías de bypass y angioplastias

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Fecha: 10-10-2019

0

Hoy vamos a hablar en nuestro blog de dos de las intervenciones más comunes en España, la cirugía de bypass y la angioplastia, que sirven para el tratamiento de la enfermedad de las arterias coronarias, el tipo más común de enfermedad cardíaca. Para ello hablamos con el responsable de nuestro Área del Corazón, el Dr. Gómez Doblas. En nuestro hospital tenemos una larga experiencia en la realización de estas intervenciones, con más 500 cirugías de bypass aortocoronario y más de 3.000 angioplastias realizadas.

 

Enfermedad de las arterias coronarias, ¿qué es exactamente?

En las personas que padecen enfermedad de las arterias coronarias se forman depósitos de colesterol y grasas, denominados placas (lesiones), en las arterias coronarias. Este proceso se denomina aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) y es progresivo. Si se sigue depositando material en la placa, las arterias coronarias pueden obstruirse de forma parcial o completa y, por consiguiente, el corazón puede no recibir suficiente oxígeno transportado por la sangre. Si esto sucede, puede llevar a una angina de pecho o, incluso, a un infarto de miocardio.

La buena noticia es que, en la actualidad, esta patología puede tratarse a través de la realización de un bypass aortocoronario o de una angioplastia, dos de las intervenciones quirúrgicas más comunes en España.

 

Bypass aorocoronario y angioplastia

El bypass aortocoronaro desvía el flujo sanguíneo mediante el implante de injertos entre la arteria aorta y la parte distal de las arterias coronarias con el objetivo de salvar las lesiones coronarias.

La angioplastia también restituye el flujo sanguíneo, pero ensanchando la arteria con un catéter que se injerta en las venas coronarias y que lleva un balón y un dispositivo tipo stent que se despliega sobre la lesión que obstruye la arteria, lo que permite restaurar el paso de la sangre a través de la arteria previamente obstruida.

Cada año se realizan en nuestro país unas 5.000 cirugías de bypass aortocoronario y más de

70.000 angioplastias. El progresivo desarrollo de las técnicas percutáneas o no quirúrgicas hace que el número de bypass aortocoronario vaya descendiendo y aumentando el de las

angioplastias.

 

Cuidados a tener en cuenta después de esta cirugía

Los pacientes intervenidos mediante la técnica de bypass coronario, pueden presentar a lo largo de los años posteriores progresión de la enfermedad aterosclerótica en las arterias nativas y aparición de enfermedad vascular en los injertos; para prevenir esta situación, lo más importante después de una cirugía cardiaca de bypass es tener un control estricto de los factores de riesgo cardiovascular (no fumar, cuidar el colesterol, la tensión arterial, la diabetes…).

Respecto a los pacientes a los que se realiza una angioplastia, las recomendaciones a tener en cuenta son: seguir una dieta cardiosaludable basada en la dieta mediterránea, hacer ejercicio, no fumar y llevar a cabo un control estricto de los factores de riesgo. Es también muy importante mantener el uso de fármacos antiagregantes como la aspirina y clopidogrel al menos durante 6 meses o un año.

Depresión, ¿sabemos reconocerla?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: VARIOS | Fecha: 04-10-2019

0

Esta semana se ha celebrado el Día Europeo de la Depresión, una patología que afecta en la actualidad a un alto porcentaje de la población y que muchos especialistas califican incluso como la epidemia del S.XXI. Para entender un poco mejor esta patología, hoy hablamos con Guiomar Travesedo, psicóloga del Hospital Vithas Xanit Internacional.

 

La mayoría de las personas que padece depresión lo desconoce o no sabe diagnosticarla ¿A qué debemos estar atentos?

Además de notar los síntomas típicos de una depresión, como tristeza, apatía, dificultad para sentir placer o alegría por cosas o situaciones que anteriormente disfrutábamos, se experimenta que ese sentimiento de malestar general está interfiriendo de una manera significativa en nuestra vida, tanto a nivel familiar como laboral o sentimental.

 

¿Puede afectar a otros aspectos de nuestra salud?

La depresión afecta a todas las áreas de la vida de una persona, por eso es muy importante tratarla ya que, en su forma más grave, puede acabar incluso en suicidio.

 

¿Y cómo podemos tratar la depresión?

Una depresión leve se puede y se debe (según mi opinión) tratar con psicoterapia. La más avalada por los especialistas es la terapia cognitivo-conductual, que consiste en tratar e intervenir al paciente tanto a nivel mental como a nivel conductual. Si hablamos de una depresión de larga duración en el tiempo o más grave, se recomienda agregar medicación.

