Psoriasis, qué es y cómo podemos abordarla

Autor: produccion-xan | Categoría: Dermatología | Fecha: 30-11-2016

Etiquetas: , ,

0

Hoy nos metemos de lleno en una enfermedad que, solo en España, afecta a un 2% de la población: la psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad crónica y autoinmune, es decir, la provoca el propio organismo debido a  un mal funcionamiento inmunitario. No es contagiosa y puede aparecer en la piel de todo el cuerpo en forma de placas rojizas elevadas, recubiertas por una capa blanca plateada de células muertas de la piel que, a menudo, son dolorosas o causan picor.psoriasis2

No solo afecta a la piel, sino que también puede afectar a las articulaciones, por lo que puede asociar un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

Su causa es desconocida, aunque se ha demostrado que tiene un importante componente hereditario. El 40% de los pacientes que padece psoriasis tiene un familiar de primer grado con psoriasis o artritis psoriásica, llegando incluso al 90% si hablamos de familiares de segundo grado. No obstante, se han determinado también factores desencadenantes como el estrés, traumatismos, infecciones y algunos medicamentos.

 

psoriasisSegún la época del año, la psoriasis puede empeorar, sobre todo si supone exponerse a ambientes que resecan la piel. Con la llegada del frio, cuando se hace uso de las calefacciones o cuando se habita en lugares con inviernos muy secos, la patología puede complicarse. En cuanto los periodos estivales, puede resultar beneficioso exponer la piel al sol, pero en horas de baja intensidad y no durante más de un cuarto de hora. No obstante, como cualquier otra persona, es totalmente necesaria la fotoprotección responsable en todo momento, porque, además, una quemadura solar en pieles con psoriasis es aún más grave.

 

Las consecuencias de la psoriasis no son sólo físicas. La carga psicológica de esta enfermedad se ha descrito en múltiples estudios, donde se observa que el 75% de los pacientes con psoriasis presentan inseguridad, estrés y sufren angustia por su enfermedad.

 

No obstante, cada caso es diferente, por lo que todos los pacientes con psoriasis requieren una valoración específica y personalizada por parte de un especialista en Dermatología.

 

En La Unidad de Dermatología del Hospital Vithas Xanit Internacional nuestros especialistas, liderados por el Dr. Enrique Herrera Acosta, abordan el tratamiento de esta patología con la tecnología más avanzada, como el último sistema incorporado en Vithas Xanit Limonar que permite ofrecer tratamientos de fotoquimioterapia con Psoralenos+UVA y fototerapia con UVB-Banda estrecha. Porque, aunque en la actualidad la psoriasis no tiene cura existen diversos tratamientos para controlar la enfermedad con índices de éxito muy satisfactorios, en función del tipo de paciente.

 

Dermatólogos de la Unidad de Dermatología del Hospital Vithas Xanit Internacional, te ayudarán y asesorarán a abordar esta enfermedad, obteniendo resultados óptimos.

 

Fuente de la noticia: Clínica Dr. Herrera

 

La importancia de cuidar nuestro aparato digestivo

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Digestivo | Fecha: 23-11-2016

0

dolor-estomago-tripa-vientre-2

Nuestro estómago, intestino, hígado, páncreas…y todo nuestro sistema digestivo, se pueden ver afectados por la actividad frenética del día a día, ansiedad, estrés y malos hábitos en nuestra alimentación. A lo largo de toda nuestra vida debemos estar  atentos a todos los síntomas que puedan aparecer. Hoy, el  Dr. Cueto y la Dra. Jiménez, especialistas en digestivo del Hospital Vithas Xanit Internacional, nos resuelven algunas dudas sobre este tema.

¿Por qué es tan importante vigilar todos los órganos que forman parte de nuestro aparato digestivo?

El aparato digestivo está compuesto por varios órganos bien diferenciados, pero todos participan en nuestra nutrición. Desde la boca al recto, sin olvidar las glándulas anejas (órganos que segregan líquidos digestivos capaces de transformar los alimentos en sustancias más simples para facilitar su digestión), nuestro aparato digestivo está diseñado para tomar los nutrientes de los alimentos y eliminar los deshechos. La alteración de esta función, o síntomas relacionados con ello, pueden ser el primer indicio de una alteración general en el aparato digestivo.

En los últimos años estamos viendo que cada vez aumentan más las enfermedades relacionadas con él, ¿a qué se debe?

Es cierto que las consultas sobre nuestro aparato digestivo y sus alteraciones son muy frecuentes, sobre todo porque el aparato digestivo tiene una gran relación con nuestro entorno y nuestro estilo de vida, y puede verse alterado cuando los modificamos. Además, cada vez somos más conscientes de nuestra situación de salud y consultamos más ante los primeros síntomas.

¿Cuáles son las principales enfermedades del aparato digestivo?

En la patología digestiva podríamos diferenciar 2 grandes grupos de enfermedades: las que tienen una alteración orgánica de base y las que no. En este segundo grupo englobaríamos aquellas enfermedades o síntomas en cuyo origen encontramos una alteración de la función digestiva en sí, tales como síndrome de intestino irritable o dispepsia funcional.

Si separamos el aparato digestivo topográficamente: en el tubo digestivo superior, los síntomas más frecuentes son los síntomas dispépticos (dolor o molestia gastrointestinal localizada en la parte central del abdomen superior) o molestias abdominales relacionadas con la ingesta; mientras que en el tubo digestivo inferior, los síntomas más frecuentes son los relacionados con la alteración en nuestro hábito intestinal.

¿Cuáles son la que revisten una mayor gravedad?

Los trastornos funcionales no suelen tener transcendencia. Estos trastornos nos acompañarán durante nuestra vida, en épocas de forma casi desapercibida, mientras que en otras épocas, en las que nuestros hábitos exijan un sobreesfuerzo a nuestro aparato digestivo, serán más constantes y nos afectarán más. Los trastornos orgánicos sí puede tener una gravedad mayor.

¿A partir de qué edad se es más proclive a padecer una enfermedad relacionada con el aparato digestivo?