 

Los especialistas indican que hay muchas personas que padecen depresión y no lo saben, ¿esto es así?

Puede ser que una persona tenga depresión y no lo sepa o no lo quiera admitir, pero, en la mayoría de los casos y si hablamos de una depresión mayor, los signos de deterioro son significativos como para acudir a un médico y, tras un diagnóstico, identificar la depresión.

 

Se habla ahora mucho sobre la depresión infantil… ¿es cierto que cada vez hay más niños con depresión? ¿a qué se debe?

Efectivamente cada vez hay más casos de niños con depresión, en población infantil mundial la OMS calcula que un 2% de los niños de 6 a 12 años sufre depresión y en caso de los preadolescentes de 12 a 14 años oscila entre el 4 y el 6%.

Los síntomas depresivos en la infancia son similares a los de los adultos con la excepción de que presentan irritabilidad de modo más habitual que tristeza, pero muchas veces es difícil de diagnosticar debido a que se confunden los síntomas con los cambios emocionales habituales del desarrollo.

Las causas pueden ser muy diversas. Una de las que tiene más auge en estos momentos entre los psicólogos es la excesiva carga de actividades y estimulación que reciben los niños desde muy corta edad (colegio, clases extraescolares…) y el tipo de educación que vemos más a menudo en los padres en estos momentos, la sobreprotectora-permisiva.

¿Qué es la Pirámide de la Actividad Física?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Fecha: 26-09-2019

0

La OMS define que “la salud es un estado de bienestar físico, mental y social completo, y no meramente la ausencia de mal o enfermedad”. Por lo tanto, contempla el estado saludable de la persona desde el punto de vista de la calidad de vida y no simplemente desde la perspectiva médica. De ahí que sentirse sano contempla una visión más amplia que abarca desde nuestra actitud mental del día a día hasta la información que disponemos acerca de temas relacionados con la salud que nos afectan o preocupan.

En esta visión global de la salud humana, vivir con mejor calidad es esencial y ello está muy relacionado con la pirámide de la actividad física.

Hoy, el Dr. Cabrera, cardiólogo de nuestro hospital y responsable del Grupo de Trabajo de Cardiología del Deporte en la SAC nos explica en qué consiste esta pirámide y nos ofrece algunos consejos para llevar a cabo un estilo de vida saludable.

Esta pirámide nos muestra gráficamente, y en un primer vistazo, la forma en la que deberíamos combinar los distintos tipos de actividad física para conseguir un estilo de vida activo y saludable.

 

Así es la pirámide de la actividad física

La pirámide de la actividad física tiene cuatro escalones en los que se muestra el peso de la importancia de cada una de nuestras actividades cotidianas. De abajo hacia arriba los describiríamos de la siguiente forma:

  1. El primero, que es la base, hace referencia a la actividad física que hacemos a diario y sin casi darnos cuenta: tareas del hogar, pasear al perro, jugar con los niños, lavar el coche, pasear, andar hasta el trabajo, subir por las escaleras en lugar de por el ascensor…
  2. En el segundo escalón, están las actividades aeróbicas que cumplen con la definición de ejercicio físico con una duración de más de 30 minutos y que se realiza de 3 a 5 días combinando intensidades moderadas con altas: caminar rápido, senderismo natación, bicicleta, running, deportes de raqueta, fútbol…
  3. En el tercer escalón estarían los ejercicios generales de fortalecimiento muscular que se realizan al menos 2 días a la semana y que, idealmente, combinan ejercicios de flexibilidad: yoga, pilates, ejercicios con pesas, bandas elásticas o flexiones.
  4. La punta de la pirámide hace referencia a todo aquello que deberíamos evitar en la medida de lo posible y que constituyen el estilo de vida más sedentario: TV, ordenador, videojuegos, ascensor, conducir para todo, estar 8h de trabajo sentado…

Como podemos observar en esta pirámide, la recomendación de hacer ejercicio es casi diario, pero no se trata de ir al gimnasio a diario. Debemos descansar, realizar ejercicios aeróbicos regularmente y fortalecer la musculatura para que las articulaciones se encuentren en condiciones de darnos mejor calidad de vida.

El descanso es también muy importante. Dormir al menos 7 horas todos los días no sólo afecta muy favorablemente a nuestra salud por muchos motivos, sino que también hará que nos recuperemos y asimilemos mejor nuestras sesiones de ejercicio.

No descansar lo suficiente, tener hábitos no saludables, no cuidar la alimentación, el estrés, estar toda la jornada laboral sentados, etcétera, es lo que debemos evitar, ya que esto afecta negativamente a nuestra salud. Por eso debemos poner actitud para evitarlo. Por ejemplo, siempre podremos organizar en las 7, 8 o 10 horas de jornada laboral, un momento para estirar las piernas, adoptar buenas posturas e incluso realizar algún estiramiento suave.

 

Repercusiones de esta pirámide en nuestro corazón

Si seguimos las recomendaciones de la pirámide de la actividad física y realizamos el deporte en los tiempos recomendados, nuestro corazón se hace más grande, eficiente y menos vulnerable a las enfermedades.

Nuestro corazón es parte de nuestro cuerpo y sufre cuando no es tratado de la forma correcta. Por ejemplo, con el exceso de sal, azúcares o alimentos procesados que favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Además, es muy importante dormir al menos 7 horas todos los días para recuperarnos y empezar el día siguiente con energía.

Desde el Hospital Vithas Xanit Internacional te animamos a seguir estos consejos de la pirámide de la actividad física, ¡verás cómo empiezas a sentirte mejor, lo que repercutirá positivamente en tu salud!

Infecciones virales más frecuentes durante la infancia

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: PEDIATRÍA | Fecha: 20-09-2019

0

La vuelta al cole y la bajada de las temperaturas hace que las infecciones virales se disparen en esta etapa. Hoy, el Dr. Antonio Conejo, responsable del Servicio de Pediatría de Vithas Xanit, hace un repaso por las patologías virales más comunes en niños en la edad escolar y nos explica cómo debemos abordar estas patologías.

 

Fiebre sin foco

La fiebre es un signo común a prácticamente todas las infecciones. En ocasiones, los virus producen, además de la clínica general (pérdida de apetito, etc.), fiebre que no se asocia a ningún otro síntoma y se acompaña de una exploración totalmente normal. A esta situación se la llama fiebre sin foco y es extraordinariamente frecuente en la infancia. Generalmente dura entre 3 y 7 días, quitándose sola posteriormente sin necesidad de ningún tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

El único tratamiento es tratar de controlar los síntomas, en este caso el malestar general, con la medicación habitual (paracetamol o ibuprofeno). La fiebre como tal no necesita tratamiento, ya que es un mecanismo de defensa que hace que los virus se dividan con más dificultad, lo que acelera la recuperación de la infección. Sin embargo, cuando la fiebre causa malestar o decaimiento, sí se recomienda usar la medicación antitérmica habitual para mejorar el confort del paciente. Esto significa que hay que fijarse más en cómo de activo está el niño que en lo que dice el termómetro a la hora de decidir si dar alguna medicación o no. Si tiene fiebre pero el niño está activo, no hay que darle nada.

En general, se recomienda no alternar la mediación antitérmica, sino utilizar la menor cantidad de fármacos posible para controlar los síntomas. Si puntualmente lo necesita, puede utilizarse un segundo fármaco de forma alterna, pero la norma debería ser no hacerlo.

Puede pasar que la medicación consiga bajar un poco la temperatura pero queden algunas décimas. Esto es frecuente y no se asocia en general a mayor gravedad.

 

Nasofaringitis aguda (catarro de vías altas)

Los catarros virales son probablemente las infecciones más frecuentes de todas, sobre todo durante el curso escolar. Los síntomas principales son la tos, los mocos y la fiebre, además de los síntomas generales ya comentados (falta de apetito, etc.). Es muy frecuente que los niños se pasen los 2-3 primeros años de su vida continuamente con mocos, sobre todo durante el invierno.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

Si no hay ninguna complicación al respecto, como otitis, problemas de audición o sinusitis, lo único que se puede hacer es tratar los síntomas. La fiebre se trata igual que se ha comentado en el apartado anterior, con paracetamol o ibuprofeno. Además de tratar la fiebre, podemos intentar limpiar la parte alta de la garganta y la nariz con lavados nasales para que el niño esté más cómodo a la hora de respirar e incorporarlo un poco para dormir para que la mucosidad no caiga directamente sobre la garganta y dispare el reflejo de la tos. Seguro que ha oído esta información en multitud de ocasiones por parte de su pediatra.