Cualquier persona puede quejarse de molestias digestivas o padecer síntomas propios del aparato digestivo. Dicho esto, hay que matizar que las personas jóvenes suelen describir síntomas leves, que sugieren trastornos funcionales. A partir de cierta edad, por ejemplo los 50 años, los síntomas pueden ser más relevantes y precisan un estudio más activo por parte de los médicos.

¿Afectan más estas enfermedades a mujeres u hombres o es indiferente?

Si hablamos de forma genérica, la patología digestiva afecta a ambos géneros por igual. Si concretamos en alguna enfermedad, algunas de las enfermedades del tubo digestivo sí pueden verse con más frecuencia en alguno de los dos géneros.

¿Muchas de estas enfermedades están relacionadas con la alimentación? ¿Qué hábitos saludables hay que seguir?

Una adecuada alimentación, tanto en calidad como en cantidad, es fundamental para cualquier enfermedad, así como para las enfermedades digestivas. Dependiendo de la enfermedad que tratemos, deberemos abstenernos de unos u otros alimentos. Pero en condiciones normales y para prevenir futuros problemas, una dieta variada y equilibrada, como es la dieta mediterránea, ha demostrado grandes beneficios para la salud. Esto debe acompañarse de una vida activa con ejercicio físico adaptado a la condición de cada uno, varias veces por semana, evitando el sedentarismo.

¿Qué consejos darías para cuidar nuestro aparato digestivo?

  • Una buena alimentación que contenga todos los grupos alimentarios (hidratos de carbono, grasas, proteínas) en su correcta proporción.
  • Evitar largos periodos de ayuno.
  • Comer 5 veces al día para evitar ingerir grandes cantidades.
  • Evitar el tabaco y no abusar de las bebidas alcohólicas.

¿Existen síntomas comunes en las enfermedades del aparato digestivo?

Sí, el dolor abdominal, las náuseas y vómitos, la diarrea o el estreñimiento son algunos ejemplos de síntomas que pueden presentarse en enfermedades muy diversas, la mayoría de ellas banales.

¿Cuándo se recomienda ir al médico?

En general, cuando comenzamos con un síntoma que por intensidad o persistencia en el tiempo no es fácilmente explicable debemos consultar con un médico. También ante la presencia de sangre en vómitos o heces o pérdida de peso inexplicable.

¿Cómo afecta la alimentación y los hábitos saludables en edad infantil para que pueda derivar en casos de enfermedad digestiva en edad adulta?

Recientes estudios han demostrado, por ejemplo, que la obesidad infantil predispone no solo a la obesidad en la edad adulta, sino que aumenta la frecuencia de otras enfermedades de muy diversa índole. En la infancia es más importante aún que en la vida adulta una correcta alimentación y una actividad física regular.

¿Qué hábitos entonces hay que seguir en la infancia para minimizar los riesgos?

Es fundamental mantener una dieta variada, rica en frutas y verduras, sin excluir ningún grupo alimentario (carnes, pescados, legumbres, cereales) y descender el consumo de productos ricos en azúcares añadidos como los refrescos, la bollería industrial, etc. Los niños deben realizar ejercicio físico varias veces por semana.

Hay que consultar con su médico cuando comencemos a detectar problemas de sobrepeso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cáncer de mama…¿Y ahora qué?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: GINECOLOGÍA, Oncología | Fecha: 19-10-2016

0

cancer-de-mama

Hoy, con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, desde nuestro Instituto Oncológico Vithas Xanit, el Dr. Carabantes ha querido hacernos un repaso por el protocolo de actuación que debemos seguir desde que el especialista sospecha que la paciente puede tener un tumor maligno hasta que se confirma su diagnóstico y posible tratamiento. Porque no debemos olvidar que la detección precoz es fundamental para un tratamiento eficaz de la patología y que ayudar desde el primer momento a la paciente a resolver todas sus dudas es fundamental para prestarle un servicio sanitario de calidad. Por eso, en el Instituto Oncológico Vithas Xanit, tenemos el objetivo de proporcionar siempre un diagnóstico y tratamiento del cáncer de alta calidad científica y humana. Se trata de un área multidisciplinar donde a un paciente se le diagnostica, es visto por el oncólogo y en una semana puede ser intervenido y tratado. A continuación hacemos un repaso por los pasos más importantes

 

Cuando a una mujer se le detecta una lesión mamaria sospechosa es importante que se le realice a la paciente lo antes posible una biopsia que pueda confirmarnos la naturaleza de la lesión. Si el diagnóstico es cáncer de mama, se iniciará un protocolo de actuaciones dirigidas al tratamiento de la enfermedad y a la paliación del impacto emocional que supone este diagnóstico para la paciente.

 

Actualmente los avances en el conocimiento biológico del cáncer de mama han permitido conocer que no es una enfermedad, sino un conjunto de enfermedades, con diferencias clínicas, terapéuticas y pronósticas, por lo que se hace necesario que el tratamiento sea cada vez más individualizado. Por otra parte, se requiere también una atención multidisciplinar con la participación de patólogos, radiólogos, médicos nucleares, cirujanos, oncólogos médicos y radioterápicos, psicólogos, voluntarios… Resulta imprescindible una buena coordinación entre ellos, y para esto es muy importante el buen funcionamiento de un comité de tumores donde estén representadas todas las especialidades. En nuestro hospital disponemos de este comité que nos ayuda a tomar las respectivas decisiones para ofrecer al paciente siempre la mejor solución adaptada a sus necesidades.

 

Dentro de este equipo cada especialista tiene una importante función, tanto en el diagnóstico final como en el tratamiento a seguir. El patólogo, por ejemplo,  tiene que definir las características histológicas de la enfermedad: tipo de tumor, tamaño y grado histológico, afectación ganglionar, receptores hormonales, etc.

 

Con la información clínica, patológica y radiológica. Se decidirá el tratamiento loco-regional y sistémico que hay que realizar, con el objetivo de conseguir la curación definitiva del tumor.

 

Tratamientos

 

Siempre que sea factible, se preferirá una cirugía conservadora de mama con ganglio centinela ó con vaciamiento axilar, dependiendo de la situación axilar. Hoy en día, en muchos casos, se está evitando el vaciamiento axilar sin comprometer los resultados de supervivencia, pero con la gran ventaja de reducir el riesgo del temido linfedema o hinchazón que se produce en el brazo después de este vaciamiento axilar. Cuando se hace necesaria la mastectomía (por tamaño tumoral o pobre resultado estético con la cirugía conservadora), también es factible, en muchos casos, iniciar el proceso de reconstrucción mamaria en el mismo acto quirúrgico, con la colocación de un expansor que permite la posterior colocación de la prótesis definitiva sobre todo cuando no es necesario administrar radioterapia después de la cirugía.

 

No todas las pacientes con cáncer de mama tras la cirugía precisarán radioterapia o un tratamiento sistémico (quimioterapia, hormonoterapia y terapias biológicas). Esto dependerá siempre de las características patológicas de la enfermedad, su extensión clínica (áreas ganglinares o a distancia) y  las características biológicas basadas en el análisis de expresión de múltiples genes tumorales (plataformas genómicas).

 

La radioterapia consiste en la administración de radiaciones ionizantes dirigidas al volumen blanco seleccionado (mama y áreas ganglionares) para eliminar células tumorales en esas áreas. Se utilizan aceleradores lineales de particulares para administrarla y estaría indicada tras cirugía conservadora o, en algunos casos, tras una mastectomía según el tamaño tumoral y la situación ganglionar.

 

Respecto al tratamiento con terapias sistémicas (QT, HT y terapias biológicas), la quimioterapia se puede administrar después de la cirugía cuando el cáncer es infiltrante, es decir, que ha tenido contacto con el sistema sanguíneo y linfático, dependiendo de las características patológicas, clínicas y biológicas de la enfermedad, para destruir células tumorales diseminadas por vía hematógena o linfática. También se puede administrar antes de la cirugía con el objetivo de reducir la enfermedad para favorecer la resección y permitir la conservación mamaria. Son fármacos que se suelen administrar por vía intravenosa (alguno es oral), en ciclos de 21 días,  y su duración habitual es de  3 a 6 meses.

 

Podría ser necesario otro tratamiento cuando el tumor expresa receptores hormonales, la hormonoterapia, que se realiza durante un periodo de 5 a 10 años. En los casos de tumores HER-2 positivo también hay que recomendar tratamiento con un anticuerpo monoclonal (trastuzumab) durante 1 año, que se puede asociar con quimioterapia y con hormonoterapia. En situación metastásica disponemos de más terapias biológicas conocidas como antiHER2.

 

Es importante informar al paciente durante los tratamientos de todos los efectos secundarios que pueden darse para que este sepa cómo debe afrontar todo el proceso ya que el perfil de los efectos secundarios de los fármacos es diferente, por ejemplo, a los de la quimioterapia.

 

Durante todo el tratamiento y en el futuro recomendamos siempre a los pacientes adquirir hábitos saludables como dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol, una dieta equilibrada rica en verduras y frutas, moderar el consumo de grasas y azúcares, y evitar el sedentarismo. El ejercicio físico es recomendable, incluso durante el tratamiento  con quimioterapia, pero su práctica debe ser racional y ajustada a la situación física de las pacientes.

 

 

 

 

¡Cuidado que llega la gripe!

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: PEDIATRÍA, VARIOS, XANIT SALUD | Fecha: 10-10-2016

0

gripe1

Empezamos el otoño y con él llegan los cambios bruscos de temperatura…..Las gripes y resfriados se apoderan de nosotros, colapsando consultas y urgencias un año más.

Hoy hablamos con el Dr. Francisco Navarro Romero, médico especialista en Medicina Interna.

 

¿Qué síntomas tiene una gripe?

La gripe, provocada por los virus de la influenza, se presenta con síntomas generales que empiezan de forma repentina, como cefalea, febrícula, escalofríos, dolores musculares (siendo más frecuentes en las piernas y en la columna lumbosacra) y malestar general; se suele acompañar de inflamación de vías respiratorias desde el principio (lo que ocasiona tos, dolor de garganta, mucosidad nasal…). En ocasiones el comienzo de la enfermedad es más paulatino, con síntomas más leves pudiendo parecerse al cuadro de un resfriado común.

La fiebre suele ir remitiendo en los primeros dos a tres días; los síntomas generales al cabo de los dos a cinco días; y los síntomas respiratorios suelen prolongarse durante una semana (la tos puede persistir una o dos semanas más).

¿Qué diferencia hay con un simple resfriado? ¿Cómo distinguirla?

Mientras que en la gripe el inicio de los síntomas suele ser súbito y con síntomas generales, en el resfriado común el comienzo de la enfermedad suele ser paulatino y con síntomas respiratorios, siendo más leves los síntomas generales como el malestar y la cefalea, y siendo poco habitual la fiebre.

Por tanto, si usted comienza con síntomas respiratorios consistentes en estornudos, secreción acuosa nasal, congestión nasal, dolor de garganta… sin llegar a presentar una fiebre alta ni síntomas generales desde el principio, probablemente se trate de un resfriado común.

¿Cuándo debemos ir al médico?

Las personas con mayor riesgo de complicaciones deberían consultar con su médico ante la aparición de síntomas de gripe, siendo más proclives las personas mayores de 65 años de edad, niños menores de 5 años de edad (en particular los lactantes), pacientes con enfermedades crónicas (cardiacas, pulmonares, diabetes, hemoglobinopatías, disfunción renal y personas inmunodeprimidas). El embarazo, sobre todo en el segundo y tercer trimestres, también hay una mayor predisposición a complicaciones.

En general, se debe consultar con el médico cuando la fiebre se hace persistente, o ha desaparecido pero en pocos días ha vuelto a aparecer, si aparece tos con expectoración purulenta o dificultad respiratoria, por el riesgo de complicación con neumonía.

También se debe consultar si aparece sintomatología de otra índole (no relacionada con síntomas generales o síntomas respiratorios).

¿Es necesario vacunarse todos los años? ¿Qué personas están obligadas a vacunarse?