 

Bronquiolitis aguda

La bronquiolitis es el primer episodio de dificultad respiratoria en un niño menor de 2 años. Es muy frecuente todos los años durante el invierno y está causada por multitud de virus, aunque el más frecuente es el llamado “virus respiratorio sincitial”, conocido por sus siglas VRS. Afecta principalmente a niños de menos de un año. Empieza exactamente igual que un catarro de vías altas, pero en lugar de ir mejorando poco a poco, el niño va empeorando, con aparición de dificultad para respirar progresiva.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

Al igual que la inmensa mayoría de infecciones virales, la bronquiolitis no tiene tratamiento curativo. Las medidas son similares a las del catarro de vías altas, con lavados nasales y posición incorporada. Como la mucosidad y la dificultad para respirar hacen que sea difícil tomar el pecho o el biberón, también se aconseja dar tomas de menor cantidad más veces al día. En ocasiones, se pueden administrar algunos aerosoles en el hospital para hacer que respire un poco mejor durante un tiempo, aunque eso no hace que el cuadro se cure antes ni evita las posibles complicaciones. En otras ocasiones, los niños pueden necesitar oxígeno, aerosoles repetidos o alimentación a través de una sonda, por lo que necesitan ingresar en el hospital.

La bronquiolitis es una enfermedad que puede ser grave, por lo que si el paciente tiene menos de 6 meses, come menos de la mitad de lo normal, tiene mucha dificultad para respirar o se queda sin respirar durante algunos segundos, es recomendable acudir a urgencias para una valoración pediátrica.

 

Gastroenteritis aguda

Los síntomas más frecuentes son la diarrea, el dolor abdominal, los vómitos y la fiebre, aunque no tienen por qué estar todos presentes a la vez (puede haber sólo vómitos, por ejemplo).

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

Lo más importante en el caso de las gastroenteritis es evitar la deshidratación. Sabemos que un niño está deshidratado cuando se encuentra muy pálido, ojeroso, adormilado, con la boca y los ojos secos.

Cuando el paciente está perdiendo mucho líquido en las heces y/o los vómitos, hay que reponer esa pérdida de agua y sales para que no se produzca un desequilibrio. La forma de elección para hacerlo es por la vía oral, mediante sueros comerciales preparados con la composición necesaria para esta situación. Cuanto más líquido se pierda en las heces y los vómitos, más cantidad de suero habrá que tomar. Siempre se recomienda que se haga de forma continua durante todo el día y en sorbos pequeños para evitar desencadenar el vómito. En el caso en que los vómitos sean muy frecuentes y no se tolere ni siquiera el suero, existen algunas medicinas que pueden parar los vómitos de forma eficaz para poder así reponer las pérdidas de líquidos por la boca.

Cuando la medicación para los vómitos no es eficaz o existe ya una deshidratación importante, puede ser necesario la rehidratación por vía intravenosa, para lo cual se necesita ingresar en el hospital durante unas horas o días. En esos casos más graves, puede ser necesario realizar algunas analíticas para comprobar que no se han perdido sales minerales en exceso o para planificar su reposición en caso de que sí haya un desequilibrio.

Pueden ser útiles los probióticos, que son concentrados de bacterias que forma parte de la flora habitual del intestino y que pueden ayudar a acortar la duración de la diarrea. La mayoría de los sueros comerciales llevan ya probióticos incorporados a su fórmula, lo que facilita mucho su administración.

En cuanto a la alimentación, no hace falta seguir una dieta especialmente blanda. Es mucho más recomendable tomar una dieta suave o normal que le apetezca al niño que forzarlo a comer algo que no quiera. El beneficio de la clásica dieta blanda no está bien establecido, así que no es demasiado importante insistir en ella. La leche, salvo datos de intolerancia a la lactosa que le dirá su pediatra, se puede tomar con normalidad. La lactancia materna, por supuesto, debe mantenerse sin cambios.

 

Manchas en la piel

Las manchas cutáneas, conocidos como “exantemas”, son muy frecuentes en la infancia como consecuencia de multitud de infecciones virales. Aunque son llamativas porque afectan a la piel, la inmensa mayoría de ellas son totalmente banales. Suelen aparecer bruscamente, aunque en general pueden seguir saliendo más manchas a lo largo de algunos días, para luego desaparecer poco a poco en días o semanas. La mayoría de las veces no se acompañan de otros síntomas (picor, dolor, etc.), aunque a veces pueden presentar fiebre. Hay algunos virus que producen cuadros específicos con nombre propio, como la varicela o el boca-mano-pie, pero la mayoría son inespecíficos y no es posible saber el virus causante, lo cual no es necesario ya que se quitan solas sin tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento y qué tengo que hacer en casa?