Es necesario vacunarse todos los años, puesto que los virus que circulan en cada brote estacional no son idénticos al del año anterior. El proceso evolutivo normal del virus hace que se produzcan una serie de cambios en el mismo conocidas como variaciones antigénicas (se distinguen variaciones antigénicas mayores y menores, estas últimas muy frecuentes y que hacen que de un año a otro la inmunidad adquirida con la vacuna no sea suficiente para el año siguiente). La consecuencia de estas pequeñas variaciones es que la vacuna antigripal debe ser modificada anualmente adaptándola a las cepas que se estima circularán en cada temporada.

Según recomendaciones aprobadas por la Comisión Nacional de Salud Pública, se recomienda vacunar a las siguientes personales:

  1. Personas de edad mayor o igual a 65 años.
  2. Personas menores de 65 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:
  • Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada) o pulmonares, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.
  • Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con:
    • Enfermedades metabólicas, incluida diabetes.
    • Obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥ 40 en adultos, ≥ 35 en adolescentes o ≥ 3 DS en la infancia).
    • Insuficiencia renal.
    • Hemoglobinopatías y anemias.
    • Asplenia.
    • Enfermedad hepática crónica.
    • Enfermedades neuromusculares graves.
    • Inmunosupresión, incluida la originada por la infección de VIH o por fármacos o en los receptores de trasplantes.
    • Implante coclear o en espera del mismo.
    • Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

  • Residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de 6 meses, que padezcan procesos crónicos.
  • Niños/as y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.
  1. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:
  • Trabajadores de los centros sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, pública y privada. Se hará especial énfasis en aquellos profesionales que atienden a pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.
  • Personas que por su ocupación trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.
  • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos.
  • Personas que conviven en el hogar, incluidos niños/as, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial (citados en el punto 2).
  1. Otros grupos en los que se recomienda la vacunación:
  • Personas que trabajan en servicios públicos esenciales, con especial énfasis en los siguientes subgrupos:
    • Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con dependencia nacional, autonómica o local.
    • Bomberos
    • Servicios de Protección civil.
    • Personas que trabajan en los servicios de emergencia sanitarias.
    • Trabajadores de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial.
  • Personas que, por su ocupación, pueden estar en contacto con aves con sospecha o confirmación de infección por virus de gripe aviar altamente patogénico, especialmente:
    • Las personas que están directamente involucradas en las tareas de control y erradicación de los brotes (destrucción de los animales muertos, limpieza y desinfección de las áreas infectadas).
    • Las personas que viven y/o trabajan en granjas de aves donde se han notificado brotes, o se sospecha su existencia.

¿Qué alimentación puedo seguir este invierno para reforzar mis defensas?

Es importante seguir una dieta equilibrada y balanceada, siendo una buena recomendación seguir las pautas de una dieta mediterránea en la que estén presentes las verduras, hortalizas, frutas, legumbres, cereales, huevos, pescados y carnes con las proporciones adecuadas, para asegurar un adecuado aporte de los nutrientes, minerales y vitaminas que nos ayuden a tener activo a nuestro sistema inmunitario. Junto con la alimentación, también es importante realizar ejercicio físico de forma regular, y asegurar un buen descanso nocturno.

¿Qué hay de cierto en que la Vitamina C es buena para combatir la gripe?

La creencia popular es que la vitamina C puede curar el refriado común. Pero la investigación científica al respecto es controvertida, y no arroja datos concluyentes. Existen ensayos que han indicado que la administración regular de vitamina C reduce la duración de los síntomas en el resfriado común, pero este efecto no se repitió en los pocos ensayos terapéuticos realizados hasta el momento. No obstante, debido a que se ha sugerido que puede disminuir la duración e intensidad de los síntomas, y debido a su bajo costo y seguridad, puede que valga la pena que los pacientes con resfriado común prueben individualmente si la vitamina C terapéutica tiene efectos beneficiosos para ellos.

 

CATARATAS ¿CUÁNDO DEBO OPERARME?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: OFTALMOLOGÍA | Fecha: 29-09-2016

0

operacion cataratas

Las cataratas son una de las patologías oculares más frecuentes entre la población, afectando en la actualidad a más del 50% de las personas, especialmente a partir de los 65 años, aumentando la prevalencia con la edad.

Si una persona padece cataratas su visión se vuelve borrosa, empeorándose, además,  su visión nocturna. La sensibilidad a la luz o la necesidad de cambios frecuentes en la graduación de las gafas, así como la apreciación de colores menos vivos y la necesidad de mayor iluminación durante la lectura son otros de los síntomas con los que la persona se verá obligado a convivir, lo que hace que, en muchas ocasiones, la persona llegue a plantearse la posibilidad de someterse a una intervención de cataratas.

Si alguna vez tú también te has planteado someterte a una operación de cataratas, lo primero que debes hacer es informarte al respecto para saber si, en tu caso, es adecuada y eficaz para mejorar tu salud visual.

Hoy, el Dr. Cilveti, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional, responde a algunas de las preguntas más frecuentes sobre la operación de cataratas:

¿Qué síntomas se presentan para determinar que una persona necesite una operación de cataratas?

Visión borrosa, cambios de refracción, sensación de deslumbramiento, movimientos con la luz, mejoría inesperada de la visión próxima, dificultad para la lectura o para la conducción, cambios en la visión del color, etc.

¿Y cuándo es el momento para operarse de esta patología?

Hace años las cataratas se operaban cuando el paciente no veía. En la actualidad, debido a las mejoras tecnológicas con las que contamos, así como lo seguridad y resultados de las mismas, se tiende a intervenir de forma más precoz. Digamos que hoy día se opera cuando el paciente empieza a tener dificultades visuales relacionadas con las cataratas y teniendo en cuenta la actividad, edad, profesión y marcadores visuales.

¿Existe una edad mínima para operarse?

No, de hecho en la actualidad se operan cataratas hasta en niños ya que hay varios tipos de cataratas y cada una tiene su grupo de edad.

¿Qué técnicas a día de hoy existen para operarse de cataratas?

Hoy día la mayoría de las cataratas se operan con facoemulsificación. Esta técnica permite deshacer el cristalino dentro del ojo con una pequeña incisión y con muy poca manipulación. Además, en los últimos 2-3 años disponemos de una nueva técnica en el Hospital Vithas Xanit Internacional: el láser de Femtosegundo.

Se trata de un láser que consigue hacer las incisiones sin la intervención de la mano del cirujano, así como la parte más delicada de la intervención con una precisión que es complicado lograr manualmente. A esta técnica se le denomina cirugía de cataratas asistida por láser de Femtosegundo.

 

¿Por qué es mejor este tipo de láser y qué beneficios tiene?

La asistencia por ordenador de esta técnica  mejora aún más la precisión de la intervención, lo que permite una recuperación más rápida y con una mayor calidad visual.

La máxima seguridad es otra de las garantías del láser de Femtosegundo, ya que elimina posibles errores al poder ser programado de forma personalizada.

Otras ventajas de la cirugía de cataratas con láser de femtosegundo respecto a la técnica manual son las siguientes:

  • La precisión de los incisiones, que generan menos astigmatismo
  • La precisión de la capsulorexis, que se logra perfectamente centrada y del tamaño que el cirujano necesite
  • La fragmentación del núcleo del cristalino en el número de partes deseada
  • En general, reduce la inflamación postoperatoria y la recuperación visual es más rápida. Es ideal para las cataratas en que la intención de la cirugía es refractiva

¿Cuánto dura la operación?

Como media y en casos normales, suele durar unos 20 minutos, con un margen de 20 a 30 según el caso, siempre que no haya complicaciones, que son poco frecuentes. Hay cataratas que, por sus características de dureza pueden necesitar más tiempo. En todo caso esto se advierte al paciente antes de comenzar con la intervención.

Y tras la operación ¿qué curas y tiempo de recuperación son necesarios?

Después de la operación haremos una  revisión el mismo día o al día siguiente, según el caso. Si en esta revisión todo está correcto, se suele hacer otra a los 15 o 30 días.

Respecto las curas, lo único que tendría que hacer el paciente es ir modificando los colirios. Normalmente el paciente ya nota una importante mejoría visual a las 24-48 horas y, en todo caso, la visión ya suele ser muy buena a los 7 días. Si el paciente necesitara gafas éstas no se le prescribirían hasta los 30 días de la intervención.

Para más información sobre el nuevo sistema de cirugía refractiva puede ponerse en contacto con el Servicio de Oftalmología del hospital a través del teléfono 647789653  o escribiendo al siguiente mail: info@vision1-2-3.com

 

 

 

La vuelta al cole: consejos para hacerla mas llevadera

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: PEDIATRÍA, XANIT SALUD | Fecha: 20-09-2016

0

La vuelta a clase tras las vacaciones conlleva un cambio en la rutina diaria, además de ser un momento apropiado para incorporar hábitos saludables en la vida de los niños. Para que sea más fácil para los niños y los padres, conviene tener en cuenta algunos aspectos como son los siguientes:

El sueño

Para empezar, hay que dormir bien. Los niños en edad escolar deben dormir entre 9 y 11 horas diarias. Una correcta higiene del sueño favorece el aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento.

Es bueno acostarse pronto desde unos días antes de la vuelta a clase para que los niños se adapten a los nuevos horarios.

 

Las mochilas

Es conveniente que las mochilas escolares sean ligeras, que tengan dos cintas para los hombros y que no pesen mucho. Se recomienda que no supere del 10 al 15% del peso del niño.

 

Desplazarse al colegio

Para favorecer la actividad deportiva se aconseja hacer caminando ó en bicicleta aquellos recorridos que sean asumibles. Algunos consejos para los diferentes medios de transporte son los siguientes:

En el autobús escolar:

  • Esperar a que el vehículo se detenga antes de acercarse a él desde el borde de la acera.
  • No andar dentro del autobús.
  • Antes de cruzar la calle, comprobar que no viene un coche.
  • Asegurarse siempre de permanecer a la vista del conductor del autobús.

 

En el coche:

  • Todos los pasajeros deben utilizar los dispositivos de seguridad apropiados.

 

En bicicleta:

  • Siempre utilizar un casco para ciclismo, independientemente de lo largo que sea el trayecto.
  • Conocer las reglas de circulación y respetarlas.

 

Caminando:

  • Asegurarse de que el niño va por una ruta segura y de que conoce las normas de seguridad.
  • Antes de que vaya solo a la escuela, hay que saber si el niño tiene una edad apropiada para realizar un trayecto sin ir acompañado por un adulto.

 

Alimentación

El desayuno es la comida más importante del día. Además de mejorar el rendimiento en la escuela, ayuda a mantener un peso adecuado.  El desayuno ideal debe proporcionar al niño entre el 20 y el 35% de la ingesta energética diaria, y debe estar compuesto por leche o derivados lácteos, cereales y fruta fresca o zumo natural para aportar energía, proteínas y vitaminas al niño. Además, los pediatras recuerdan que debe tomarse sin prisas y sin estrés y, siempre que sea posible, en familia. Por eso es recomendable despertar al niño con el tiempo suficiente para poder hacer un desayuno completo y tranquilo.

Por otro lado, aconsejan a los padres tener en cuenta los menús de los comedores escolares a la hora de confeccionar las cenas con el propósito de asegurarse de que tienen una dieta variada y equilibrada y que todos los días consumen fruta o verdura. En este sentido, se recomienda decantarse por las frutas y verduras de temporada, puesto que además de estar más sabrosas, contribuyen a tener un menú diverso y a que los niños aprendan a comer todo tipo de alimentos. Asimismo hace hincapié en la relevancia de reducir el consumo de sal a 3 gramos al día en los menores de 7 años; 4 gramos diarios entre los 7 y 10 años y 5 gramos/día para los adultos.

Prevención: el colegio, lugar de contagio

Puesto que los espacios cerrados, como son las aulas escolares, facilitan el contagio de aquellas enfermedades que se transmiten por contacto o por vías respiratorias (al toser, estornudar, etcétera) como es el caso de infecciones frecuentes como la gastroenteritis, el resfriado o la conjuntivitis, pero también lo puede ser de otras como la tosferina, el sarampión o las meningitis, entre otras, es un buen momento para revisar el calendario vacunal y, si es necesario, ponerlo al día, ya que mediante la vacunación evitamos las enfermedades prevenibles. Para aquellas patologías que no tienen vacuna, se indica la importancia de las medidas higiénicas, como el lavado de manos frecuente, la ventilación adecuada de los espacios cerrados o la limpieza de materiales comunes en el aula.