En general, no hay que hacer nada salvo observar la evolución en casa. Sí puede ser importante identificar un tipo concreto, las “petequias”, que son unas manchas muy pequeñas, violáceas, que no desaparecen al extender la piel o poner un vidrio sobre ellas (se puede probar en casa con un vaso, por ejemplo). Aunque estas petequias se producen por infecciones virales banales en la gran mayoría de los casos, a veces pueden relacionarse con infecciones más graves cuando se acompañan de fiebre, por lo que es recomendable acudir a urgencias para valorar al paciente en estos casos.

RCP, todo lo que debemos saber

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: CARDIOLOGÍA CON CORAZÓN | Fecha: 05-09-2019

0

RCP corresponden a las siglas de reanimación cardiopulmonar. Consisten en una serie de maniobras universales y estandarizadas que se ponen en práctica ante una parada cardiorrespiratoria y se incluyen en lo que se conoce como cadena de supervivencia.

La parada cardiorrespiratoria se define como una pérdida súbita, inesperada y potencialmente reversible, de conocimiento, acompañado de un cese de la respiración y de los signos de vida.

Se estima que se producen unas 65 paradas cardiorrespiratorias por cada 100.000 habitantes al año, lo que se traduce en una parada cada 20 minutos. La principal causa de parada cardiorrespiratoria es de etiología cardiaca, el 75% se producen en el domicilio y un alto porcentaje son presenciadas. Es por esta razón que es fundamental la necesidad de difundir entre la población el conocimiento de algunas maniobras que nos permitirán intervenir ante una parada cardiaca.

Hoy el Dr. Pablo De Rojas, responsable del Servicio de Medicina Intensiva de nuestro hospital, nos ofrece algunas pautas de actuación si presenciamos una parada cardiorrespiratoria.

Ante una sospecha de parada cardiaca lo primero que debemos de hacer es ponernos seguros en un sitio exento de peligro para nosotros (retirar a la víctima de la carretera, sacarlo del agua en caso de ahogamiento, etc.). A continuación, comprobaremos la ausencia de consciencia moviendo enérgicamente a la víctima e incluso provocándole dolor con estímulos enérgicos. Si no responde a estímulos y no se trata de un traumatismo severo, realizaremos la maniobra frente-mentón extendiendo la cabeza y subiendo la mandíbula, de esta manera abriremos la vía aérea. Posteriormente comprobaremos si la víctima respira, acercando nuestro oído a su boca y examinando también si se eleva el pecho, OÍMOS si sale aire y SENTIMOS la exhalación del aire.

Si comprobamos que la víctima no respira determinamos la situación de parada cardiaca y comenzaremos con las maniobras de RCP.

¿Cómo se llevan a cabo las maniobras de RCP?

Para llevar a cabo esta maniobra deberemos desnudar a la víctima y realizar compresiones torácicas, con el talón de la mano en el centro del pecho cruzamos nuestras manos, sobre el esternón y con una fuerza que deprima el tórax de la víctima unos 5 – 6 cms y a un ritmo de 100-120 compresiones por minuto. De esta manera “estrujaremos” el corazón sustituyendo transitoriamente su función de bomba.

Se acompañará de ventilaciones que se realizan a través del boca a boca. Para ello sellamos con nuestros labios los labios del enfermo y pinzamos la nariz, realizando dos insuflaciones y asegurándonos de que se eleva el pecho (solo así son efectivas). Se realizará a un ritmo de 30 compresiones alternadas con 2 insuflaciones.

Está ampliamente demostrado que con la maniobra frente mentón y con las compresiones torácicas realizadas de manera precoz y correcta se pueden salvar muchas vidas.

Como tercer eslabón de la cadena de supervivencia está la desfibrilación precoz. La primera causa de parada cardiaca extrahospitalaria es de etiología cardiaca secundaria a un infarto y es provocada por una arritmia. Esta arritmia responde en un alto porcentaje a una desfibrilación precoz. Es por ello que se preconiza el uso de la desfibrilación tan pronto como sea posible.

En cuanto a paradas cardiacas de origen pediátrico, su causa más frecuente es por obstrucción de vía aérea secundaria a la ingesta de un cuerpo extraño, por eso es fundamental la prevención y el conocimiento de técnicas de desobstrucción de la vía aérea. En cuanto a la realización de las maniobras de resucitación cardiopulmonar para la población general, son similares a las del adulto, teniendo en cuenta que las compresiones torácicas, obviamente, se realizarán con un par de dedos o con el talón de la mano, dependiendo del tamaño del niño.