Por otro lado, se recomienda a los padres de niños con enfermedades crónicas como asma, diabetes, celiaquía… o que padezcan alergias u otros problemas relevantes de salud que, de alguna manera, pudieran verse afectadas, informen a los profesores o la dirección de la situación, así como de las pautas de actuación.

 

Después del colegio

 

Tras la salida de la escuela los niños necesitan supervisión. Un adulto responsable debe estar disponible cuando regresen a casa.

Muchos niños realizan actividades tras la escuela. Es conveniente que las actividades sean apropiadas para cada edad, que no impidan que el niño tenga tiempo de descanso y juego libre, y que no se conviertan en una obligación más del día a día.

Ejercicio: Al menos, una actividad extraescolar deportiva

Puesto que es el momento de planificar los horarios y las actividades extraescolares, es aconsejable que al menos una de ellas, esté relacionada con el deporte, ya que los niños en edad escolar deben hacer como mínimo 1 hora diaria de actividad física moderada-intensa. Entre otras cosas, este hábito previene la aparición de obesidad, mejora el rendimiento escolar y el estado anímico de los niños.

Para la realización de deportes, no debemos olvidar que los niños deben ir convenientemente equipados con la indumentaria y calzados adecuados, así como con los elementos de seguridad correspondientes.

 

Dra. Marta García Ramírez

Servicio de Pediatría. Hospital Vithas Xanit Internacional

El Cáncer Pulmonar ¿qué es y cómo afecta?

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Oncología | Fecha: 15-09-2016

0

respirar

La Dra. Cristina Quero, especialista en cáncer de pulmón nos habla de este tipo de cáncer, uno de los más comunes entre la población Española.

 

¿Qué es el Cáncer de Pulmón?

El cáncer de pulmón es una enfermedad tumoral maligna en la que las células normales se transforman en células tumorales, las cuales pierden sus funciones normales y crecen de forma descontrolada.

 

¿Cuáles son su principales síntomas?

En algunas ocasiones el cáncer de pulmón no produce síntomas, detectándose de forma casual en una radiografía de tórax hecha por otro motivo.

Cuando el tumor crece, comienza a dar síntomas provocados por el propio crecimiento del tumor.

Los síntomas más frecuentes son el cansancio, la tos, la pérdida de peso, la dificultad para respirar (disnea) o la presencia de sangre en el esputo (hemoptisis).

Cuando el tumor se disemina y aparecen las metástasis, pueden aparecer síntomas relacionados con el órgano afectado (hueso, hígado, cerebro, suprarrenal).

 

¿Qué factores influyen en su aparición?

El factor de riesgo más conocido para la aparición del cáncer de pulmón es la exposición al humo del tabaco. La mayoría de los cánceres de pulmón se producen en personas que fuman.

También se sabe que el asbesto es otro factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón. El asbesto se origina en muchos tipos de roca y se usa como aislante. Las fibras del asbesto pueden irritar el pulmón al ser inhaladas por los trabajadores expuestos (construcción naval, minería).

 

Tipos de Cáncer de Pulmón

Existen 2 grandes tipos de cáncer de pulmón: el cáncer de pulmón de células no pequeñas y el de células pequeñas, dependiendo de la célula de origen del tumor.

Reciben su nombre por el tamaño de la célula de la que provienen. Es importante diferenciar ambos tipos ya que el tratamiento es muy diferente en cada uno de ellos.

 

¿Qué pruebas se realizan para detectarlo?

Ante la sospecha de que un paciente tenga un cáncer de pulmón, se realizarán una serie de estudios que nos ayuden a confirmar la sospecha y a conocer la extensión de la enfermedad para así poder aplicar el tratamiento más adecuado.

Habitualmente la primera prueba diagnóstica que se realiza es la radiografía de tórax y posteriormente un TAC que nos ayuda a conocer la localización y extensión de la enfermedad.

Para poder confirmar el diagnóstico y conocer el subtipo de cáncer de pulmón, es imprescindible la realización de una biopsia que generalmente se realiza a través de una broncoscopia. Esta prueba consiste en introducir un tubo por la boca del paciente para poder llegar a los bronquios y tomar una muestra para su análisis. En ocasiones el tumor está lejos del alcance del broncoscopio, por lo que se puede realizar una biopsia introduciendo una aguja entre las costillas y guiándonos con un TAC para poder localizar el sitio de la biopsia.

 

A día de hoy, ¿Qué tratamientos disponemos para la cura de esta enfermedad?

Es importante diferenciar el subtipo de cáncer de pulmón así como la localización y la extensión de la enfermedad. En función de estos parámetros, usaremos las diferentes opciones de tratamiento disponibles:

– Cirugía: Realizada por el cirujano de tórax, consiste en quitar el tumor con márgenes suficientes así como los ganglios locales.

– Radioterapia: Se administran dosis pequeñas y diarias de radiación dirigidas a la zona del tumor con márgenes suficientes.

– Quimioterapia: Se administran medicamentos por vena o bien vía oral dirigidos a destruir el tumor.

 

En el cáncer de pulmón de células no pequeñas, el tratamiento curativo cuando el tumor se presenta en estadios iniciales incluye la cirugía y en los casos con enfermedad local más avanzada usamos tratamientos de quimioterapia y radioterapia. Si la enfermedad se presenta en estadios avanzados con afectación metástasica, se considera incurable y el tratamiento está basado en la quimioterapia que nos ayuda a aumentar supervivencia y mejorar la calidad de vida.

El cáncer de pulmón de células pequeñas es más difícil de controlar y en su tratamiento habitualmente no está contemplada la cirugía. Cuando se presenta con enfermedad más localizada, el tratamiento incluirá quimioterapia y radioterapia y si la enfermedad se presenta con afectación de otros órganos, el tratamiento estará basado en la quimioterapia.

 

¿Cómo lo podemos prevenir?

La principal estrategia que podemos adoptar para prevenir el cáncer de pulmón es evitar los factores de riesgo que lo pueden favorecer como el humo del tabaco.

Los fumadores pueden reducir el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer si dejan de fumar, pero siempre tendrán un riesgo mayor que el de las personas que nunca han fumado.

 

Hábitos saludables para sobrellevar la quimioterapia en verano

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Oncología | Fecha: 08-08-2016

0

Un cáncer implica tener que seguir tratamientos de especial dureza para el paciente. Es el caso de la quimioterapia, un tratamiento muy agresivo para el enfermo y que tiene muchos efectos secundarios. Hoy vamos a repasar con el Dr. Trujillo, oncólogo médico del Instituto Oncológico Vithas Xanit, algunos de los más frecuentes en los meses de verano, como los relacionados con el sol y las reacciones foto-alérgicas y de hipersensibilidad.

Y es que, las personas sometidas a quimioterapia o radioterapia presentan ciertos condicionantes en la piel que les exige extremar las precauciones a la hora de exponerse al sol. Pero esto no significa que no puedan hacerlo: disfrutar de la playa, bañarse, pasear por la orilla del mar… Únicamente deben adoptar ciertas medidas para minimizar el impacto de esta exposición sobre su piel.

Os dejamos algunas recomendaciones que nos ofrecen para estos meses de calor desde Instituto Oncológico Vithas Xanit.

Algunos hábitos saludables muy fáciles de seguir

  • Evitar tomar el sol en las horas centrales del día; la radiación solar es mayor entre las 12 y las 16 horas.

 

  • Mantener un nivel de hidratación de la piel adecuado. No solo es importante estar hidratado por dentro, también hay que estarlo por fuera, utilizando cremas indicadas para cada caso. Igual que existe concienciación sobre la conveniencia de beber dos litros de agua al día, los pacientes oncológicos deben tener presente que los tratamientos a los que están sometidos pueden provocar alteraciones en el tejido epitelial, lo que, unido a los efectos de la radiación solar, aumenta su fragilidad.

 

  • Utilizar cremas solares de protección total y emplearlas correctamente. Los pacientes oncológicos deben usar fotoprotectores a partir del factor 50 y que ofrezcan efecto pantalla frente a los rayos ultravioleta A y B. Además, deben utilizarlos adecuadamente, aplicándolos antes de la exposición al sol y renovándolos con frecuencia, ya que con el paso del tiempo pierden eficacia y, con una única aplicación, se corre el riesgo de dejar zonas de la piel sin cubrir.

 

  • Usar protectores físicos como sombreros, gafas de sol y guantescomo complemento a la protección química. Se recomienda asimismo valorar la necesidad de adquirir trajes de baño realizados con materiales que actúen como pantalla frente a la radiación solar, para una mayor protección en caso de que sea necesaria.

Uso de pelucas

En verano, el calor es la principal molestia para el uso de peluca. En este caso, hay algunos trucos que ayudan a lucirla con comodidad:

  • Por ejemplo, podemos utilizar productos de acabado, como la espuma, y llevar la peluca con un ‘efecto mojado’. Así logramos una imagen más desenfadada y además permite llevarla húmeda durante el día, sin que se encrespe.
  • Hacernos recogidos en pelucas de pelo natural, teniendo en cuenta el volumen.
  • Combinar la peluca con pañuelos y gorros.

El pañuelo, complemento imprescindible

Durante todo el tratamiento, el pañuelo se convierte en un compañero fundamental. Por eso deben de ser cómodos y prácticos, a la vez que cubrir unas necesidades estéticas diferentes a las de un pañuelo convencional, como son las siguientes:

  • Que no tengan costuras, con interiores suaves y que no rocen el cuero cabelludo
  • Tejidos naturales y transpirables que evitan la acumulación del calor, principalmente algodón
  • Que se mantenga en su sitio de forma segura
  • Mayor cobertura y volumen
  • Utilización de colores y estampados que favorezcan a la piel, que aporten luz

Si te surge alguna duda, te invitamos a que la consulte con nosotros en la Unidad de Oncoestética del Hospital Vithas Xanit Internacional. Un equipo de especialistas ofrece al paciente oncológico un servicio gratuito de asesoramiento de imagen personal, con consejos sobre el estilo y la línea de complementos que más favorezcan a cada persona.

También realizamos asesoría a nivel dermatológico y cosmetológico, con el fin de que puedas conocer algunos trucos y consejos para cuidar, aliviar y proteger la piel y el cuero cabelludo, sin olvidar el asesoramiento capilar y nuestro servicio de dietética y nutrición, con los que te ayudaremos a disminuir los efectos secundarios del tratamiento, mejorando tu calidad de vida también durante los meses de verano.

Consejos para cuidar los ojos en verano

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: OFTALMOLOGÍA | Fecha: 21-07-2016

0

¿El calor puede afectar a nuestra vista? Por supuesto, sobre todo el calor intenso, que provoca que la lágrima se evapore con facilidad. Esto hace que aparezcan varias patologías y enfermedades muy comunes que afectan a la visión; por eso no debes olvidar cuidar los ojos en verano.niña-piscina

Patologías de los ojos más frecuentes

En los meses de calor se suelen sufrir algunas afecciones de la vista muy frecuentes como conjuntivitis o irritación.

¿Por qué se produce una conjuntivitis?

En verano suele ser de origen irritativo, especialmente a causa del agua de las piscinas y los productos químicos que llevan para mantenerlas limpias, como puede ser el cloro. Estos productos son irritantes corneo-conjuntivales muy potentes.

Pero además de las conjuntivitis que se producen por irritación, existen otras de origen infeccioso, bacteriano, vírico o alérgico.

Otras afecciones de los ojos

El verano es tiempo de divertirse y relajarse al aire libre, además de aprovechar para practicar deporte. Por eso es muy común que se produzcan pequeños traumatismos, úlceras de córnea etc.