En la actualidad está ampliamente demostrada la utilidad de estas sencillas maniobras y vigiladas y recomendadas por asociaciones que preconizan y estandarizan su uso, recomendando su conocimiento a la población general y el acceso precoz y universal a desfibriladores.

Hay múltiples opciones de acceder a cursos, donde por medio de maniquíes se aprenden las técnicas básicas que salvan vidas.

En nuestros centros Vithas disponemos de un plan de formación estandarizado que asegura que todos los trabajadores están formados para saber actuar en este tipo de incidentes.

¿Qué debemos hacer si presenciamos una parada cardiorrespiratoria?

Ante una sospecha de parada cardiorrespiratoria es importante conocer la cadena de supervivencia, que se compone de 4 eslabones:

  1. Avisar al teléfono universal de emergencias 112 y seguir sus recomendaciones.
  2. Recuerde la hora, luego se la preguntarán
  3. Iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar
  4. Solicitar, si es posible, un desfibrilador externo automático.
  5. Esperar la llegada de servicios médicos avanzados, sin dejar de hacer compresiones.

 

Vídeo de la Fundación Española del Corazón.

Enfermedades oculares en verano, ¿proteges tus ojos lo suficiente?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: OFTALMOLOGÍA | Fecha: 13-08-2019

0

Crema solar, sombreros y gorros, sombrilla, hidratación… Son medidas que tomamos para proteger la piel del sol, pero, ¿sabías que nuestros ojos también necesitan protección del sol en esta época? En verano nuestros ojos están más expuestos a lesiones, ya que, en estos meses, solemos pasar más tiempo al aire libre. Esto hace que las disfunciones oculares y los problemas de visión aumentan un 25% en comparación con el resto del año. Hoy, el Dr. Cilveti, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos habla de las patologías oculares en verano.

 

¿Qué factores influyen a la hora de desarrollar una lesión ocular?

Ya sea en playa, piscina o montaña, la exposición al sol y al agua, son dos de las causas principales por las que podemos desarrollar patologías oculares.

La excesiva exposición al sol en los meses estivales es sumamente negativa para nuestros ojos, y en especial para los niños. Además del daño superficial en la córnea, los rayos ultravioletas se asocian a la aparición precoz de cataratas, lesiones retinianas como la DMAE y una mayor incidencia de tumores pigmentarios como el melanoma ocular.

También influyen otros factores irritantes como el aire acondicionado, el calor y los ambientes secos. Estos condicionantes provocan que las lágrimas se evaporen, originando sequedad ocular.

En general, a causa de estos factores, las enfermedades oculares más comunes que podemos desarrollar en verano son conjuntivitis, erosiones corneales, queratitis punteadas y síndrome del ojo seco, entre otras.

 

¿Qué serie de medidas podemos tomar para prevenir estas patologías?

Lo primero, y más importante, es usar el sentido común. Debemos proteger al máximo nuestros ojos: no bañarse en aguas sucias, usar gafas de sol y lágrimas artificiales, son solo algunos consejos básicos.

  • Bajo el sol, es necesario el uso de gafas de sol homologadas con filtros UV, y si queremos extremar la precaución, debemos usar también protección para la cabeza, como un gorro o sombrero.
  • En el agua, debemos evitar bañarnos en aguas sucias o contaminadas y tendremos cuidado con el cloro de las piscinas. Podemos usar gafas de bucear para evitar el contacto del agua con nuestro ojo. Por supuesto, no se debe utilizar maquillaje si vamos a bañarnos y no hay que frotarse ni tocarse los ojos. Tampoco se debe usar lentillas si nos bañamos.
  • Si estamos en una estancia con aire acondicionado y notamos sequedad ocular, la mejor solución es el uso de lágrimas artificiales para hidratar los ojos.

 

¿Cuándo debemos acudir a un oftalmólogo?

Las personas que ya sufren de ojo seco, o con enfermedades de la córnea y la conjuntiva, deben tener especial cuidado. También son más vulnerables a sufrir algún tipo de lesión aquellas personas que usan lentillas.

Si notamos síntomas que nos pueda crear algún tipo de alarma como enrojecimiento, secreción o visión borrosa, y estos empeoran o persisten más de 24 horas, debemos consultar a un oftalmólogo.

 

Y recuerda: en verano, protege tus ojos como proteges tu piel.