Recomendaciones para cuidar los ojos en verano

El principal consejo que podemos darte desde el servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional es que protejas tu vista con una serie de hábitos saludables que no te supondrán ningún esfuerzo:

Usar gafas para bucear

Imprescindibles sobre todo en las piscinas, al ser agua químicamente tratada, tal como hemos comentado antes.

En el mar también se pueden utilizar si está especialmente sucio, pero en condiciones normales su agua es beneficiosa porque, por su alta concentración de sal, tiene propiedades desinfectantes.

Gafas de sol, imprescindibles

Especialmente en zonas de costa mediterránea. La principal indicación de su uso es proteger de la radiación ultravioleta, por lo que lo más importante es que tengan un filtro muy alto, a ser posible incluso del 100%.

También es conveniente que las gafas tengan cristal polarizado, que  protege de la luz reflejada. En cuanto al color del cristal, tanto el verde como el marrón o el gris protegerán adecuadamente tus ojos.

 

 

Lentillas en el agua sí, pero con precaución

Las lentes de contacto en la piscina o en el mar son muy útiles en general, ya que permiten tener una visión clara mientras se nada. Pero también hay que respetar ciertas reglas en el uso de las lentillas:

  • Usar preferentemente lentes blandas.
  • Utilizar lentillas con protección UV para proteger la córnea de la exposición a la luz ultravioleta.
  • Para evitar la contaminación por bacterias y microorganismos en el agua son mejores las lentes desechables diarias.

¿Debemos tener especial cuidado con un bebé?

Los consejos para cuidar los ojos en verano no solo son para adultos. A los bebés también hay que protegerlos de la radiación solar, especialmente con gafas específicas para esas edades.

De todos modos, durante los primeros meses de su vida, es aconsejable no exponerlos al sol (ni la piel ni los ojos). Los padres tienen  que saber que la mayoría del daño que produce la radiación ultravioleta, tanto en los ojos como en la piel, se recibe antes de los 16 años y se acumula para el resto de la vida.

Y con estas recomendaciones ya puedes disfrutar del verano. ¡Aprovecha tus vacaciones con salud!

Cómo cuidar nuestros oídos en julio y agosto

Autor: Hospital Vithas Xanit Internacional | Categoría: Otorrinolaringología | Fecha: 07-07-2016

0

psicina-oidos

El verano ya llegó, y con él las infecciones típicas de estas fechas. Una de las más comunes es la de los oídos, y para evitarla debemos seguir una serie de recomendaciones muy sencillas:

 

No usar bastoncillos

 

Muchas personas optan por limpiar la cera del oído con los típicos bastoncillos o cualquier otro tipo de algodón o isopo. Pero esto es un error, ya que la cera, aunque puede parecer poco higiénica, realmente es todo lo contrario: es una sustancia natural que se produce en el oído para protegerlo mecánica y químicamente de gérmenes nocivos.

bastoncillos-oido

 

Por eso si limpiamos el conducto auditivo en exceso lo que hacemos es eliminar esa protección. El bastoncillo empuja la cera hacia dentro, provocando que se creen tapones y rompiendo ese mecanismo natural de autolimpieza que tiene el oído.

 

Otro motivo para no usar bastoncillos es que el oído tiene una piel muy fina y delicada, por lo que al utilizarlo podemos producir pequeñas heridas que pueden ser puerta de entrada a infecciones.

 

Entonces, ¿cómo limpiamos nuestros oídos?

 

Los otorrinolaringólogos del Hospital Vithas Xanit Internacional aconsejan, aunque pueda parecer extraño, que cuanto menos se toque el oído mejor. Únicamente deberíamos limpiar la piel de fuera del conducto, y con mucho cuidado.

 

Donde nos bañemos, el agua siempre limpia

 

En verano el calor nos invita a estar permanentemente dentro del agua, especialmente en las piscinas. Otro consejo importante para evitar infecciones de oído sería, dentro de nuestras posibilidades, intentar controlar la limpieza del agua en la que nos bañamos.

 

En las piscinas, tanto el exceso de detergentes químicos (como por ejemplo los cloros) como la carencia de ellos pueden favorecer la aparición de problemas en el conducto auditivo. Si el agua está poco tratada, es más fácil que aparezcan gérmenes nocivos; y si está muy tratada puede ser causa de dermatitis, alergias o problemas en la piel del conducto.

 

En este sentido es importante controlar la depuradora de nuestras piscina y la calidad de sus aguas (especial atención al Ph, cloro, etc…). Y en el caso de piscinas comunitarias, exigir las anotaciones y el control de estos valores.

 

En cuanto al baño de nuestros niños, el mejor consejo es cambiar el agua clorada por la salada: bañarse en el mar antes que en la piscina.

 

Restringir el uso de tapones

 

Las personas que nunca antes han tenido problemas con el oído no deberían, en principio, usar tapones. Como ya hemos explicado, el oído está muy bien diseñado, y en personas sanas y con una correcta higiene de su conducto auditivo normalmente no existe ningún problema para bañarse sin tapones.

Ahora bien, en ciertos pacientes que tienen una predisposición a las infecciones sí puede estar recomendado el uso de tapones,  aunque sería conveniente una revisión por el ORL para valorar la piel y el tímpano y ver si hay algún problema añadido.

 

¿Cuáles son los mejores tapones para el baño?

 

Sin dudas los más cómodos son los tapones que se hacen a medida. Se suelen fabricar con silicona, ya que este material encaja perfectamente en nuestro oído, sellando la entrada de agua a la vez que se amolda sin presionar ni dañar en exceso la piel del conducto.

 

No obstante, en las farmacias hay un sinfín de variedades de tapones homologados para el oído, si bien es importante que se sigan las recomendaciones del fabricante para su uso.

 

Revisión previa con el especialista

 

Y como último consejo, aunque no menos importante, las personas que suelen tener problemas de infecciones de oído deberían  acudir a una revisión con su otorrinolaringólogo a principios de verano para detectar cualquier problema que pudiera afectarles.

 

En el Hospital Vithas Xanit Internacional contamos con un equipo de médicos especialistas en Otorrinolaringología que te atenderán y darán las mejores pautas para proteger tu conducto auditivo en los meses de verano.